Quiero salvarme - Pablo Hasél

Quiero salvarme

Pablo Hasél

Letra, canción

LETRA

'Quiero salvarme'

Se que me ves más allá de mis mil bajones al mes
por eso repito aquello que en mi infancia cantó Pablo Milanés:
"porque esto no puede ser no más que una canción
quisiera fuera mi más sincera declaración de amor.
Romántica sin reparar en formas tales
que pongan freno a todo lo que siento ahora a raudales"
Aprecio lo que vales al no dejarte comprar,
al no vender mi bondad renegando de querer ser normal.
Le digo a mi ansiedad que volveré a verte pronto,
me enamoro de la vida y a la muerte asombro.
Cuando murió mi inocencia creí no poder afrontar bien
tanto engaño y me hice daño porque más no quería saber.
Hoy sin embargo celebro mi salida del letargo sobre tu piel
y para vivir me basta a Pablo sin necesitar la armadura de Hasel.
Yo te quiero más que Silvio Rodríguez a Fidel,
amo tus manos libres de acariciar este sistema cruel.
Saber que vives me reconforta hasta poder desconectar,
mi mayor privilegio ante el necio que niega la evidente verdad.
Mi guerra contra la llamada de la droga me recompensa
cuando al salir herido ejerces de enfermera y me esperas
hasta que mis fantasmas saquen bandera blanca,
ojala mis madrugadas pasadas te contaran cuánto te esperaba.
Lloro mis errores con semen en tu ausencia. Mi destino lo escribo
con un poema maldito que delante tuyo tiro.
Quiero salvarme, gracias por recordarme que no es tarde
aunque al nacer el juez se pusiera las botas con mi condena.
Mátalo cada vez que no acabo vomitando un sábado,
te pido matrimonio en mis párpados, cuando mirar ahí fuera
ya no merece la pena, he de construir otro mundo dentro mío
mientras me entrenas para no ser absorvido por el vacío
Y Sonrío en la soledad porque aprenderé a valorarte más.
Amo tu arte al matar aquello que me lleva a la fatalidad.
Odio mi tendencia a no descartar el suicidio por completo,
realmente sólo me encuentro cuando dentro tuyo me meto.
Me atacan muertos que van presumiendo de vida.
Y qué más da si te espero donde el horizonte termina.
No concibo más refugio ante la tormenta que tu regazo.
Cuando me proteges de diablos ni recuerdo haber estado tan destrozado.
Aún queda fuego a prueba de lágrimas dentro de mi,
suerte que no se extinguió cuando en incontables campos helados tus llamas perseguí.
Te invoco en cada rincón, renazco para nacer contigo.
yo que creía que para el poeta no existe el olvido...
Quizá sea la última oportunidad que le de a la existencia,
vi pedirme perdón a la alegría mientras en tus brazos me mecías.
La salida del sol ya no es una falta de respeto a mis noches sin pegar ojo
porque pego en tu mirada la certeza de no estar solo.
Ebrio de serenidad me acerco a ti como un niño a un regalo
y extasiado reinvento el empujón del desaliento que exhalo.
A tu lado es imposible la nostalgia, en todo caso sólo la melancolía
de no habitar jamás en el mundo que tú quieres, que yo querría.
¿Qué sentido hubiera tenido esto sin haberte conocido?
Derribo otro muro, puedo verte aunque todo esté oscuro.
Que el futuro me mate si no es contigo.
Mi sueño es acabar dormido cada día mientras te vislumbro.
Que mi cansancio no me lleve a la perdición más absoluta
ni logre que pierda la esperanza tantísimo hijo de la peor p***.
Que la tristeza me perdone por no ser el amor de mi vida,
aún quiero salvarme, aún veo la solución cuando me miras.
Y puedo centrar en tu cuerpo mi mirada perdida.

Apoyar a Pablo Hasél

  • Pablo Hasél no está entre los 500 artistas más apoyados y visitados de esta semana.

    ¿Apoyar a Pablo Hasél?

    Ranking SemanalMedallero