EN EL MONTE DE LOS EQUINOCCIOS letra ARTURO MEZA

En el monte de los equinoccios Letra y Canción

Arturo Meza

Añadir a Favoritas

Guardar en Playlist

EN EL MONTE DE LOS EQUINOCCIOS es una canción de Arturo Meza.

LETRA

'En el monte de los equinoccios'

Parado en el monte de los equinoccios puedo mirar a lo lejos venir
Una caravana del norte y otra caravana del este, van al sur.
Van madregalgos y poneys con sus respectivos jinetes enanos,
Dos elfos al frente con vistosos colores entonan extrañas
Y viejas canciones de amor.
Hay guerreros entre los viajeros,
Algunos se conocen, otros se ven a los ojos,
Y se descubren como hermanos en el correr de los siglos;
Van en busca del rastro de la gran señal,
Hacia la copa que emana la luz que apaga la sed de los pueblos
Van hacia el misterio.
En algunas aldeas muchos viajeros quedan hechizados
En el corazón de una doncella.
Otros son huéspedes a la vera del camino del corazón de la tierra.
Los elfos y ridrish el mago con otros enanos tomaron veredas oscuras,
Van hacia la linea de encuentro con otros crepúsculos
Que ningún viajero a podido soñar.
Nuestros guerreros avanzan pero el sendero se hace más estrecho.
¿quién cruzara el laberinto de piedra?
¿quién morirá enloquecido de miedo?
¿quién por visiones de furias y lobos rabiosos llegará sudoroso
Al recinto de la mariposa de piedra o gorgona de fuego
Y quedará reducido a cenizas?
¿quién hablará de saturno a los magos malignos
Que tejen cadenas secretas a orión?
¿quién le pondrá una corona de olivos al minotauro poeta
Y deshojará madreselvas por la llanura estelar
Y por la ruta de plata para poder regresar?
¿quién se hundirá en el espejo sanguíneo sin miedo?
Y caerá en los desiertos, desiertos severos que esconden
Serpientes de fuego para la prueba final, y al final sin prisa,
Un dorado lago espera, albergando en alguna de sus orillas
La barca de los misterios,
El vehículo que transita en la bruma hacia lo desconocido,
Hacia la copa de luz sin sombras, hacia el origen.
El ave del rey cruzará los cielos dibujando runas.
Quién descifre los signos no beberá de las aguas
Para vagar por la orilla, ciego sin el canto del rey
Y sin la barca dorada.
¿pero cuál sed será mayor; la de los altos vuelos o la de las bajas aguas?
Parado en el monte de los equinoccios puedo mirar a lo lejos partir,
Una caravana hacia el este, otra caravana se pierde más allá de la noche.
Cantando a la luz de la luna puedo sentir otro siglo morir,
Cargando en lo profundo del vientre una cascada de estrellas hacia el alba, hacia el alba.
El ave del rey cruzara los cielos dibujando runas