A la Siniestra del Padre de Arturo Meza

Al borde del abismo Letra

Arturo Meza

LETRA

'Al borde del abismo'

Levántate y camina, si has de servir de guía a otros hazlo ya,
Que los tiempos se acortan y nadie debe quedar dormido.
Es la fecha en que el usurpador deberá caer.
Que no queden caminos sin limpiar ni recorrer
Que no queden niños a merced de los buitres
Que la prostituta vuelva a ser mujer
Y que no queden hienas en el sanedrín de hoy
Que tu palabra sea de luz y se descorra el velo de los templos
Aunque todos los hipócritas rasguen sus vestiduras
Que bien les hará ventilar un poco esas carnes sucias y podridas
Al borde del abismo.
Bienvenido judas a mi corazón
Lo que tengas por hacer se va a cumplir
No tengas miedo igual esteban va a caer entre las piedras
Tomás por una lanza y si te mostrase el cuadro de terror que se avecina
Comprenderías que una gota de rocío
Es más que tu conciencia desquiciada
Descenderás hasta la marca de leproso
Que te dará más calor que mi recuerdo
Pero subirás como burbuja en mares turbulentos y quemarás el tiempo
Y comerás conmigo de ese higo y ese pan de miel que comías indiferente
Al borde del abismo, al borde del abismo, al borde del abismo.
A veces la piedra no comprende al fuego
Sino hasta que es golpeada por otra piedra o el acero
Un lamento en las tinieblas no comprende la armonía que le circunda
Y que lo mueve desde su propio centro
Hay lámparas de fuego que los fríos corazones no sienten
Aromas de flores encarnadas que marean a la cría de agripa,
De hannan y de caifás...
Es difícil encontrar perfume en la inmundicia
Sólo azufre y fuego del verbo que hiere la conciencia de ángeles caídos
Que ya ni recuerdan quiénes son, ni adonde van, ni a lo que han venido
Angeles dolidos que aún en el destierro
Buscan nuevos destierros en el crimen
Al borde del abismo, al borde del abismo.
A lo bueno dicen malo y a lo malo bueno
A la luz llaman tinieblas y a las tinieblas luz
Al canto de los ángeles llaman blasfemia y a la blasfemia salmo
Al vientre estelar de madre maría llaman de ramera amarga
Y a la amarga ramera llaman templo dulce vaticano y bendicen y financian guerras en el nombre de un dios que desconocen
Contra los pocos justos e inocentes
Y a los impíos llaman justos y los coronan reyes
Al despojo llaman santidad y a los bienes males
Que la iglesia y el estado administrarán, encomiendas y tributos
Para que los pobres no tengan y los ricos más y más
Y los dejan muertos de hambre a cambio de su salvación
Y si alguien blasfema en contra del obispo o del gobernador
Vendrán al rescate el santo oficio siglo xx o el ejército triturador
Ahora sin capuchas, casi todos son verdugos
Al borde del abismo, al borde del abismo
Papas estrategas del demonio y del dinero escondidos en vitrinas antibalas
Repartiendo bendiciones de cristiano mentiroso
A cristianos pendencieros
A ignorantes, mojigatas y serviles usureros
Con discursos de palabras muertas en papel para letrinas
Mientras que a escondidas tramitan sus alianzas
Con gobiernos de asesinos y traidores.
Los angeles no leen en partituras sus discursos
Todo está grabado con punzón de fuego en sus corazones
Obreros que construyen puentes y escaleras de luz en las tinieblas
Los angeles no se esconden, son libres y no tienen miedo
Mirad al ave azul de los trinos mágicos, el bien amado jesús
Quién no vivía en jaulas de oro
Ni se escondía tras un cristal anti-mendigos, anti-violencia
Del hambriento de justicia, caminaba al lado de rameras,
Despojos y leprosos y los curaba, y les amaba y los curaba
Y vosotros ¿a quién habéis amado? ¿a quién habéis curado?
Si estáis infectos de extrañas pestes y de úlceras sanguinolentas
Por vuestros vicios.
¡callad profetas mentirosos, que son gusanos los que brotan por vuestra boca
Cuando habláis de solidaridad y buenos deseos para vuestro pueblo
Que tanto exprimís¡
Al borde del abismo, al borde del abismo, al borde del abismo.
Mirad lo que habéis hecho de vuestro corazón
Un inmundo predio lleno de larvas y reptiles
Al borde del abismo, al borde del abismo, al borde del abismo.
Los angeles no piden limosna para edificar mausoleos de basura
A santos de cartón...ellos están vivos y no cesan de trabajar
Y no aparecen en medallas conmemorativas.
¡que no hay nada que conmemorar hasta erradicar el odio y la vergüenza
De ser el egoísta numero uno del universo¡
Los angeles no construyen templos a la vanidad
Saben que es el corazón el único santuario de oración
Y de liberación de cargas milenarias
Y que ni las pandillas de maricas fornicarios que dirigen el destino
De los pueblos y naciones podrán con sus legiones de soldados
Y vigías mercenarios detener el canto de mis aves.
Tumban su puerta, masacran a sus hijos, violan a sus mujeres
Dejando su baba de larva nauseabunda en sus entrañas...
En un terrible plan nacido del diablo para abatir el recuerdo
De dios en sus corazones, pero ni aún así claudicarán...!no¡
Al borde del abismo, al borde del abismo, al borde del abismo.
Gracias niños de la aurora, venidos de tan lejos a morir por mi,
A velar por mi, que quién cuidaba del rebaño me cuidaba a mi,
Que quién alimentaba a los mendigos me alimentaba a mi,
Quién daba albergue a los desamparados me daba abrigo a mi,
Y quién sanaba el corazón de los caídos me sanaba a mi, me sanaba a mi,
Soy una esencia, una habitación que habita cada corazón
No tengo forma, soy la llama del amor,
De el amor que con tanto fervor habéis crucificado.
Gracias serpientes-hombre por vuestros venenos, vuestras guillotinas,
Vuestras cárceles y falsos testimonios
Que sin ellos vosotros mismos no estaríais
Creciendo en este planeta-escuela.
Y que por todo ello regresaron más templados mis hermanos y mis hijos
Más llenos de voluntad creadora y dispuestos a viajar a otros planetas
Que como el vuestro yacen en la miseria,
En la inmundicia provocada por los que algún día han de venir hasta mí
A tomar lo que en verdad les pertenece
Y no andar robando el oro del lodo de una nación
Al borde del abismo, al borde del abismo.