GLORIA DE MASTROPIERO

Les Luthiers

Letra de la canción

Influido por Compagnucci,
Mastropiero compuso algunos tangos,
y comenzó a ganarse la vida tocando el piano en un local de los
bajos fondos,
frecuentado por promiscuas alternadoras y mujeres de la calle.
Trabajaba en ese antro tres noches por semana,
hasta que no pudo resistirlo más,
y comenzó a concurrir todas las noches.
Entonces sí que no pudo resistirlo;
demacrado y enfermo,
se marchó de Buenos Aires con rumbo a Italia.
Al desembarcar lo esperaba el cardenal Gemmelli,
para invitarlo a tocar en el Vaticano esa misma noche.
Ya en el carruaje que los trasladaba,
el cardenal le preguntó:
"Dígame, maestro,
¿trae alguna partitura de música sacra,
algún Aleluya de los que usted solía componer con tanta unción,
o un Credo, o un Magnificat?
, en latín, claro..."
Mastropiero tragó saliva.
"Bueno, eh...
justamente tengo un Gloria, sí...
, un Gloria que todavía no ha sido estrenado..."
Pero la verdad era otra.
En su maleta tenía solamente los tangos que había compuesto en
Buenos Aires.
Una vez llegados al Vaticano,
Mastropiero modificó apresuradamente una de sus partituras,
le agregó como pudo el texto en latín,
entregó su parte a cada músico
y la interpretó ante el Sínodo.
El impacto en los obispos fue tremendo.
Inmediatamente Mastropiero fue excomulgado.
Los guardias suizos arrojaron por la ventana
las partituras,
los instrumentos...
y el compositor.
Y, una vez más,
el impacto fue tremendo.
A continuación escucharemos, precisamente,
el "Gloria" de Mastropiero,
tal como fue interpretado
por el compositor ante los obispos
en el salón de audiencias del Vaticano.

Gloria, Gloria, Gloria
Gloria, Gloria
Gloria Deus
Gloria García
Gloria Deus

Gloria mía
cosita lindum
recordo primus día
en que la vi a Gloria
entre mulieribus,
yo la vi a Gloria
en el ómnibus.
Alma mater
¡mamma mía!
una Gloria...

Gloria, Gloria

Gloria, habeas corpus
habeas un corpus magnificat;
Gloria estaba bona,
plus que bona,
Gloria estaba bona:
rebona!

Capelli longui et finii,
cutis angelorum
oculi divini
labius seductorum
pectorem turgenti
et in saecula saeculorum.

Yo la vi a Gloria,
en el asiento del ómnibus,
yo me apropincué
para hacerle el versiculum
¿Posum sentarme con usted?

¿Y qué hizo Gloria?

Gloria curriculum.
Ella quiso ir al cine,
sine qua non,
luego fuimos ipso facto
a casa de ese hembrón.
A priori parlatur,
danzatur a priori,
a posteriori osculatur,
et hicimus amorem,
hicimus amorem
a priori y a posteriori.
fuente: musica.com

Letra añadida por: triple7 (#23.165)

Les Luthiers
Valora la calidad de la letra

Compartir 'Gloria de Mastropiero'

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter
Enviar letra a un mail
Imprimir letra
ir a arriba