Gustavo Cerati

Biografía de Gustavo Cerati

Gustavo Adrián Cerati (Buenos Aires, 11 de agosto de 1959-ibidem, 4 de septiembre de 2014) fue un músico, cantautor, actor, y productor discográfico argentino que obtuvo reconocimiento internacional por haber sido el líder de la banda de rock Soda Stereo. Es considerado por parte de la prensa especializada, críticos y cantantes como uno de los músicos más influyentes del rock latinoamericano.

Fue fundador de la banda Soda Stereo en 1982 junto a Zeta Bosio y Charly Alberti, que tuvieron una reconocida popularidad en Argentina y otros países de Latinoamérica, donde rompieron diversos récords de ventas en discos y asistencias a conciertos en su momento. Durante un receso grupal, publicó su primera obra individual, Amor amarillo (1993); antes de reintegrarse nuevamente con el trío. En 1999 regresó formalmente como solista con Bocanada, que representó un cambio en su carrera y estilo musical. El disco logró un éxito comercial y aceptación de la crítica al obtener varias nominaciones. Su tercera obra Siempre es hoy (2002), incluyó géneros como la electrónica y el pop rock, sumándose con un contenido «emocional» de él, sin embargo, tuvo una recepción moderada por su extensión de tiempo. Para su cuarto álbum Ahí vamos (2006), reconquistó el público y la crítica tras retomar su estilo rockero, además de conseguir diversos premios y reconocimientos en ventas. Su quinto y último disco Fuerza natural (2009), contiene los temas «Dèja Vú» y «Fuerza Natural» consideradas entre las cien mejores canciones de ese año en Argentina.

Cerati colaboró en agrupaciones como Virus, Caifanes, Babasónicos y Los Brujos, y de músicos destacados, como fueron Pedro Aznar, Fito Páez, Daniel Melero, Leo García y Mercedes Sosa. Participó en los homenajes de Queen en la que creó una versión en español de «Some Day One Day» (titulada «Algún día»), mientras que, en The Police, grabó voz, bajo y guitarra acústica para el álbum homenaje Outlandos D'Americas. También formó parte de varias bandas como Fricción y Plan V la cual produjo varios álbumes de estudio pero con poco reconocimiento comercial.

En 2007, Soda Stereo regresó con una gira llamada Me verás volver, tras diez años de su separación. La gira rompió un par de récords: el reunir un millón de asistentes y realizar seis recitales en el Estadio Antonio Vespucio Liberti de River Plate, superando los cinco de The Rolling Stones. El 15 de mayo de 2010 padeció un accidente cerebrovascular isquémico en el club Moulin Rouge de la urbanización Sabana Grande en Caracas, que lo dejó en estado de coma por más de cuatro años. Falleció el 4 de septiembre de 2014 a causa de un paro respiratorio en la clínica ALCLA de Buenos Aires.

A lo largo de su carrera como solista, vendió más de siete millones de discos y estuvo nominado a numerosos premios, entre ellos Grammy Latino, MTV, Konex y Gardel. El 5 de diciembre de 2013 fue nombrado ciudadano ilustre por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en reconocimiento a su trayectoria. En su edición de septiembre de 2012, la revista Rolling Stone posicionó a Cerati en el séptimo lugar de los cien mejores guitarristas del rock argentino. En 2017, en celebración de los cincuenta años del rock argentino, se situó en el tercer lugar entre las máximas figuras del país.

Índice
  • 1 Primeros años: 1959-1982
  • 2 Soda Stereo: 1982-1997
    • 2.1 Inicio y éxito de Soda Stereo: 1982-1991
    • 2.2 Proyectos paralelos, Amor amarillo y quiebre de Soda: 1992-1997
  • 3 Carrera solista: 1998-2010
    • 3.1 Bocanada y Siempre es hoy: 1998-2005
    • 3.2 Ahí vamos, reunión de Soda Stereo, y Fuerza natural: 2006-2010
  • 4 Accidente cerebrovascular y fallecimiento: 2010-2014
  • 5 Vida personal
    • 5.1 Relaciones y matrimonios
    • 5.2 Relación con Chile
    • 5.3 Fútbol
  • 6 Musicalidad
    • 6.1 Influencias
    • 6.2 Instrumentos tocados
      • 6.2.1 Sampler
    • 6.3 Colaboraciones
  • 7 Legado
  • 8 Premios y reconocimientos
  • 9 Discografía
  • 10 Filmografía
  • 11 Véase también
  • 12 Notas
  • 13 Referencias
  • 14 Bibliografía
  • 15 Enlaces externos

Primeros años: 1959-1982

Gustavo Adrián Cerati Clark nació el 11 de agosto de 1959 en el barrio porteño de Barracas, hijo primogénito de sus padres Juan José Cerati y Lilian Clark. Tenía ascendencia italiana por parte paterna e irlandesa por parte de su madre. ​ Juan José era contador e ingeniero, trabajó por mucho tiempo en la empresa petrolera Exxon (actual Esso). ​ A mediados de los años 1970, como ejecutivo de Esso, hizo viajes por trabajo a Miami; una vez que regresaba, le traía a su hijo de regalo vinilos de rock difíciles de conseguir en Argentina. En uno de esos viajes, le trajo su primera guitarra eléctrica, una Gibson SG de color marrón. ​

Según relataba Clark, se relacionaba mucho con la gente y alegraba las fiestas familiares y del colegio: «Con una guitarrita de madera o un palo de escoba, animaba todos los cumpleaños». ​ Cerati solía dibujar y crear bocetos en sus tiempos libres: «De chico, Gustavo se la pasaba dibujando y le encantaban las historietas», y cuando Juan José volvía de trabajar, siempre le compraba algún cómic de Superman, Tarzán o Flash. “Copiaba los superhéroes estos de las revistas y creaba unas historias maravillosas”» decía Clark, ​ de ahí inventó a Supercerebro, parecido a Superman, y Argos, un hombre alado que sobrevolaba las ciudades de noche, asemejado a Batman. ​ ​ Era habilidoso en los deportes de natación y atletismo, en la que obtuvo un segundo lugar en un certamen de la revista Billiken, tras correr los cien metros en una competición intercolegial. ​

A la edad de doce años, hizo su primera banda en la primaria al practicar con palos de escoba con otros compañeros, quien resaltó sus habilidades ante sus amigos; en ese tiempo, formó las agrupaciones ET, y después, Koala. ​ ​ En su adolescencia prosiguió con la música y formó dos bandas simultáneas, Savage y Vozarrón. La primera la integraba con dos cantantes británicas, y acostumbraban actuar en un cabaret frente al parque Centenario. Asimismo se unió al trío llamado Triciclo con la que hacía versiones e improvisaciones de canciones conocidas en aquel tiempo. ​ ​ Una de las actividades fundamentales que realizó en esos primeros años consistió en dirigir el coro del colegio Instituto San Roque, que, más tarde, debió cumplir con una suspensión por eructar durante una misa; aunque regresó al cargo luego de ganar un premio de canto en el Coliseo y donarlo a la institución. ​ En la parroquia, Cerati hizo sus primeras canciones, una de ellas se llamaba «Desértico» que era una canción religiosa y que tocaba en misa. También compuso una canción navideña con base de rock progresivo, que postuló para un concurso musical —con León Gieco y Carlos Cutaia en los jurados— y obtuvo el segundo lugar, fue emitido dos días después en Canal 9. ​ ​ Después de realizar el servicio militar, se inscribió para estudiar la carrera de publicidad en la Universidad del Salvador de Buenos Aires, en 1979. ​

Soda Stereo: 1982-1997

Inicio y éxito de Soda Stereo: 1982-1991

En 1982, tocó junto a Zeta Bosio en la banda The Morgan, en Punta del Este (Uruguay), en el lugar comenzaron a estrechar lazos de amistad más fuertes ya que se conocían antes como compañeros en publicidad. ​ ​ Un día, Cerati le propuso a Bosio armar una banda con temas propios que no fuesen cantados en inglés sino en castellano: el primero asumió el rol de cantante y guitarrista mientras el segundo se hizo cargo del bajo y los coros; solo les faltaba un baterista. ​ ​ Más tarde, gracias a la intervención de Laura, hermana de Cerati, que le habló del baterista Charly Alberti, se completó la banda. ​ En 1983, ya como Soda Stereo, fueron invitados a salir en el programa de televisión Música total de Canal 9; Cerati en ese momento trabajaba como visitador médico en el Laboratorio Boehringer (Buenos Aires), y el programa justo coincidía con su horario laboral, entonces pidió el día libre por enfermedad para poder asistir. Tras aparecer en televisión, sería visto por sus jefes, lo que significó primero, en su despido, y segundo, en tomar la decisión de dedicarse tiempo completo a la banda. ​

En 1984 salió el debut discográfico, Soda Stereo, que se caracterizó por ser un disco «liviano y divertido», Cerati hacía muestra de su humor ácido mediante críticas con letras ambiguas para no confundir la ironía con la queja y el enojo. Este sería el único trabajo que empleó este humor. ​ Antes de grabar la segunda producción de la banda, Cerati quería experimentar otras cosas; llamó a Richard Coleman y de esta unión, complementada con Christian Basso y Fernando Samalea, surgió Fricción que «fue un grupo alternativo de Gustavo», en palabras de Coleman. ​ Aunque Cerati no pudo continuar dentro de la banda, siguió en calidad de colaborador. ​ A partir de Nada personal, con letras un poco más profundas e introspectivas, la figura de Cerati como compositor era más visible, manifestándose completamente en Signos, que compuso en su departamento en solitario y lo llevó casi listo a la sala de ensayo, con todas las letras escritas en una sola noche. ​ ​ Juan Manuel Strassburger en La Nación se preguntaba si «¿Nada personal [es] como un borrador donde Cerati por primera vez se vio como un autor que recién emergía con todo su brillo en Signos?». ​ De acuerdo al autor Diego Giordano, Signos significó un salto evolutivo más notorio como compositor: «Hasta Nada personal, Cerati trabajaba sobre un esquema cancionístico tradicional. Las canciones de Signos, en cambio, presentan una concepción dinámica más elaborada desde el punto de vista formal». ​ Asimismo, Giordano señaló que: «Las canciones de este disco son las primeras fotos del proceso de maduración de Cerati como compositor. La síntesis de heroísmo y melancolía que caracteriza los más grandes éxitos de Soda, “En la ciudad de la furia” y “De música ligera”, aparece por primera vez en Signos». ​ El escritor Eduardo Berti dijo que esta es la primera obra que puede considerarse como una «autobiografía de Cerati» a través de sus canciones. ​ Además, incluye algunos de los mejores riffs del guitarrista, de acuerdo al crítico Óscar Jalil de Rolling Stone: «El rito», «Final Caja Negra» y «En camino». ​ Por otro lado, en Signos se suscitaron las primeras disputas entre Cerati y los otros integrantes, a causa de los derechos autorales de las canciones. Bosio y Alberti le decían que eran una banda y que ellos también debían firmar los temas, a lo que el cantante les respondía que esas canciones las hacía él. ​ ​ Años más tarde, Cerati reveló a la revista Rolling Stone: «Zeta decía que el grupo debía firmar todas las canciones. Eso me parecía válido, siempre y cuando el esfuerzo fuera compartido, pero cuando soy yo el que está haciendo prácticamente todo, no me parece justo». ​

Signos se convirtió en el primer álbum de la banda en recibir una recepción positiva de la crítica, que hasta ese momento los trataba de «frívolos», de hacer «música divertida y no seria». ​ Nada personal había alcanzado su mejor momento al año siguiente de su publicación, al presentarlo oficialmente en el Estadio Obras Sanitarias en abril de 1986, en seis conciertos con un total de asistencia de 20 000 personas apróximadamente. Con Signos llegarían a ocupar un lugar destacado, de acuerdo a Infobae: «ser la banda de rock más importante de la región». ​ En febrero de 1987, se presentaron con gran éxito en el XXVIII Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, que consolidó la denominada «sodamanía» —un equivalente a la beatlemania— con una multitud de fanáticas que los recibieron a gritos, siguiéndolos por todas partes, desde la llegada al aeropuerto, incluso, introduciéndose al hotel que los hospedaba; convirtiéndose en una de las bandas más importantes del rock en español. Desde entonces, mantuvieron un ascenso exitoso a nivel internacional. ​ Entre 1988 y 1989, tras las publicaciones de Doble vida y el EP Languis que trajo consigo una extenuante gira de dos años, Cerati se había convertido en una «especie de Julio Iglesias latino», en palabras de Giordano, y para salirse de eso se refugió en las bandas que escuchaba en su adolescencia como Pescado Rabioso, Vox Dei y Color Humano, dando como resultado guitarras ruidosas «pre-grunge» en el álbum con el que Soda Stereo dio la bienvenida a la década de 1990: Canción animal, que consolidó su éxito ante el público y la prensa; catalogado como el mejor álbum de la banda, y de los más emblemáticos del rock en español. De acuerdo a la revista Rolling Stone: «[es] el primer registro en que Gustavo Cerati empieza a mirarse como un heredero del rock argentino de los años 70». ​ ​ ​ En ese momento de mayor popularidad, comenzaron a cuestionar su futuro, luego de batir varios récords como llenar el Teatro Gran Rex, el Estadio Vélez y reunir 250 000 personas en la Avenida 9 de Julio. «Una posibilidad sería dedicarnos una y otra vez a superar nuestras propias marcas, como si fuese un deporte. ¿Pero hasta qué punto se puede hacer eso sin matar la música que amamos?», decía Cerati. ​

Proyectos paralelos, Amor amarillo y quiebre de Soda: 1992-1997

A fines de enero de 1992, cerraron la gira Animal en el Estadio José María Minella de Mar del Plata. En ese concierto mostraron una clase de despedida, según el periodista Marcelo Fernández Bitar, Cerati declaró: «Este es el último show por un largo tiempo». Después de esto, la banda entró a un receso y sus miembros se embarcaron en proyectos personales mientras los fanáticos se preocuparon ante una posible disolución. ​ «Nosotros tomamos la decisión de distanciarnos un poco, de hacer otras cosas, de abrir un poco nuestra cabeza, de viajar y juntarnos cuando tenga que ser», explicaba el músico. ​ En marzo, Cerati a dúo con Daniel Melero lanzó el disco Colores santos, ​ que contó con la colaboración de Flavio Etcheto y Carola Bony. ​ La obra no tuvo buena acogida por parte de la crítica y no fue valorada del todo. ​ Entre las piezas que constituyeron el material está «Vuelta por el Universo», en la que Cerati describió como «la principal contenedora de elementos conceptuales de amor, flotación y luz que se fueron desarrollando a través de diferentes canciones del álbum». ​ ​ El disco nunca fue presentado en vivo ya que era parte de un acuerdo, según Melero. ​ No obstante, después Cerati incluiría varios temas de Colores santos en sus conciertos como solista, ​ con Soda Stereo cantó «Vuelta por el Universo» en una de las últimas giras de la banda. ​

Ya reagrupado con Soda para la gira de España, dedicaron la mayor parte de su tiempo en los ensayos de esos conciertos para crear el nuevo material de su próximo álbum, Dynamo. ​ Lanzado en octubre de 1992, mostraron un cambio profundo de sonido con respecto a los álbumes previos, con un estilo shoegaze que aprovechaba la voz de Cerati de manera más «potente y definida»; en las sesiones, el ambiente de la banda era complicado por dos razones: el cambio de compañía discográfica y la relación conflictiva de sus integrantes. ​ ​ En la gira Dynamo, Cerati se sintió prisionero artística y laboralmente, disfrutaba más estar con su novia, la chilena Cecilia Amenábar, que continuar la vorágine de las giras. En marzo de 1993, a mitad del trayecto, le comunicó a Daniel Kon, representante de Soda, y al resto de la banda que se bajaba, lo que llevó a la cancelación de fechas pactadas en Estados Unidos y España. Tras regresar a Argentina, el grupo se tomó algunos días de descanso que, luego se extendieron hasta convertirse en un receso que estuvo a punto de desintegrarlo. ​ ​ ​

Cerati pasó una temporada en Santiago de Chile con Amenábar en un departamento de Providencia, allí instaló una sala de ensayo para componer la mayor parte de lo que sería su primer disco como solista; la otra parte la grabó en los estudios Ámbar (Chile) y Supersónico (Argentina) —propiedad de Soda Stereo— con sus compañeros de banda: Zeta Bosio y Tweety González como coproductor y consultor de audio, respectivamente. Excepto por las contribuciones de los dos y de Amenábar en algunos temas, Cerati compuso todas las canciones y tocó todos los instrumentos. Al poco tiempo se enteraron que Amenábar estaba embarazada, por lo que decidió aumentar su estadía en Chile casándose con la modelo. El 1 de noviembre salió Amor amarillo, que reflejó el buen momento de esa relación, notándose en temas como el homónimo, «A merced» y «Te llevo para que me lleves». Su hijo Benito nació 25 días después. ​ ​ ​ Además, incluyó una versión de «Bajan» proveniente del álbum Artaud de Pescado Rabioso, algo inusual en el músico. Por otro lado, a Luis Alberto Spinetta no le agradaba las interpretaciones de otros artistas a sus canciones, pero esta le gustó mucho. ​ ​ En 1994, en la radio FM 100 ubicada en Buenos Aires, acompañado de Bosio en bajo y Etcheto en guitarra, Cerati hizo la única actuación oficial en vivo para promocionar Amor amarillo, observado por 100 personas adentro de los estudios y otras 700 a través de dos pantallas dispuestas en la calle. ​ Dos días antes de la publicación del álbum, había declarado para el diario El Mercurio: «Yo llamaría a [Amor amarillo] como un proyecto en solitario más que como el primero de mi carrera como solista, ya que no he pensado dejar Soda». ​

Ese mismo año en 1994, uno de los hijos de Bosio, Tobías, falleció en un accidente de tránsito; paralelamente Soda Stereo se había reencontrado, y tiempo después se juntaron para componer el nuevo material de la banda. ​ En junio de 1995, salió Sueño Stereo, el último álbum de estudio de Soda, aunque se destacó por tener un estilo ecléctico, tuvo una fuerte presencia de música electrónica, dado el gran interés en el género de Cerati y Bosio. ​ A fines de año, Amenábar quedó por segunda vez embarazada y Cerati decidió volver a instalarse en Santiago. En 1996, dos meses después de que la banda grabara su especial de MTV Unplugged —editado bajo el título Comfort y música para volar—, Cerati grabó con los chilenos Andrés Bucci, Guillermo Ugarte y Christian Powditch, su primer proyecto electrónico, bajo el nombre de Plan V. Su hija Lisa nació en mayo, y unas semanas después, publicó el primer álbum de esta agrupación: Plan V, también conocido como Habitat individual. De acuerdo a Powditch, el disco tuvo mucho éxito sobre todo en Buenos Aires, «la gente no podía creer que veía a Gustavo sin una guitarra y sin cantar». ​ ​ En la gira Comfort y música para volar, el conflicto entre Cerati y sus compañeros ya era insostenible, hacia el final de la gira, les insistió que debían evaluar la continuidad del grupo. En marzo de 1997, Bosio se enteró en los periódicos que Soda se separaba; intentó persuadir a Cerati que desistiera, pero pronto se dio cuenta de que no era posible convencerlo. ​ El bajista destacó la similitud con la separación de The Beatles: «Era algo que estábamos discutiendo y de repente aparece en la prensa. Fue un comunicado de él». ​

El 1 de mayo, Soda Stereo anunció oficialmente su separación mediante un comunicado de prensa, noticia que se volvió tendencia en su momento. ​ En tanto Cerati, publicó «La carta del adiós» en el suplemento del diario Clarín. ​ Aceptó hacer una última gira como despedida, después de negarse a la idea en primera instancia. En una entrevista posterior al diario Página/12 ese año, comentó: «yo estaba en contra [de hacer una gira], ya que nunca había pensado en una despedida de Soda [...] pero me puse a revisar en otros grupos y volvía a Soda, y me di cuenta de que podía ser un momento musical muy importante, de tocar las canciones por última vez. [...] “termina una época”». ​ El último concierto se realizó en Buenos Aires el 20 de septiembre en el Estadio Antonio Vespucio Liberti, ante más de 70 000 personas. Cuando estaban a punto culminar con la interpretación de «De música ligera», Cerati recitó el discurso final con la frase «gracias totales» como cierre, que se hizo célebre entre la gente y los medios de comunicación. ​ Andrea Álvarez, quien era parte de los músicos invitados en el último concierto, confesó que en ese momento sintió el «gracias totales» como algo «tonto». ​ Al respecto, el propio músico comentó: «Yo he dicho muchas boludeces que no tenían ningún sentido, y que sin embargo han servido después como títulos, epígrafes [...]. Lo de “gracias totales” surgió como una forma de decir “Esto es lo más grande”, porque Soda Stereo había tenido un final feliz pese a que era un divorcio». ​ En 1998, en un reportaje para la revista D'Mode y, nuevamente para el suplemento , reflexionó acerca de la separación de la banda:

.mw-parser-output .flexquote{display:flex;flex-direction:column;background-color:#F9F9F9;border-left:3px solid #c8ccd1;font-size:90%;margin:1em 4em;padding:.4em .8em}.mw-parser-output .flexquote>.flex{display:flex;flex-direction:row}.mw-parser-output .flexquote>.flex>.quote{width:100%}.mw-parser-output .flexquote>.flex>.separator{border-left:1px solid #c8ccd1;border-top:1px solid #c8ccd1;margin:.4em .8em}.mw-parser-output .flexquote>.cite{text-align:right}@media all and (max-width:600px){.mw-parser-output .flexquote>.flex{flex-direction:column}}
Terminar con el grupo fue mi decisión. Sentí un gran alivio cuando dejé de tocar en River. El cierre fue lo máximo que podíamos dar. Si hacíamos otra cosa, ya empezaría a comprometerse el resultado y la relación entre nosotros y afuera. Sobre todo el resultado artístico, porque está muy viciado y no se podía dar más. Para mí, se estiró más de la cuenta tras haber tomado en mayo la decisión de separarnos, y hacer conciertos [entre fines de agosto y] septiembre fue poco tortuoso, pero lo tomé con tranquilidad para no volverme loco. En definitiva, hasta tal vez nos hizo bien porque podría haber sido abrupto, y así hubo tiempo para reflexionar. ​

Carrera solista: 1998-2010

Bocanada y Siempre es hoy: 1998-2005

En 1998, lanzó su segundo álbum con Plan V, Plan Black V Dog, hecho en colaboración con el grupo inglés The Black Dog. A diferencia de su antecesor, publicado bajo un sello independiente, este disco contó con el apoyo de BMG. Sobre el destino del conjunto chileno-argentino, dijo: «No sé si existirá un tercer disco. Nos juntamos cuando podemos, porque uno vive en Alemania, otros dos en Chile y yo vivo acá [en Argentina]». ​ En octubre, apareció como músico invitado en el concierto de Los 7 Delfines en el Teatro Regio, registrado en un álbum en directo de la banda. ​ El 20 de noviembre, debutó en vivo como solista en el Festival Inrockuptibles en el Centro Cultural Recoleta. En la primera parte, apareció solo en escena, pero luego se sumaron Flavio Etcheto y Leo García como apoyo en samplers; la segunda sección tuvo la aparición final de Plan V, ante un público confundido que empezaba a entender esta propuesta. En la última parte de su espectáculo, presentó su nuevo proyecto electrónico, conformado con Etcheto: Ocio, que lanzó en 1999, el álbum Medida universal, bajo la etiqueta Ambar —subsello de BMG creado por Cerati—. Este disco afianzó la dupla para la grabación del próximo trabajo en solitario de Cerati. ​ ​ ​ ​ ​

Su presentación definitiva en solitario despertó un gran interés en la prensa argentina, inédito en el rock local hasta ese momento. ​ El 28 de junio, lanzó Bocanada —su primer disco «sin el amparo» de Soda Stereo, en sus palabras—, ​ grabado en su estudio hogareño Casa Submarina y en Abbey Road con The London Session Orchestra. ​ Bocanada mostró un cambio en su carrera, debido a los estilos musicales presentados, ​ el uso de la guitarra no tomó un papel relevante, aunque continuó utilizándolo en sus obras siguientes. ​ Para el diario en línea El Mostrador, supuso un presagio de lo que vendría después del rock latino: «Más de una vibración digital y electrónica, y menos del rocanrol tradicional cargado de guitarras». ​ El crítico Iván Adaime de Allmusic le otorgó una calificación de 4.5 estrellas de 5 posibles. ​ Al principio hubo una resistencia a Bocanada al aducir que la música de Soda era diferente; ​ ​ ​ contrario a eso, Cerati mencionó un día antes de su lanzamiento en una entrevista a Página/12, que algunas canciones estaban relacionadas con otras hechas con la banda como «Perdonar es divino» que tenía un vínculo con «Signos» y «Raíz» con «Cuando pase el temblor», esta última pensaba llamarla «El temblor 2». ​ Con el tiempo, esa renuencia se disminuyó hasta considerarse un clásico del rock argentino y latino; ​ ​ el veterano crítico de rock David Cortés Arce mencionó: «Bocanada es un álbum fundamental en la historia del rock iberoamericano, y en general, de todos los países hispanoparlantes». ​ En los premios Gardel de 2000 obtuvo el de mejor artista rock y mejor diseño de portada. ​ La canción «Puente» se convirtió en su primer éxito como solista, al ser nominada en varios premios, entre ellos a un Grammy Latino como mejor canción de rock. ​

La gira Bocanada inició el 25 de septiembre de 1999 en México y se extendió catorce meses, para octubre estuvo en Chile y Argentina con seis presentaciones en el Teatro Gran Rex, donde había muchos fanáticos de Soda Stereo; en el primer concierto le pidieron temas de la banda, pero el músico les respondió: «No, eso ya fue». ​ ​ ​ ​ En junio de 2000, Cerati fusionó su gira con Café Tacvba, llamándose Bocanada al revés y que era la unión del título de su disco con el que se encontraba promocionando la banda mexicana: Revés/Yo soy. Con esta gira hicieron actuaciones en México y dos conciertos en el Estadio Obras Sanitarias de Argentina, quienes compartieron el escenario para interpretar «Juego de seducción». ​ ​ ​ ​ En 2000, por otro lado, Ocio editó el EP Insular, que llevó al dúo ser partícipes del festival de música electrónica Sónar (Barcelona). ​

En noviembre de 2001 Cerati presentó sus dos lanzamientos, primero +Bien, banda sonora de la película homónima, compuesta por él en colaboración con Leandro Fresco, y nominada como mejor álbum instrumental pop para los Grammy Latinos; además, fue el actor protagonista en el mismo largometraje, que supuso una breve incursión en el cine. ​ Sucesivamente, sacó en vivo 11 episodios sinfónicos, que se llevó a cabo en agosto en el Teatro Avenida, acompañado por una orquesta sinfónica de 40 instrumentistas conducida por Alejandro Terán, interpretó temas de todas sus etapas en clave de violines, clarinetes, arpas y oboes. ​ ​ ​ Cerati se mantuvo reservado ante la prensa sobre el tema, solo declaró antes de que saliera el disco: «Está mi nombre y está mi trabajo ahí. Posiblemente esto no lo hubiera hecho si no era porque me lo proponían. Pero me gustó la idea». ​ Ante la crítica de algunos fanes de Soda que no les agradaban esas interpretaciones a los éxitos de la banda, respondió que no estaban compitiendo con las versiones originales, solo eran nuevas lecturas. ​ Por otro lado, apareció ese mismo año como rostro publicitario en un comercial de Cerveza Quilmes, al que compuso un tema para la campaña «Salí para ver». ​ El 22 de abril de 2002 se presentó en la sala principal del Teatro Colón de Buenos Aires, esta vez junto a la Orquesta Sinfónica Nacional y bajo la dirección de Pedro Ignacio Calderón. ​

El 26 de noviembre lanzó Siempre es hoy, producido por el ingeniero de audio Sacha Truijeque y Toy Hernández productor de Control Machete. Contó con las participaciones de Charly García, Domingo Cura, Camilo Castaldi «Tea-Time», y su nueva pareja, Deborah de Corral. Además del rock, se incluyó la influencia de géneros como la electrónica y el pop rock. ​ ​ Su producción representaba una doble faceta en lo «emocional», según propias palabras del cantante: «El disco tiene momentos de felicidad y de enojo. Siento que es celebratorio. Sobre todo de la vida en sí, de los diferentes matices de la vida. Esa es mi sensación general». En un principio, contenía mayor material pero terminó editado en un único álbum por la situación económica que atravesaba el país en aquel entonces. También involucró un aspecto reflexivo entre la crisis suscitada y su vida personal. ​ Si bien, los sencillos que se extrajeron: «Cosas imposibles», «Karaoke» y «Artefacto», tuvieron una notable difusión, y el disco se posicionó entre los cincos más vendidos de Argentina en diciembre de 2002, no tuvo buena aceptación en la crítica por su extensión —70 minutos y 56 segundos de duración— y la dispersión en los sonidos electrónicos. ​ ​ En contraposición, Siempre es hoy consiguió la única nominación de Cerati en los Premios Grammy, en la categoría mejor álbum de rock latino/alternativo. ​

El noviembre de 2003 salió Reversiones: Siempre es hoy, con nuevas mezclas realizadas por diferentes músicos, productores y DJs de Argentina, Chile, México y Alemania, además de dos fanes que ganaron un concurso organizado por Cerati, uno incluido en el CD y el otro en la edición de vinilo. ​ ​ ​ Por otro lado, publicó el DVD de 11 episodios sinfónicos que incluyó el concierto completo en el Teatro Avenida, con tres temas inéditos que cantó junto a la Orquesta de las Américas en el Auditorio Nacional de México, y el demo original que impulsó este proyecto: la interpretación de «Pasos» con la orquestación de Gilles Ouellet, director de la Sinfónica de Quebec (Canadá). ​ En 2004, editó un álbum recopilatorio en CD+DVD titulado Canciones elegidas 93-04, que tiene dos ediciones con diferentes canciones para Argentina y España. Incluyó un tema nuevo, «Tu locura», que fue utilizado en la serie de televisión Locas de amor de Canal 13, y nominado en los Premios Martín Fierro 2005 como tema musical original. ​ ​ ​

La gira Siempre es Hoy abrió en Quito (Ecuador) y abarcó todo el continente y España, con 48 conciertos entre finales de 2002 y de 2004. ​ ​ A fines de 2003, mientras estaba en la gira, creó Roken, una banda de música electrónica con Etcheto y Fresco, motivados como parte de un pasatiempo, con improvisaciones sonoras en presentaciones sorpresivas y poco convencionales. Tras el término de la gira, la actividad del trío cesó, aunque en una entrevista a Etcheto en septiembre de 2005, negó que Roken se acabara, y confesó que se juntarían con Cerati, para ver como continuar y grabar el primer disco, que no llegó a suceder. ​ ​ ​ En abril de 2005, Cerati tuvo una aparición sorpresa como invitado en la actuación de Los Pericos en la sexta edición del festival Vive Latino. ​

Ahí vamos, reunión de Soda Stereo, y Fuerza natural: 2006-2010

Cerati en Nueva York (imagen superior) y Madrid (imagen inferior) en la gira Ahí vamos, en 2006.

Cerati llegaba como un ídolo del rock por parte de la prensa y una destacable popularidad de sus fanáticos, por lo que buscaba romper con ciertos métodos para lograr algo diferente que sus anteriores obras. ​ El 4 de abril de 2006, lanzó Ahí vamos, donde las guitarras eléctricas volvieron a tomar un lugar destacado; según Infobae: «[Cerati] volvió al rock del que nunca se había ido del todo pero que quizás había quedado más entreverado con otros estilos en sus trabajos previos». ​ Coproducido por el músico y Tweety González, contó con la participación de músicos como el reencuentro con Richard Coleman, Fernando Samalea, entre otros. ​ El disco fue mezclado por el ingeniero y músico venezolano Héctor Castillo y masterizado por Howie Weinberg en el estudio Masterdisk en Nueva York. ​ ​ Coleman comentó que la lírica de las canciones estuvieron «apasionadas»; para Cerati, sintió el desafío de grabar un disco que representara emoción y temor por comenzar con algo nuevo. Aun así, mencionaba que se tenía confianza y «deseaba plasmar en ese nuevo material una esencia roquera». ​

En Argentina alcanzó disco de platino antes de salir a la venta, a causa de los pedidos anticipados, mientras que en México y Chile consiguió el disco de oro. ​ ​ ​ Además, Ahí vamos ganó un Grammy Latino como mejor álbum de rock, con el primer sencillo, «Crimen», se posicionó rápidamente en el primer lugar de las radios argentinas, y también obtuvo otro Grammy Latino como mejor canción de rock. ​ ​ ​ En los Premios Gardel 2007, Cerati se llevó el Gardel de oro, el mayor trofeo que otorga la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), más otros seis galardones de dicho álbum y la canción «Crimen», considerada la mejor del año. ​ «Tal cantidad de nominaciones establece un récord ya que ningún álbum lo había logrado antes», de acuerdo al sitio web oficial del cantante. ​ En la edición de los Premios Gardel 2008, Ahí vamos nuevamente era galardonado, esta vez en la categoría Mejor DVD. ​ El resto de sencillos —«La excepción», «Adiós», «Lago en el cielo» y «Me quedo aquí»— obtuvieron una recepción positiva del público y la prensa. ​ ​ ​

La gira Ahí Vamos inició el 1 de junio de 2006 en Ciudad de México y siguió por América Latina, Estados Unidos, España y Londres, donde tocó por primera vez el 12 de octubre en The Forum, en total realizó 76 conciertos. ​ El 23 de febrero de 2007, se presentó en el escenario de la Quinta Vergara para participar en la edición XLVIII Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, mismo certamen en el que estuvo hace 20 años con Soda. El Monstruo lo premió con artorcha de plata y de oro y gaviota de plata, esta última rebautizada por el cantante como «el pelícano de platino». ​ Luego de retirarse del escenario, declaró que el haber regresado a este «festival importante» homenajeó de alguna manera su primera visita con Soda en 1987, que sirvió para la internacionalización de la banda. ​ El 10 de marzo de 2007, participó en un concierto gratuito con motivo del cierre del programa de verano del gobierno de la ciudad de Buenos Aires (GCBA), frente al Monumento a Güemes, con las principales calles cerradas. Los medios estimaron una concurrencia de 200 000 personas. ​ En julio, participó en el concierto de Shakira como parte del Live Earth, al interpretar juntos el tema «Día especial» en Hamburgo (Alemania) y Estambul (Turquía). ​

La gira se vio interrumpida tras el anuncio del regreso de Soda Stereo. ​ ​ El 10 de junio se hizo oficial la vuelta de la banda a los escenarios con una gira titulada Me verás volver. Entre octubre y diciembre, completaron 22 fechas en nueve países, que reunió más de 1 millón de espectadores. Seis de esos conciertos se hicieron de nuevamente en el Estadio Antonio Vespucio Liberti, y llevó a ser el primer grupo de rock latinoamericano en lograr dicha cantidad en el Estadio Monumental en una sola gira, superando el récord de los cinco hechos por The Rolling Stones. ​ ​ ​ Más tarde, Cerati mencionó que definieron a este período como «una burbuja en el tiempo» en la banda porque fue «increíble», pero también para no dar expectativas porque seguirían sus caminos por separado. ​ En 2008 hizo apariciones como invitado, en mayo participó en el concierto organizado por la Fundación ALAS para recaudar fondos destinados a programas de Unicef, en las actuaciones de Fito Páez y de Shakira en el cierre. ​ En agosto fue invitado especial en el concierto de Emmanuel Horvilleur en el Teatro Gran Rex. ​ En noviembre participó en la presentación de Bajofondo en el escenario principal de Creamfields en el autódromo de Buenos Aires. ​

Si yo me retirara ahora, en este momento, no creo que sea muy factible, pero supongamos que sí, me iría contento por Fuerza natural. ​ ​
—Cerati, agosto de 2009

«Déjà vu», el primer sencillo de su nuevo álbum solista se estrenó en la radio el 20 de julio de 2009, ​ tuvo buena aceptación de la audiencia, que llevó a obtener el premio como mejor canción de rock. ​ El 29 de julio, sacó su propia línea de ropas para hombres diseñadas por él con la ayuda de su diseñador de imagen Manuel Morales, bajo el nombre «GC» para la marca Basement de tiendas Falabella; ​ la cual lanzó en el centro comercial Portal La Dehesa ubicado en Chile, con la presentación de jeans, camisas, chaquetas, trajes, corbatas y accesorios de color negro, blanco y gris, inspirados en un estilo punk-rock, el preferido del músico. ​ ​ Afirmó que «no se puede separar la moda del rock. Se miran continuamente». ​ El 1 de septiembre, salió de manera oficial Fuerza natural, luego que se filtrara el disco en YouTube sin consentimiento del músico. La obra se editó en formatos CD, vinilo y digital, e incluía 13 temas más una pista oculta llamada «# (numeral)», en producción con Héctor Castillo. ​ Se caracterizó por tener un sonido folk y country alternativo con presencia de guitarras acústicas. ​ La canción «Cactús» estaba relacionada con la música folclórica que incorporaba una rítmica cercana a la chacarera argentina. ​ ​ Cerati comentó: «Lo que hice fue una composición bastante rápida. Tenía muchas ganas de hacer algo acústico, es decir, salir un poquito de la distorsión que planteaba Ahí vamos y también en cuanto a la composición. Quería que se moviera hacia lugares más libres. Después vino [la gira Me verás volver] de Soda Stereo, que fue tan gigante y tan power. Necesitaba como bajar unos cambios en ese aspecto». ​ En ese sentido, dijo que para el disco no pretendía sacar videoclips de manera convencional, sino que había sido concebido detrás de una idea original basada en armar, con todas las canciones del álbum, «un único y gran video musical» en forma de película con estilo road movie. ​ ​

Tanto «Fuerza natural» y «Déjà vu» fueron consideradas entre las cien mejores canciones de 2009 en Argentina. ​ El álbum consiguió un disco de oro por las ventas anticipadas y disco de platino en Argentina a las pocas semanas de salir a la venta. ​ ​ ​ Ocupó el primer lugar en ventas en Argentina, México, Colombia, Perú y Chile, así como el primer lugar de los más vendidos en la tienda latina de iTunes en Estados Unidos en la primera semana. ​ Fue puesto en la quinta posición de los 50 mejores discos de 2009, por la revista Rolling Stone; además, consiguió otro premio Gardel de oro en 2010, el segundo de su carrera. ​ Para finales de 2010, logró otros dos Grammy Latinos por mejor álbum de rock y mejor diseño de portada de su disco. ​ ​ La gira Fuerza Natural, que contó con Martín Phillips —diseñador de conciertos como de Daft Punk y Soda Stereo—, ​ inició el 19 de noviembre de 2009 en el Estadio de Béisbol de Monterrey (México). ​ La gira continuó en otras ciudades del país, después Chile, Uruguay, Argentina, Perú, Estados Unidos, Colombia, y cerró el segundo tramo el 15 de mayo de 2010 en el Estadio de fútbol de la Universidad Simón Bolívar de Caracas (Venezuela). ​ El 17 de mayo, Cerati promocionaría Fuerza natural en una visita a España, que se editó en ese país el día después, mientras que en octubre se tenía planeado continuar la gira allá, sin embargo, tuvieron que ser cancelados por motivos de salud del músico. ​ ​

Accidente cerebrovascular y fallecimiento: 2010-2014

Tras finalizar su concierto en Caracas, Cerati tuvo que ser trasladado a un hospital. ​ En un principio se informó que había tenido una descompensación, ​ pero el 18 de mayo se confirmó que había padecido un accidente cerebrovascular (ACV). Había sufrido «un evento vascular isquémico, con afasia de expresión» y fue intervenido quirúrgicamente ante la gravedad del cuadro, uno de los facultativos dijo que «no volvería a ser el mismo». ​ ​ ​ ​ Desde entonces, permaneció en estado de coma. ​ El 7 de junio fue repatriado a Argentina en el avión ambulancia N601CV, acompañado de su madre, Lilian Clark, y la hermana de Cerati, Laura, quienes salieron en la madrugada del aeropuerto Simón Bolívar en Maiquetía. ​ El 14 de junio, informaron, según amigos cercanos del cantante, que había movido sus labios y su cabeza al escuchar sus canciones. ​ El 24 de octubre, Cerati fue ingresado a la clínica ALCLA. En su estadía en esta clínica, persistió el mismo estado neurológico que el informado antes de su traslado. ​ ​ Desde que sufrió el ACV, los fanáticos del músico hicieron varias vigilias. Asimismo, recibió diversos homenajes desde Luis Alberto Spinetta, Charly García, Fito Páez, Andrés Calamaro, Shakira, hasta otros artistas internacionales como Bono, Joaquín Sabina, Alejandro Sanz, Maná, entre otros. ​ ​ ​ ​ En 2013, el papa Francisco le escribió una carta de oración, a petición del artista plástico Gustavo Masó; en un fragmento mencionó: «Me ayudó a reconectarme con Gustavo». ​

Cerati falleció el 4 de septiembre de 2014, cerca de las 9:00 a.m. hora local (12:00 GMT), según la noticia emitida en Twitter mediante la cuenta oficial del cantante, así como un comunicado por parte de sus familiares y médicos de la clínica donde se encontraba internado. ​ ​ ​ Había cumplido 55 años el mes anterior. ​ La noticia se difundió de forma anticipada por varios medios de comunicación argentinos como Radio Mitre. ​ Por otro lado, en la Legislatura Porteña, la información fue dada a conocer por el vicepresidente primero Cristian Ritondo, luego de que el ministro de Cultura Hernán Lombardi le confirmara la noticia; ​ la legisladora Susana Rinaldi expresó su pesar, y todo el poder legislativo guardó un minuto de silencio en honor al músico. ​ La presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó dos días de duelo nacional con la Bandera de Argentina izada a media asta en todos los edificios públicos. ​ El ministro vocero chileno Álvaro Elizalde expresó sus condolencias no solo a nombre del gobierno de Chile, sino también como «admirador». Luego de dejar su mensaje en el libro de condolencias dispuesto en el Consulado de Argentina de Santiago, declaró a la prensa: «Su vida fue expresión de la hermandad entre nuestros pueblos». ​ Algunos de los artistas que expresaron su pesar, fueron: Francisco Bochatón, Diego Frenkel, Juanes, Ricky Martin, Residente, Julieta Venegas, Molotov, entre otros. ​ ​ ​

En la ceremonia de los Premios Gardel 2014 —que coincidió con el día del deceso— se le hicieron múltiples homenajes mientras hacían las premiaciones en el Teatro Gran Rex; ​ Andrés Calamaro dijo: «[...] lloré como un chico y es la tercera vez que me emocioné tanto en mi vida. La última vez que me dieron un premio estaba sentado junto a Gustavo y fue él el primero en levantarse y felicitarme». ​ Cerati fue velado en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, acompañado de su madre, sus hijos, hermanas y sobrinos. El velorio tuvo una duración de catorce horas, ​ acudieron miles de personas, dentro de los que se encontraban Zeta Bosio, Charly García, Miguel Mateos, Pedro Aznar, Fena Della Maggiora, Dante Spinetta, antiguos integrantes de su banda solista y varias personalidades como Martín Palermo; ​ a las fueras, los fanáticos del músico estaban formados para rendirle homenaje en una fila de más de quince cuadras. ​ El 5 de septiembre, fue llevado en un cortejo fúnebre que recorrió diversas zonas de las principales avenidas de Buenos Aires, mientras que cientos de seguidores le lanzaban flores al vehículo que llevaba su féretro; después, realizaron una ceremonia privada con sus familiares y amigos cercanos en las capillas del Cementerio de la Chacarita, con una gran multitud afuera del lugar. ​ Los restos de Cerati fueron puestos en una tumba junto a la de su padre, fallecido en 1992. ​

Vida personal

Relaciones y matrimonios

Cerati de 24 años de edad conoció a Anastasia Chomyszyn «Tashi» de entonces 15 años, quien regresaba a Buenos Aires después de cinco años de estadía en lugares como Inglaterra y Bélgica, en un concierto de Soda Stereo en 1984. Su apariencia inspirada en bandas europeas como The Cure, lo dejó impresionado cuando la vio por primera vez. Con el poco éxito del primer disco y las críticas hacia la banda, acusados de ser plásticos «mucha imagen, poca música», decidieron hacer un cambio en su estética y Chomyszyn fue de gran ayuda en eso; aumentaron el volumen de sus cabellos con jabón y limón, y usaron ropas antiguas que cortaron. Cuando se tuvieron que maquillar, al principio Cerati se negaba porque temía que lo tacharan de gay. Le escribió la canción «Juego de seducción», que ya contaba con la música pero sin la letra, en base a los juegos que ellos tenían: Chomyszyn era la «señora bien» y Cerati el mayordomo, apodado «Oliver». ​ ​ Después de dos años, ambos terminaron la relación en una de las primeras giras de Soda que Chomyszyn lo acompañó, ahí Cerati conoció a la modelo Nöelle Balfour con quien comenzó una nueva relación. ​ Apenas un mes, ya planeaban casarse y alquilaron juntos un departamento en el barrio Recoleta, lugar en el que posteriormente Cerati escribiría todas las letras de Signos. Balfour definió la relación como breve pero «fulminante». ​

En marzo de 1987 Cerati se casó con la diseñadora de moda Belén Edwards, después de que Soda terminara el primer tramo de la gira Signos. ​ En el tiempo que estuvieron juntos, Edwards acompañó en las rutas con el trío de rock en calidad de vestuarista. ​ Con el éxito de Doble vida y el crecimiento de la sodamanía, se separaron, coincidentemente, conoció a la modelo Cecilia Amenábar en una conferencia de prensa de la banda en Chile, para después comenzar una relación con Paola Antonucci, novia de Charly Alberti. ​ Antonucci sirvió de inspiración en varias composiciones de Canción animal: «Entre caníbales», «Cae el sol», «Canción animal» y «Un millón de años luz». Además, colaboró con el guitarrista en el rediseño del arte de la portada de dicho álbum; entre estos elementos, añadieron a una pareja de leones copulando como representación de su relación. ​

En agosto de 1988, luego de conocer Amenábar, empezaron a verse frecuentemente, Cerati viajaba a Chile para verla cada vez que podía, pero el inicio de la gira Doble Vida, a mediados de septiembre, los mantuvo un tiempo alejados y la relación seguiría a distancia. ​ En junio de 1991, le envió de regalo por correo un manuscrito que, más tarde, se convirtió en la canción «No necesito verte (para saberlo)». ​ En 1993, contrajeron matrimonio civil en la localidad de Las Condes el 19 de mayo; para después, el 25 de junio, casarse en matrimonio religioso en la iglesia Los Misioneros, ubicada en el barrio de Pedro de Valdivia Norte. ​ ​ Tuvieron dos hijos: Benito y Lisa, ambos nacidos en Santiago. ​ ​

Los dos colaboraron musicalmente en Amor amarillo: a Amenábar se le dio la coautoría de «Ahora es nunca», al aportar voces en «Te llevo para que me lleves» y «A merced», también ejecutó el bajo. ​ ​ Con respecto a su inclusión, Cerati señaló que ya se dedicaba a la música: «una de las cosas que nos ha unido es su sensibilidad musical [...] No fue una superficialidad ponerla en el disco, porque ella fue la que estuvo cerca mientras yo lo estaba haciendo». En cuanto a su habilidad musical, explicó: «Ella ya tocaba el bajo, yo solo le di una líneas simples y la empujé a tocar. [...] Cecilia es una música grossa». ​ De igual manera, dijo: «Pretendo hacer música con ella. Cecilia es tan amante de la música como yo y creo que tiene condiciones buenísimas. Me divertiría mucho compartiendo eso. De hecho, es una cosa que nos une mucho. Puede ser que hagamos un video juntos, aunque sea en la casa». ​

En febrero de 2001, los problemas conyugales eran insostenibles, a pesar de los intentos de Amenábar, en mayo, Cerati abandonó el hogar de ambos en Vicente López, y se mudó a un departamento en Avenida del Libertador. ​ Se separaron en febrero de 2002. ​ Ese año, Cerati inició un noviazgo con la modelo Deborah del Corral, expareja de Alberti en los años 1990, se mantuvieron juntos hasta julio de 2005, cuando de Corral terminó la relación. Según Lilian Clark y biográfos, fue el gran amor de su vida. ​ ​ ​ Del Corral colaboró en Siempre es hoy, con los coros en «Casa» y «Torre de marfil», y un silbido en «Altar», además, cantó en algunos conciertos para la promoción del álbum; asimismo, de acuerdo a varios analistas, el disco también estaba inspirado en ella. ​ ​ ​

En 2005, inició un romance con la vestuarista Sofía Medrano, a quien conoció durante la producción de un calendario a beneficio de la Fundación Huésped. ​ En enero de 2008, comenzó un salir con la actriz argentina Leonora Balcarce, la relación duró solo un año. ​ ​ En abril de 2009 empezó un nuevo noviazgo con la modelo Chloé Bello, ​ ambos adoptaron un perro de raza Border collie al que llamaron Jack. ​ Tenían planes de casarse en Marruecos en la segunda mitad de 2010. Bello acompañó a Cerati en el segundo tramo de la gira Fuerza Natural, pero después del concierto en Medellín (Colombia) la modelo se tuvo que ir a Europa por cuestiones de trabajo. ​

Relación con Chile

Yo vivo parte de mi tiempo en Chile y tengo una ligación muy especial con este país y con su gente, pero para [Soda este país] es muy importante porque Chile fue el primer país que conocimos fuera de la Argentina. ​
—Cerati.

La primera visita de Cerati al país fue con Soda Stereo en mayo de 1986. Regresaron en noviembre para presentarse en el Estadio Chile (actual Estadio Víctor Jara), donde gritó «el régimen se acabó». En febrero de 1987, tras la exitosa presentación en el Festival de Viña del Mar, la prensa argentina los criticaron por haber sido partícipes del certamen mientras al exterior del anfiteatro de la Quinta Vergara unos manifestantes eran reprendidos, a lo que Cerati respondió: «Sin duda que yo no estoy de acuerdo con lo que pasa políticamente en Chile». ​ En la gira al sur del país que emprendieron tras triunfar en Viña, Cerati se mostró impresionado por el lago y volcán nevado de Frutillar. ​

Mientras vivió en Santiago, le manifestó en una entrevista de 1994 al diario El Mercurio, que la ciudad le representaba «calma», y destacó que había «una timidez respetuosa» por parte de los capitalinos. ​ Incentivado por su esposa, frecuentó diariamente lugares nocturnos que acarreaban la música electrónica —lo que dio origen más tarde a Plan V— y de rock alternativo, donde conoció a bandas como Sien y Solar. ​ ​ Forjó una gran amistad con Christian Powditch, con quien integró Plan V, que a principios de los años 1990 le dispuso una gran variedad de álbumes con sonidos de beats y computadoras, que coincidió en su interés por los sonidos sintéticos. ​ Con su familia formada ahí, viajaba a la playa de Zapallar y al Lago Vichuquén, lugares que aun visitaba, aunque con menor frecuencia, después de separarse de Amenábar; ​ ​ también recorrió otros sitios en el norte de Chile, como San Pedro de Atacama. ​

De acuerdo a Cecilia Amenábar, uno de los motivos por el que Amor amarillo fue uno de sus trabajos con menor aceptación, era porque a mucha gente no le gustó que se fuera a Chile. ​ Durante 1997, en la carta publicada sobre la disolución de Soda Stereo, en el diario Clarín, Cerati desmintió que sus constantes viajes al país tuvieran algún factor determinante en la decisión, puntualizó que seguía viviendo en Argentina y que continuaría su carrera en su país natal, como lo era siempre; ​ en el marco de El último concierto en Chile; tras finalizar «Té para tres», le confió al público: «Ustedes saben que esta también es mi casa». ​

Tras el terremoto de Chile ocurrido en 2010, Cerati fue uno de los primeros artistas internacionales que manifestó su conmoción y solidaridad, mediante la red social Twitter y de un mensaje en vídeo. ​ ​ El 13 de marzo, encabezó el concierto solidario Argentina abraza a Chile a beneficio de las víctimas de la catástrofe, en el que concurrieron 100 000 personas. ​ Luego de esa experiencia, recordó: «[habían] muchas banderas chilenas llevadas por argentinos, lo que me dio mucho orgullo. Parecía que estaba tocando en Santiago». ​ Al año siguiente, en la Casa de la Patria Grande de Buenos Aires, los ministros de Cultura de Chile y de Argentina, Luciano Cruz-Coke y Jorge Coscia, respectivamente, le hicieron entrega del Premio Binacional de las Artes y la Cultura al Compromiso Solidario por su participación en el evento benéfico, siendo recibido por Lilian Clark en su representación. ​

Fútbol

Cerati era hincha del Racing Club de Avellaneda, en una entrevista en 1993 con el programa La Cueva de Telefé, comentó: «Soy de Racing, pero poco fútbol, porque tuve mucha decepción durante mucho tiempo. Tal vez ahora lo recupero, que andamos bien». ​ En un concierto de Soda Stereo en 1995 en La Plata, mientras cantaba «Primavera 0» gritó «¡Dale Racing!» como modo de celebración por su triunfo de 3-0 al Club Atlético Lanús. ​ Tan solo cuatro meses después de su muerte, el club logró el campeonato luego de trece años, y en la celebración de dicho título, la hinchada de la Academia cantó a una sola voz «De música ligera». ​ ​

Musicalidad

Influencias

La primera influencia musical de Cerati era The Beatles, en una entrevista mencionó que: «Beatles fue lo primero que me empujó. Recuerdo casi en el jardín de infantes, agarrando unas escobas con unos amigos y formando un cuarteto de escobas imitando «Twist and Shout», que habían pasado en un noticiero en Argentina. Estamos hablando de 1967». ​ En 2005, le confesó al periódico Página/12 que lloró devastado al enterarse del asesinato de John Lennon, elogiándolo como un «compositor único» y asegurando que: «Si tengo que nombrar un artista entre todos lo elijo a él». ​ Ese año, Cerati se inspiró en la canción de Lennon, «Jealous Guy», para la composición de «Crimen». ​ En 1999, declaró que cuando tenía 9 años, escuchaba obsesivamente los temas «Purple Haze» de Jimi Hendrix y «Pictures of Lily» de The Who, que lo motivaron a tocar y armar una banda. ​ Otros modelos de inspiración en sus primeros años que citó fueron Roxy Music y King Crimson. ​

Asimismo estuvo influenciado en Luis Alberto Spinetta quien marcó una profunda identidad a Cerati en la lírica y el estilo de sus melodías, ​ el periodista de rock Sergio Marchi afirmó que Cerati componía con una agudeza y un sentido de estética que era únicamente comparable con el de Spinetta. ​ El propio cantante relataría: «Recuerdo que no hacía otra cosa que imitar, tratar de conseguir reproducir el clima que [Spinetta] lograba en [Artaud]», refiriéndose al inicio de su carrera con las primeras bandas, y que el álbum fue un fuerte impulso para él. Cuando se mudó a Santiago, llevaba consigo un montón discos compactos, entre estos se encontraba Artaud, lo que le permitió redescubrir el tema «Bajan» que tocaba en esos años, y así crear una versión e incluirla en su primer trabajo solista. Aunque el músico declaró que no se trataba de un homenaje a Spinetta, sino de tocar una canción que le quedaba bien y que adoraba cantarla cuando tenía quince. ​

Después de The Beatles, no hubo otro grupo que me hubiera producido esa sensación de querer estar ahí como lo hizo The Police. [...] Porque The Police existe porque existieron The Beatles, está clarísimo eso. Y encontrarme de vuelta con esa sustancia pop y con esa energía, fue como único ese momento, y fue muy instructivo para salir a tocar. Cuando Soda Stereo sale a tocar, salimos tratando de emular esa energía. Esa fue la escuela. ​
—Cerati, revista Rolling Stone, 2006.

De igual manera The Police le dio sentido a las composiciones de Cerati. El vínculo comenzó con el álbum Outlandos d'Amour (1978), las canciones como «Roxanne» y «So Lonely» le dieron pauta para que creara los primeros demos con Soda. ​ El guitarrista del trío británico, Andy Summers, le enseñaría los «secretos» armónicos que mostraban en los acordes que manejaba, para después, integrarlos al propio lenguaje musical con Soda Stereo y luego como solista. ​

Otros exponentes del hard rock al igual que Hendrix, como Jimmy Page de Led Zeppelin, Ace Frehley de Kiss y Ritchie Blackmore de Deep Purple, le hicieron entender que, además de armonías y melodías, el rock también requiere fuerza y poder. Otras de sus influencias fueron David Bowie, Bob Dylan, Queen, Pink Floyd, The Cure, The Beach Boys, Melissa Etheridge, Stereolab, Massive Attack, Jörg Follert; así también autores literarios como Octavio Paz, Jorge Luis Borges, Horacio Quiroga y Alejandra Pizarnik. ​ ​ ​ ​

Instrumentos tocados

Cerati era zurdo, pero aprendió a tocar la guitarra de forma diestra, debido a que en las tiendas de música no vendían modelos para personas de dominación izquierda. ​ ​ En una entrevista con Página/12 comentó: «Mi primera tendencia es ser zurdo. Tuve profesores particulares de barrio, y en la primera que tuve, me di vuelta la guitarra. Estaba entre el dibujo y la guitarra: me gustaba un acorde y me lo dibujaba en una hoja cuadriculada. Practicaba con gente como Ritchie Blackmore, Black Sabbath, Deep Purple y Led Zeppelin». ​ El músico Javier Barría destacó: «Él es zurdo y toca como diestro. Entonces la mano que tiene más fuerza es la izquierda, y eso se nota en su tratamiento de las cuerdas». En cuanto a manera de tocar, «lo encontraba bien pulcro, una técnica depurada». ​ Fernando Cárdenas de Radio Nacional, resaltó los aportes hechos a los temas de Los 7 Delfines en vivo: en «Ni una vez más» aportó con su guitarra un «sonido envolvente bastante similar a un sintetizador» y en «Es tan celosa» una «poderosa versión» con un «solo volcánico». ​

En enero de 1986, Cerati y Bosio compraron una serie de instrumentos en Nueva York, entre estos estaba una Jackson Soloist SL 1 acabado azul. ​ Con esta guitarra, Cerati tocaba temas como «Juego de seducción» y «Nada personal», y después de varios años sin usarla, la quiso recuperar para la gira Me veras volver. Le pidió a su asistente que la buscara, pero este al hallarla la encontró en mal estado, lo que llevó a restaurarla; aunque luego, se desafinaba sola debido a que Cerati apoyaba su mano sobre los microfinadores cuando hacía las rítmicas, por lo que su ayudante tuvo que diseñarle un protector. ​ ​ ​ En 2008, la usó por última vez en el concierto de Emmanuel Horvilleur, donde señaló antes de efectuar el riff de «Nada personal»: «Esta guitarra solo toca un tema». ​ PRS Multifoil Special Model era su principal guitarra favorita, más usada y característica de su estilo musical. ​ ​ En el que hubiese sido su cumpleaños número 56, PRS Guitars a modo de homenaje lanzó una edición limitada de 15 unidades del modelo 2015 Multi-foil LTD con la leyenda «gracias totales» en la tapa trasera de la guitarra. ​

Solía variar de modelos, conforme a la canción, para usar la más apropiada al sonido del tema. ​ Hacia la última etapa de Soda, ocupó una Parker Fly y una Gibson ES-355, que usaba para baladas y para sonidos de blues como la versión de «Té para tres» en Comfort y música para volar. Utilizó marcas de G&L: ASAT Classic y Legacy HB en su etapa solista. ​ ​ ​ En 2010, en medio de la gira Fuerza Natural en Los Ángeles, decidió comprarse una Mosrite double-neck (doble mástil de 12 y 6 cuerdas), recibiéndolo una semana después; ​ la usó para interpretar «Trátame suavemente»: «Mandé a hacer esta guitarra solo para tocar este tema», le mencionó a la audiencia de Caracas en su último concierto. ​

Cerati siempre componía sus canciones con una guitarra acústica o criolla, según Giordano: «[...] el concepto sonoro de los dos primeros discos de Soda no dejaba lugar para esa clase de instrumento. En cambio, con Signos, la acústica adquiere un rol fundamental como consecuencia de querer reformular la propuesta del trío a partir de un criterio sonoro más clásico y orgánico». ​ A partir de entonces, en las actuaciones en directo de la primera etapa de Soda usaba una con cuerdas nailon para interpretar únicamente «Signos». ​ Algunos temas creados fueron «Té para tres», «Te llevo para que me lleves», «A merced» y gran parte de las piezas de Fuerza natural, donde tocó además dobros, mandolina y charango. ​ ​ Entre los modelos de guitarras acústica que utilizaba, se encontraba una Alvarez Yairi de doce cuerdas. ​ Usó una Yamaha APX 5 de color negro —prestada por Luis Alberto Spinetta— para la grabación de Amor amarillo y su presentación en vivo. ​

A mí me gusta mucho tocar el bajo, tengo como buen feeling para tocarlo. ​
—Cerati, revista Rolling Stone, 2006.

Cerati tocó el bajo en el tema «Camaleón», rol que alternó con Bosio, ​ y siguieron así en las escenas en vivo con la gira Dynamo. ​ Asimismo utilizó el bajo en algunos temas de Fuerza natural; empleó un Höfner 500/1, perteneciente a Fernando Blanco, en «He visto a Lucy»; ​ en otros casos usó el teclado para sustituir el bajo, porque tenía un sonido profundo que no podía conseguir con un bajo tradicional. ​ Tocó la totalidad de instrumentos en la mayoría de los temas de Amor amarillo, programando las baterías en todas las pistas, ​ y en «Raíz». ​ También llegó a utilizar la armónica. ​

Sampler
Era el momento en que comenzaba la estética y la tecnología del sampler, yo tenía un aparato que se llamaba MPC-60 de Akai [...], pero hasta ese entonces hacía baterías porque parecía haber sido creada para eso. Cuando empecé a agarrar trozos de canciones se nos abrió el mundo, como al hip hop. Entonces fue una fuente inagotable de ideas que terminó en un disco que ni siquiera pensábamos que íbamos a hacer [con Daniel Melero]. ​
—Cerati sobre Colores santos

A principios de los años 1990, Cerati comenzó a hacer uso del sampler, anticipado en el tema «Ves el sol» de Cámara de Daniel Melero, y en Rex Mix de Soda Stereo, ​ aunque sería en Colores santos en que este método en unión con Melero iniciado en Canción animal, ​ ​ tuvo mayor fuerza sirviendo como precursor para Dynamo. ​ Desde entonces, fue clave en varias composiciones de Cerati usar este instrumento para recoger fragmentos de canciones de una amplia gama de artistas para utilizar sus sonidos, pero con ciertas modificaciones. ​ ​ Esto motivó a que sus detractores lo acusaran directamente de cometer «plagio» o «copia», aunque ninguno de estos casos llegó a aparecer en los tribunales. La periodista Mónica Garrido del diario La Tercera definió el sample como la forma de tomar «una porción de una melodía» para reciclarla y grabarla con otro instrumento, un sistema distinto, o tomar uno de los factores de esta y agregarle otros efectos. ​ De modo que, Cerati no incurrió en plagio ni copia sino que tomó pequeños pedazos que crearan parte de un todo completamente nuevo. ​ El músico César Guerberoff lo describió como: «Un híbrido entre el rock con samples y sonidos nuevos que le permitía [a Cerati] llegar a lugares que nunca había explorado», y que, mientras sea con fines artísticos, todo es válido. ​

El interés del músico por el uso del sampler crecía a medida que Soda llegaba a su fin; manifestado en sus proyectos de música electrónica: Plan V y Ocio; ​ ​ con este último publicó un álbum hecho a base de este instrumento, titulado Medida universal, solo unos meses antes de I Left You de The Avalanches, que causó controversia sobre su uso y abuso al tener 900 sampleos. ​ De acuerdo a Rolling Stone: Bocanada es uno de los pocos álbumes del rock argentino que tiene tantos samples y tan reconocibles, desde Elvis Presley, Claude Debussy, The Spencer Davis Group, Focus, John Barry, Electric Light Orchestra, Gary Glitter, The Verve, hasta Los Jaivas, todos acreditados en el disco. ​ El propio Cerati en una entrevista al diario español Zona de Obras en 2000, dijo que Bocanada contiene mucho de «sam­plea­de­lia» y declaró que había señalado las muestras usadas que pudieran generar algún tipo de problema, como fue Focus, del que usó un fragmento de «Erup­tion» de Mo­ving Wa­ves para el tema que da título al disco: «El te­rre­no de los sam­ples aún no es­tá muy cla­ro. Aho­ra se es­tá de­ba­tien­do el te­ma MP3. Mi sen­sa­ción es que, en el ca­so del sam­ple de Focus es una par­te fun­da­men­tal de la com­po­si­ción [de «Bocanada»]. So­bre el te­ma ins­tru­men­tal hi­ce una nue­va can­ción». Con respecto a los derechos del tema, comentó que estaba tratando de contactar a la banda holandesa para los permisos, pero que no estaba preocupado porque en algún momento lo iban a entender. ​ En esa misma entrevista mencionó que había encontrado un disco de unos alemanes donde usaron el mismo sample utilizado en «Zoom» —extraído de «New York Groove» de Hello— y lo definió: «Co­mo si hu­bie­sen he­cho una ver­sión de "Zoom" en cla­ve mi­ni­mal techno. ¡Era in­creí­ble!» —exclamó— «Cuan­do sampleas una co­sa y fun­cio­na hay que usar­la. Tam­po­co me im­por­ta que lo ha­gan con­mi­go»; finalmente, concluyó que: «Lo im­por­tan­te es trans­for­mar el sam­ple en una can­ción, dar­le un va­lor di­fe­ren­te». ​

Por otro lado, en algunos temas no aplicó técnicamente sample en el sentido estricto de la palabra, sino que realizó reinterpretaciones ejecutadas por él mismo. Fue el caso de la versión de «Un misil en mi placard» en Comfort y música para volar, que tocó el riff del tema «Chrome Waves» de Ride. ​ En una visita de la banda británica a Chile en 2019, Andy Bell se enteró de esto mientras estaba en una entrevista de radio, y quedó asombrado gratamente de tal manera que en el concierto que dio Ride en el país, Bell le dedicó «Chrome Waves» a Cerati, y después, puso los dos temas en su propio programa radial, relatando el impacto que le produjo. ​ ​

Colaboraciones

En paralelo a Soda Stereo, Cerati colaboró para Fricción en algunos temas de su primer disco, Consumación o consumo, en guitarra, sintetizadores y coros; inicialmente iba a producirlo, pero sus compromisos con Soda limitaron sus contribuciones en el álbum. ​ ​ Produjo Para terminar, y de igual modo tocó la guitarra y cantó en los coros. ​ ​ Hizo un arreglo de guitarra al tema «Imágenes paganas» (1986) de Virus en una reunión con esta banda. ​ Entre 1988 y 1992 efectuó varias colaboraciones; tocó la guitarra rítmica en el tema «La bestia humana» de la banda mexicana Caifanes. ​ Cantó para Leda Valladares en el álbum Grito en el cielo vol. 2, en tres temas: «La gota cava la piedra», «De vicio me has de aborrecer», y «En otro poder». ​ Participó en el sencillo «Vietnam» del álbum Nadie sale vivo de aquí de Andrés Calamaro. ​ Charly García le propuso grabar un álbum titulado Tango 3 con Pedro Aznar, pero nunca se concretó. ​ De esas sesiones quedó el tema «No te mueras en mi casa», incluido en el álbum Filosofía barata y zapatos de goma de Charly. Luego, participó en guitarras y coros en la canción «Vampiro» de Tango 4 de Charly y Aznar. ​ ​ Tocó en el tema «Arcos» de Algo mejor de Fabiana Cantilo. ​ ​ Colaboró con Daniel Melero previo, en «Música lenta» y en Cámara, adicionalmente ejecutó el bajo en todos los temas. ​ ​ Contribuyó imperceptiblemente en El amor después del amor de Fito Páez, la única colaboración en estudio entre los dos músicos. ​

A principios de los años 1990, tocó para las bandas emergentes Los Brujos y Babasónicos en sus respectivos álbumes debut. ​ ​ ​ En el receso de Soda en 1992 colaboró como productor en L7D de Los 7 Delfines y guitarrista en la canción «Terror de mi vida» de Aguirre, en el álbum hecho por Zeta Bosio. ​ ​ En su estancia en Chile, se asoció con diversos artistas locales: ayudó en la grabación de la canción «Óleo» (1994) de Sien y produjo el álbum Sueños en tránsito (1997) de Nicole. ​ En 1997, con Soda casi disuelto, los integrantes accedieron a participar en un homenaje a Queen con una versión en español de «Some Day One Day» (titulada «Algún día»), su última grabación de estudio como grupo. Cerati se encargó de hacer la adaptación de la letra, que no era exactamente como la original, por lo que recibió crédito como coautor del tema con Brian May. ​ ​ En 1998, grabó con Andy Summers y Vinnie Colaiuta una versión en español del tema de The Police «Bring On the Night» («Tráeme la noche») en el álbum homenaje al trío británico, Outlandos D'Americas, en el que cantó, tocó el bajo y la guitarra acústica. ​ ​

Ya en su etapa solista, colaboró y/o produjo a artistas como Francisco Bochatón, Altocamet, Andrea Álvarez, Antonio Birabent y Leo García, entre otros. ​ ​ ​ ​ En 2001, cantó en la reversión de «Rasguña las piedras» del álbum Si - Detrás de las paredes de Sui Generis y en «Parte de las reglas» de la banda Pr3ssion. ​ ​ Trabajó para Leandro Fresco en tres canciones del disco Luz sin calor (2005) y en el tema «Sol de medianoche» que apareció en El reino invisible (2015). ​ ​ Con Shakira formó parte de la producción y composición de «No» y «Día especial» de Fijación oral vol. 1, y más tarde en «Devoción» y «Tu boca» de Sale el sol. ​ Participó en tres temas del álbum Easy (2006) del DJ alemán Wechsel Garlant. ​ En 2008, grabó con Roger Waters el tema benéfico «The Child Will Fly», publicado recién en junio de 2014 con una versión de 2 minutos y medio de los 13 que duraba en total. ​ ​ ​ Tocó el solo de guitarra del tema «Normal» de Richard Coleman, incluido en su primer disco solista Siberia Country Club. ​ ​

Otras colaboraciones que hizo entre 2005 y 2009 fueron añadidas en su segundo álbum recopilatorio póstumo: Satélite Cerati: «Tesoro» de Leo García; «Electroshock» con Telefunka; «Eiti Leda» de Fabiana Cantilo; «I'm Losing You» con Los Durabeat; «Los libros de la buena memoria» con Lito Vitale; «Sueño en gotas» con D-mente; «El mareo» con Bajofondo, nominada a los Grammy Latino como mejor canción alternativa; «19» con Emmanuel Horvilleur; «Desde el papel» con 202; «Nunca iré» de No lo Soporto; y «Zona de promesas» con Mercedes Sosa. ​ ​ ​

Legado

Pedro David del sitio Cultura Colectiva dijo que: «Hoy la historia del rock argentino giraría en direcciones distintas si Cerati hubiera perseguido aquellos cánones sociales que representaban pulcritud». ​ Belauza en el diario Tiempo Argentino señaló que la etapa solista de Cerati lo consagró definitivamente como el eslabón perdido entre los dos próceres fundadores del rock argentino: Charly García y Luis Alberto Spinetta. «Una evolución maravillosa de la música más popular entre los jóvenes de este país durante muchas décadas la que por diversas razones solo pudieron acompañar en parte otros artistas bendecidos por esas dos grandes vertientes [García y Spinetta] como Páez y Andrés Calamaro», señaló. Belauza continuó diciendo: «A diez años de su último disco [Fuerza natural], queda la sensación de que Cerati habría acompañado de manera original la evolución de los gustos juveniles por el hip hop y el trap». ​ Tweety González, indicó que el músico influyó en las nuevas generaciones, al destacar que en lo tributos que organizó, sus protagonistas fueron de artistas jóvenes. Algunos músicos son: Lisandro Aristimuño, Paco Amoroso, y Lucy Patané. ​ En cuanto a su contribución en la escena electrónica, el autor Gito Minore señaló que formó parte —como uno más— del nacimiento de esa escena en Chile, ya que había pocos grupos y pocos espacios para ese tipo de música, mientras que en Argentina la logró sacar del anonimato dándole mayor difusión. ​

Varios analistas de la prensa periodística, realizaron distintas interpretaciones de sus canciones, debido al trasfondo de sus letras, y de la época surgida. Por ejemplo, los discos de Soda Stereo y Nada personal se relacionan con la situación política que vivía Argentina en la década de 1980, en pleno retorno de la democracia, y en una etapa de hiperinflación de la que atravesaba el país. ​ En la canción «Sin sobresaltos» muchos apuntaron que se refería a la dictadura militar de Jorge Rafael Videla o a la guerra de las Malvinas. ​ Bajo el contexto de que Soda Stereo nació en paralelo a esos eventos, Adrián Taverna, sonidista de Cerati desde los inicios de la banda hasta su último concierto como solista en Caracas, le explicó a The Clinic unos días después de su fallecimiento:

Gustavo le mostró, sobre todo a la juventud, que no había que estar con el ceño fruncido, sino que había un espacio para divertirse, para expresarse bailando y moviendo el cuerpo. Antes los recitales eran todos sentados, la gente no bailaba con la música. No se hace política solo hablando de fusiles y revolución. La canción “Dietético”, parece un tema trivial y frívolo, pero dice “el régimen se acabó”, había que haberla entendido 30 años antes. ​

El editor del diario La Tercera, Claudio Vergara, mencionó que «En la ciudad de la furia» era un tema con «ribetes medios cinematográficos, distintos ambientes, distintas partes, y unos giros rítmicos súper interesantes». Finalizó que: «Resume muy bien todo lo que fue Soda Stereo: instinto pop, calidad instrumental, calidad vocal y, además, esta capacidad que tenía Cerati, desde sus orígenes como publicista, de instalar ciertas palabras, ciertas frases en el inconsciente colectivo». ​ Para Shakira: «Las melodías Ceratianas han sido a menudo el marco donde Gustavo ha creado imágenes que sobreviven a la persistencia del tiempo. El surrealismo citadino y a la vez salvaje de sus letras lo convierten, a mi modo de ver, en uno de los compositores más interesantes de Hispanoamérica», concluyó en su opinión que «es el músico de rock más importante de habla hispana y será difícil que alguien pueda superarlo». ​

La locutora Olivia Luna comentó: «Cerati aportó y cambió muchísimo la escena musical, él dio como una pauta para que también muchos otros músicos, se inspiraran a través de las letras de sus canciones y también Gustavo estaba adelantado a su época, porque después se fue por un lado más electrónico, hacer producciones distintas, que no fueran nada más bajo, guitarra, batería, él empezó a experimentar con otros sonidos y dio pauta para que otros músicos lo vieran a él, como un avanzado de la época que se iba más allá del rock». ​ El vocalista de U2 Bono consideró a Cerati un «genio» por sus canciones en Dynamo, que según él fue «pionero» por tener un sonido sónico que utilizó para hacer Zooropa. ​ La periodista chilena Paula Molina, declaró: «Fue su compromiso con las técnicas y la experimentación de otros géneros, que luego fusionó e incorporó en su música, lo hizo tan popular. Ahora, luego de haber reflexionado sobre lo que fue su legado, lo que se destaca es su habilidad para hacer que la música trasciende los géneros y cruza las fronteras —música para todos los latinoamericanos―». ​

Premios y reconocimientos

Antes y después de su fallecimiento, Cerati ya era considerado por parte de la prensa, músicos y críticos como un icono del rock latinoamericano y uno de los precursores de la música electrónica del continente por haber utilizado nuevas tecnologías. ​ ​ ​ ​ ​ ​ Con Soda Stereo recibió el Premio Especial a la Trayectoria Artística, otorgado en la primera edición de los MTV Awards Latinoamérica, en 2002. ​ En los Premios Grammy 2015 rindieron tributo en el segmento «In memorian» a artistas fallecidos el año anterior, incluidos algunos hispanos como Paco de Lucía y Cheo Feliciano, dentro de los que estaba Cerati con una foto suya bajo el título de «Latin Rock Legend» (en español: Leyenda del rock latino). ​ A lo largo de su carrera en solitario vendió más de 7 millones de discos, ​ ganó 6 Grammy Latinos, ​ 2 Gardel de Oro, ​ 3 Premios Konex ​ y 1 MTV Latino. ​ Recibió diversas distinciones como mejor solista nacional por Rock & Pop Awards (2006), dos antochas y una gaviota en el Festival de Viña del Mar 2007, Personalidad Destacada de la Cultura por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (2007) y Personalidad del año por CAPIF (2008). ​

En su edición de septiembre de 2012, la revista Rolling Stone posicionó a Cerati en el séptimo lugar de los cien mejores guitarristas del rock argentino. ​ En junio de 2017, en celebración de los cincuenta años del rock argentino, se situó en el tercer lugar entre las máximas figuras del país. ​ El 5 de diciembre de 2013 fue nombrado ciudadano ilustre por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. ​ ​ El 8 de agosto de 2015, el Concejo Deliberante de Paraná (Entre Ríos) bautizó a una calle de la ciudad bajo el nombre del músico. ​ El 11 de agosto, Google por medio de un doodle lo homenajeó con una animación junto con la frase «gracias totales», que apareció en doce países de América Latina más Bulgaria y Corea del Sur. ​

Discografía

Solo
  • 1992: Colores santos (con Daniel Melero)
  • 1993: Amor amarillo
  • 1999: Bocanada
  • 2002: Siempre es hoy
  • 2006: Ahí vamos
  • 2009: Fuerza natural
Plan V
  • 1996: Plan V
  • 1998: Plan Black V Dog (con The Black Dog)
Ocio (Cerati - Etcheto)
  • 1999: Medida universal
  • 2000: Insular
Otros
  • 2001: +Bien (banda sonora)
  • 2001: 11 episodios sinfónicos
  • 2003: Reversiones: Siempre es hoy (álbum de remezclas)

Filmografía

Cine
AñoTítuloRolNotas
2001+bienJorge
2019Gustavo Cerati: Fuerza Natural Tour, en vivo en Monterrey/MX/2009Él mismoConcierto filmado en 2009
Televisión
AñoTítuloRolNotas
2000Todo por dos pesosÉl mismoPrograma de humor
2018Bios: Gustavo CeratiÉl mismoDocumental de National Geographic


Página: Musica.com | Fuente: Wikipedia

Imprimir Biografía

Compartir esta página en...