Polito Ibáñez - Recuento

Entrada la noche fui a mi lecho,
para sacarme del pecho
el cansancio y la rutina del roce diario,
pero en vano fui buscando el sueño
y fui a dar en ese empeño
al recuento de la vida que hasta hoy
me ha tocado llevar.
Y supe entonces que viví de intentar,
de la indiferencia de los menos mal,
de aferrarme a todo aquello,
que me fue distante como el sol
y supe que arrastré aquel gran dolor,
y que tarde me llegó el amor,
porque siempre daba más que un buen motivo.
Y descubrí que no siempre me dio la luz,
pero amé la virtud, de darse a perdonar,
y allí donde hubo tiempo preferí callar,
pues nunca hay las palabras
para el alma mostrar
y siempre busqué lo puro en el mirar,
donde lo que hay dentro
no se nos puede ocultar,
pero la inocencia
que a veces me acompañó,
supe fue la que me condenó,
a creer en toda gente.
Entrada la noche fui a mi lecho,
para sacarme del pecho,
el cansancio y la rutina del roce diario,
pero entre lo vano de ese empeño
fui a dar con el viejo sueño
de saber lo que en la vida
podré entonces llevar
y dar.

Musica.com - Letras, vídeos, wallpapers, foros, biografías...