MUSICA
Musica.com
 Letras de Canciones
 Vídeos Musicales
 TOP Música
 Fondos de Pantalla
 Juegos de Música
 Chat de Música
Grupo/Cantante
A B C D E F G
H I J K L M N
O P Q R S T U
V W X Y Z 0 .. 9
 
Socios/as
 Login (Entrar)
 Registrarse
 Socios Online
Facebook Twitter GooglePlus Redes_Sociales
Estadísticas
 Letras: 816.776
 Vídeos Musicales: 4.414
 Wallpapers: 34.378
Cambiar Página

MUSICA.COM > J > Jose Larralde > Allí donde alce mi rabia (parte 1)

Buscador de Música
A B C D E F G H I J K L M N
O P Q R S T U V W X Y Z 0 ... 9
 
Más Música
:: ¿Qué grupo/cantante te gusta más?
:: Los mejores vídeos del momento
:: 20 éxitos de la década de los 80
:: ¿Cómo despertar a un niño con música?
JOSE LARRALDE 
Letras de Jose LarraldeVídeos de Jose LarraldeFotos de Jose LarraldeBiografía de Jose LarraldeForo de Jose LarraldeClub de Fans de Jose LarraldeFondos de pantalla de Jose LarraldeRanking de Jose Larralde
LetrasVí­deosFotosBiografí­aForoFansFondosRanking

LETRA 'ALLÍ DONDE ALCE MI RABIA (PARTE 1)'

Enviar_LetraImprimir_Letra
Enviar letra a un amigoImprimir letra

Sigo andando los caminos
que recomienda mi estrella
y se va ahondando la huella
de mi lírico destino
implacable peregrino
de nostálgicas venturas.

Me remonto a las alturas
de las almas desdichadas
y en cada nota pulsada
pulso la misma amargura.

Andador de soledades
donde el paisaje es incierto
donde el que afloja esta muerto,
donde el que se cincha padece
allí, allí tan solo florece
la copla de mi instrumento.

Allí donde alcé mi rabia
pa' demostrar que existía,
allí, donde la porfía
es tan solo subsistir
allí aumenta mi sentir
de lucha y de rebeldía.

En el mismo medanal,
el mismo cerro y llanura,
allí en la misma espesura;
río, cuchilla o salitre,
cada vez se agranda el buitre
mientras se achica el que suda.

Allí donde rompe el alba
su silencio en el hachazo,
allí donde a puro brazo
se socava el mineral
tan solo se bebe sal
en el chifle del fracaso.

Allí donde el que aporrea
la tierra con el arao
allí donde el que a pescao
mantiene la panza floja
allí nace la congoja
del hambre oficializao.

Allí, acá y donde el cielo
se ennegrece a chimenea
allí, acá y donde sea,
donde el hombre es herramienta
se va agrandando la cuenta
que se cobra en la pelea.

Allí, acá y donde sea
donde la tierra es regazo
se van haciendo pedazos
ilusiones y esperanzas
fe, justicia y balanza
vuelcan pal lao del ocaso.

Donde termina la idea
porque la mesa es dolor
donde sucumbe la flor
de juventud descreída
allí comienza mi vida
de testigo trovador.

Donde morir es apenas
un proceso inadvertido
por ley del haber nacido
bicho viviente y mortal
y la gloria es tan cabal
como la ley del olvido.

De allá vengo y allá voy
en cotidiano ambular
sin espejismo al mirar,
sin concesión ni mentira
la vida que miro, mira...
y no es por casualidad.

Cada tronco, cada piedra,
cada yuyo, cada sal
si está bien o si esta mal
eso es cosa del Divino
pero si esta en el camino
el hombre lo ha de aclarar.

Ha de nacer la respuesta
y el porque habrá de nacer
todo ser tendrá que ver
cual es su culpa o derecho
por cada tranco hay un trecho
que queda por recorrer.

En la penumbra del sismo
muere en la filosofía
clara como luz de día
responde su transparencia
y la cencia de la cencia
se pregunta todavía.

¿Cuál es la causa primera
de la primera ironía?
¿cual es la noche sombría
ansiosa en multiplicarse
donde el hombre va a saciarse
en su anhelo de fantasía?.

¿Cuál es el fétido orgasmo
que fecunda la falsía?
¿Cuál la madre que la cría?,
¿Cuál la leche que alimenta?
cuando el hombre se da cuenta
ya es carne de su herejía.

Inorancia de saber
que se inora toda cosa
inorancia vergonzosa
de pensar que no se sabe
en todo cerebro caben
las espinas y las rosas.

La tarde de mi llegada
al pago la realidad
apenas pude templar
las cuerdas de mi guitarra
porque en medio de la farra
no hay tiempo a desperdiciar.

Enseguida adiviné
que ya el turno me tocaba,
tal vez si desafinaba
no hubiera sido advertido
pero si de haber mentido,
hoy ni el silbo me quedaba.

Cante milongas y estilos,
cifras tristes y relatos.
Por cada copla un retrato
de la vivencia paisana
y nunca cante macanas
de esas de pasar el rato.

Sin criticar las razones
del que canta por cantar,
solo me pongo a pensar
que alguna pena lo aqueja
y me acuerdo de la oveja
cuando se dentra a rascar.

No choco por chocador
aunque algún machucón tengo
de cuadrarse me prevengo,
de no vivo descuidao
perro que lo han cascoteao
al amague se hace el rengo.

A veces me han dicho cosas
que estravean al más baqueano
con las cartas en la mano
me han hecho temblar la pera
no es igual juzgar de afuera
cuando se opina, paisano...

De afuera todo es pan dulce
de adentro es galleta dura
donde falla la cordura
vas derecho al matadero
y yo no soy un ternero
para que me triencen la achura.

Tengo sobrada experiencia
que aprendí en los entreveros
no siempre los más mañeros
son los que cortan el lazo
hay mansos que de un viandaso
te llenan de pella el cuero.

Por eso, en esos parajes
llamados la realidad
yo me suelo entreverar
con tantos otros cantores
que sin llegar a dotores
dianostican la verdad.

Yo se que hay enfermedades
que nunca podré curar,
pero trato de esplicar
la variedad del microbio
causante de tanto oprobio
que nadie debe inorar.

Ojala dios lo quisiera
ser un sabio en acertijos,
pa' que el hijo de los hijos
con mi parecer brillante
encuentren en adelante
un futuro más prolijo.

Ojala dios lo quisiera...
pero parece que no,
a gatas si alzo la voz
sin otra sabiduría
que enredar en mi poesía
las miseria y el dolor.

Es razón del que ha sufrido
ser espejo de la vida
de cada dicha perdida,
de cada esperanza nueva
y no esperar a que llueva
pa' mojarse en la llovida.

No se arriendan las dulzuras
ni se venden los dolores
no se empriestan los amores,
no se roban las ternuras,
y aunque te comulgue el cura,
solo Dios te da favores.

¿Cómo se hace para callar
si en la tripa tengo un ñudo?
no ser que me quede mudo,
no ser que me muera de infarto
pero si ayudo en el parto
no será por ser guampudo.

Un medallón de arrogancia
adorna mis libertades
y un medallón de humildades
mi respeto de paisano
por cada mano una mano,
por cada verdad, verdades

En épocas de misterio
pal que de abajo pelea,
en épocas que la tea
de la paz se está apagando,
mi canto se irá quemando
pa' alumbrar al que no vea.

Y aunque mi copla achicharre
su contenido testudo
aunque el palo de mi cruz
se queme con mi existencia
no ha de servir mi conciencia
si no derrama su luz.

Guitarra que en el paisaje
de la vida me acompaña,
desatame las hurañas
cadenas del comodísimo
y prestame el heroísmo
de hacer flamear mis entrañas.

Guitarra que sos el cabo
del facón de mi palabra
que sos la dulce moarra
ensartadora de penas,
dame la hermosa condena
de ser tu esclavo... guitarra.

Guitarra de aquella vez
que conjugué el primer canto,
con inocencia y encanto
que amalgamó soledades,
te llevo en inmensidades
melancólicas de llanto.

Guitarra que asoma triste
como lidio en la capilla,
inmaculada mantilla
sobre el altar de la gloria,
pueblo que alza la victoria
vertical de su semilla.

Guitarra que sos el puño
de un país vivo y latente,
rebelde al indiferente
mercader de la pobreza,
dignidad de la grandeza
por la vida o por la muerte.

Guitarra que en estridente
silencio y meditación,
clavas en tu diapasón
la sabia razón del canto,
deja que sea mi llanto
quien rompa tu corazón.

Nubarrón tras nubarrón
cubre el sol de la esperanza,
con promesas que no alcanzan,
con realida que no llega
con manos que se refriegan
y otras que nunca descansan.

Nubarrón tras nubarrón
que se convierte en pedrada,
sobre la melga sembrada
de sueños y de ilusiones
mientras crecen las pasiones
proletarias y olvidadas

Nubarrón tras nubarrón
llovedoras de cinismo,
reliquias de un feudalismo
ramificadas en leyes
reyes que no quieren reyes
pero que reinan lo mismo.

Catedráticas mortajas
que levantan sus banderas,
en espera de otra espera
que revalide su enjambre
mientras el pueblo con hambre
ni se inora ni se entera.

El avestruz, cuando empolla,
guarda huevos pa' las moscas,
nace el charo y como rosca
se entrevera en el reparto,
se llena hasta quedar harto
con el buche como tosca.

Pero el hombre en cambio nace
con clases y diferencias,
y ya desde la inocencia
dentra a ver con espanto
que unos cuentan con el cuanto
y otros con la indiferencia.

La ley dice que el que llora
en esta vida fugaz,
seguro hallará la paz
en la dulce vida eterna
es igual que tener piernas
y no poder caminar.

Elástica pregonada
que se adapta en el criterio,
a veces te pone serio,
a veces te hace reír
pero nadie habrá de dir
más allá del cementerio.

Toda alma que sufre acá,
acá nomás la termina,
si por sentencia divina
todo ha quedar olvidado
el futuro y el pasado
se abrazan en la letrina.

Ilustración peregrina
de un peregrino pregón,
canta el rico su canción
y canta el pobre su cuita
que la encefálica cita
la supedita un gorrión.

Nostalgia de una canción
que idealiza las virtudes,
en abismas inquietudes
que intercala con zozobra
magnitud de lo que sobra
en faz de vicisitudes.

Gratuita interpelación
el sol de cada mañana
¿Cuál el porque de la vana
coincidencia hacia el ocaso?
si cada día es un brazo
que el astro rey te regala.

¿porque el ególatra inquieto
alimenta su porfía.
en cultivar la agonía
de catastrófica duda
regada con el que suda
coagulado de osadía?

¿porque la esema total
sobre el rostro casi inerte
de la virtud siempre fuerte
de nuestro orgánico suelo
¿porque se le niega el vuelo
a quien nació con tal suerte?.

¿porque preludia la muerte
en desnutrido cordaje
arrancado del obraje
del motor de la semilla?
¿Porque vive en la jaulilla
quien reboza en su plumaje?

Año tras año hacen el siglo,
siglo tras siglo, el milenio
y no siempre calienta el leño
por prodigiosa sustancia,
calienta más la inorancia
producida por los genios.

La inorancia es material
pa' ser esclavos baratos
desparramados o en hatos
son carne pal matadero
sin tabaco, ni yesquero,
ni camisa, ni zapato.

Palenque pa' cualquier sarna
y esquinero pal pechazo
brazo más brazo más brazo,
lomo más lomo más lomo
si no hay pa' comer no como,
si me enfermo no hago caso.

Fuente: musica.com
Letra añadida por Rama23

Jose Larralde

:: Ver todas las letras de Jose Larralde que hay disponibles
:: Enviar letra Allí donde alce mi rabia (parte 1) de Jose Larralde por E-Mail
:: Imprimir la letra Allí donde alce mi rabia (parte 1) de Jose Larralde
:: Añadir letra de canción de Jose Larralde
LETRAS MÁS VISITADAS DE JOSE LARRALDE

:: Jose Larralde - letra de A naide le dije nunca
:: Jose Larralde - letra de Allí donde alce mi rabia (parte 1)
:: Jose Larralde - letra de Herencia pa un hijo gaucho
:: Jose Larralde - letra de Cosas que pasan
:: Jose Larralde - letra de Masticando silencio
:: Jose Larralde - letra de Cuando alguna vez te deje
:: Jose Larralde - letra de Grito del silencio
:: Jose Larralde - letra de Sobran las palabras
:: Jose Larralde - letra de Por adentro de la vida
:: Jose Larralde - letra de Aunque no este
[Ver todas las letras de Jose Larralde ordenadas por visitas]

Links Interesantes
:: CINE.COM - Las mejores películas, cartelera de cine, fotos, juegos de cine..
:: MUSICA.COM - Letras de canciones, vídeos de música, wallpapers, fotos..
:: VIDEOJUEGOS.COM - Videojuegos en flash para que pases un buen ratillo
Aviso
Las letras disponibles en musica.com tienen propósitos meramente educativos. Todo el contenido de musica.com (vídeos, letras, fondos de pantalla, etc) es gratis, excepto las melodías
Musica.com .. Ayuda .. Publicidad .. Política de Privacidad y Cookies .. Versión Móvil