Disco 'En alma y hueso' (2014) al que pertenece la canción 'La vendedora de cerillas'

La vendedora de cerillas

Rayden

LETRA

La vendedora de cerillas Letra

Desahuciado de un hogar sin orden judicial.
Va ciego por una zo*** camuflada con piel de cordero.
Condendo al desdén y orden de alejamiento
a diecinueve letras, las que forman
"hay otro, ya no te quiero".
Exiliado como el poeta en tiempos de guerra civil,
lo que un día llamó casa pasó a territorio hostil.
Y le tocó partir teniendo que verla de cerca,
pero a veces cerca es un verja que no deja huir.
Después del fin un telefilme que habla del declive.
Mal divisible, mal baby shoga, exprime.
De bar en bar él va besando vasos
y hace caso omiso a los avisos de "peligro, caída libre".
Otro muñeco de jengibre, a lomos de ginebra
que escapando de las fieras dejó tierra firme.
Para intentar cruzar el cauce,
terminó en sus fauces con un mensaje
"soy tu cárcel y no saldrás de ella".

Y así la Tierra perdió un ángel,
y así el cielo ganó otra estrella.
Por no saber dejar al margen los engaños de pareja
se mintió con la botella.
Borracho para borrar con alcohol de quemar
esas heridas que no pudo cerrar.
Quiso beber para olvidar y así se olvidó vivir,
como puertas que dejan entrar pero jamás salir.

Qué difícil es partir cuando quieres escapar de ti.
Por mucho que corras no podrás huir,
cada vez más lejos y cerca del fin.
Hay gente que quiere verlo todo arder,
arder y arder con vigas de papel.

Ella le dio el mechero, él hizo el resto luego.
Perdona, ¿Tienes fuego?

Encadenado a su castillo como un caballero sin reino
con un caballo de bolsillo.
Quería volar al galope, soñar en mute,
sentir el chute, perder el norte.
No se pudo bajar de ese tren y se pasó de estación,
bajo su piel un corcel de tierra color marrón,
perdió las riendas como el de Troya, otro que encierra.
Una guerra en su interior fuera es de cartón piedra.
Hablando en plata y viviendo al día,
enganchado a una mujer que mata y le ata de por vida.
Un féretro con patas, sin fe, que hace que viajes y lo sigas,
pero sólo expende billetes de ida.
Y fue desde el punto de partida hasta el de no retorno,
donde más pronto que tarde todo olvida.
"Nada que sienta bien puede ser tan malo en el fondo
y sólo quiero algo de paz", se decía.

Y así intentó comerse el mundo
y así la calle devora al chico.
Por intentar volar tan alto se perdió con cada salto,
cayendo con cada pico. Pobre niño rico,
le atrapó la roca intentando escalar a la cima.
Qué ironía que el mayor jode vidas del mundo
diga que viene a salvarte disfrazado de heroína.

Qué difícil es partir cuando quieres escapar de ti.
Por mucho que corras no podrás huir,
cada vez más lejos y cerca del fin.
Hay gente que quiere verlo todo arder,
arder y arder con vigas de papel.

Ella le dio el mechero, él hizo el resto luego.
Perdona, ¿Tienes fuego?

Qué difícil es partir cuando quieres escapar de ti.
Por mucho que corras no podrás huir,
cada vez más lejos y cerca del fin.
Hay gente que quiere verlo todo arder,
arder y arder con vigas de papel.

Qué difícil es partir cuando quieres escapar de ti.
Por mucho que corras no podrás huir,
cada vez más lejos y cerca del fin.
Hay gente que quiere verlo todo arder,
arder y arder... con vigas de papel.

Qué difícil es partir cuando quieres escapar de ti.

Ella le dio el mechero, él hizo el resto luego.
Perdona, ¿Tienes fuego?

Comparte si te ha gustado