Ahora

Diego Ojeda (ft. Elvira Sastre)

Letra de la canción

Elvira Sastre:
Yo era una tarde de invierno,
nostalgia y ceniza en la cama,
los restos de un incendio provocado,
las ruinas que quedan cuando un castillo es asaltado sin piedad,
Un poema cansado en forma de papel arrugado
en la papelera de una oficina gris.

Tú eras un paseo por el campo un día de marzo,
el olor a caricias sobre la hierba recién cortada,
el abrazo de bienvenida en la terminal vacía de una aeropuerto,
la hora del recreo, la tarde del viernes,
la vuelta a a casa después del trabajo,
un sábado por la noche,
un gol por la escuadra en el último minuto,
el polvo de reconciliación de todas esas discusiones
que en el fondo solo son excusas para encontrar nuevas formas de quererse

Esas eran nuestras credenciales
mucho antes de presentarnos

Diego Ojeda:
Hay un verso dormido en la rama de un árbol,
hay verdades ardiendo detrás de la piel,
hay un beso naciendo en la puerta de un baile,
hay promesas que no se manienen en pie.

Hay poemas de amor y canciones que duelen,
hay tormentas que avisan y aviones que no,
una madre que gaurda una vida en su vientre
hay abrazos que curan y no los receta un doctor

Luego estás tú,
mojándolo todo de calma,
tatuando tu risa en mi espalda,
bailándome lento y sin luz.

Luego estás tú,
mojándolo todo de calma,
tatuando tu risa en mi espalda,
bailándome lento y sin luz.

Elvira Sastre:
Entonces, un día de otoño,
sin cartas y sin manga cautelosa
te acercaste a mí con esa ternura
que sólo tienen las personas que saben amar.

Me lamiste la tristeza
y nevaste sobre mi espalda tiroteada
cosiste con la paciencia
de quien creee en lo que espera
las costuras rotas de mi pelo
llenaste mi almohada de buenas noches y
mejores sueños al descansar
tu cabeza sobre ella,
empece a compasar mi respiración a tus latidos
y la música empezó a tener sentido.

Un tiempo después,
una mañana de esas en las que el Polo Norte
se concentra en toda de la ciudad
to observé descansar agotada
y en paz sobre mi cama
mientras escuchaba llover
a través de la ventana
y de repente perdí el frío.
Fue así mirarte, fue el deshielo,
te contemplé y vi como se reconstruía
la primavera en mi vida,
las cuatro paredes de mi habitación se abarrotaron de esas margaritas
que solo saben decir que si
Te despertaste y se me llenaron los ojos de pétalos,
me miraste y te pregunté "¿Qué has visto en mí?"
"Una flor en medio de un campo en ruinas"
contestaste tú.

Diego Ojeda:

Hay cantantes que no sonarán en la radio,
hay países sangrando en el nombre de un dios,
al final del andén un adiós con la miel en los labios
hay dos chicas a solas revolucionando el amor

Luego estás tú,
mojándolo todo de calma,
tatuando tu risa en mi espalda,
bailándome lento y sin luz.

Luego estás tú,
mojándolo todo de calma,
tatuando tu risa en mi espalda,
bailándome lento y sin luz.

Ahora que vivimos libre y somos aire,
ahora que ha pasado un año y ya no hay nadie
esperando en otra parte,
secuestrándome en los bares
ahora que hay canciones solo para tí,
ahora que hay canciones solo para tí
fuente: musica.com

Letra añadida por: music word (#12.406)

Valora la calidad de la letra
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Compartir 'Ahora'

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter
Enviar letra a un mail
Imprimir letra
ir a arriba