Juicio Final

Isusko

Letra de la canción

[Isusko]
La noche cae en la ciudad
ya nada puede protegerte,
soy rey de la oscuridad
y las tinieblas
tendrás suerte si es que logras evitarme,
vengo a darte tu castigo
porque todo aquel que intente dominarme
es mi enemigo.
Hay soldados esperando mi señal
en cada esquina,
en Argelia, Afganistán, Israel o Palestina,
mientras una mano ofrece
la otra te agarra del cuello,
hay momentos que cambian la historia,
y hoy es uno de ellos.
¡Hazlo! sin pensar por qué,
el porque es debilidad,
machaca a tu rival, él no tendrá piedad,
y no dudará en matarte
ni por un instante,
como un microbio
en un mundo de gigantes
¡Ya lo creo! Yo soy la lujuria y el deseo
más inconfesable
de las almas que poseo,
tu declive mi apogeo,
el gentío me ha elegido,
tú impones desde el cielo,
yo les susurro al oído.
Soy el mal que habita en ti,
rechazarme es rechazarte,
no sé qué te hace pensar que Dios puede salvarte,
él no escucha vuestras súplicas
pues son todas en vano,
echa un vistazo a las calles
y verás que yo gano.
No dejaré morir a mi hijo en una cruz,
es la guerra de la oscuridad contra la luz,
ahora elije, si no estás conmigo
eres mi rival,
no hay lugar para esconderse,
ha llegado el juicio final.

[Estribillo]
Y que el día se transforme
en noche o la oscuridad en luz,
un nuevo nacimiento por cada nuevo ataúd,
eterna pugna manteniendo la armonía ,
un alma tuya por una de las mías.
El ying contra el yang como viejos adversarios,
el bien es obligación,
el mal necesario,
la oscuridad contra la luz,
odio contra amor,
hasta que uno de los dos
se proclame vencedor.

[Santa RM]
Otro día en la ciudad, hoy yo vine a protegerte,
soy el único rey, ten fe ,
no existe la suerte,
tú tienes la decisión
entre el perdón y el castigo,
son fríos o calientes,
no hay espacio para tibios.
Quién me reta obtiene castigo,
tarde o temprano desploma,
mira el barco inhundible,
a Gomorra y a Sodoma
doy las batallas más duras a mis mejores soldados,
resiste, que aquí no pierde el que se encuentra de mi lado.
¡Detente!
deja de empuñar ese gatillo,
no te condenes a ti mismo,
guarda el arma en el bolsillo,
perdona, no vale la pena
que mueras en vida,
reflexiona, sigue adelante y olvida.
No me busques en la iglesia,
no estoy en ese lugar,
ya hace tiempo que se corrompió
y no me dejan entrar,
búscame en aquel que ayuda al que lo necesita,
en quien cura a los heridos,
quien los ancianos visita.
Soy el bien que habita en ti,
rechazarme es rechazarse,
soy el alpha y el omega,
solo yo puedo salvarte,
ellos dicen, si Dios existe entonces
no habría guerras,
si siguieran mi mandato
ya estaría mejor la tierra.
Defiende a quien lo necesita,
toma tus decisiones,
te di libre albedrío y como Dios da,
también quita.
Arrepiéntete de tus pecados,
escucha la señal,
no hay lugar donde esconderse,
ha llegado el juicio final

[Estribillo]
Y que el día se transforme en noche
o la oscuridad en luz,
un nuevo nacimiento por cada nuevo ataúd,
eterna pugna manteniendo la armonía ,
un alma tuya por una de las mías.
El ying contra el yang como viejos adversarios,
el bien es obligación,
el mal necesario,
la oscuridad contra la luz,
odio contra amor,
hasta que uno de los dos se proclame vencedor.

[Isusko]
¿Tú fe mueve montañas?
Mi fe cambia a personas,
aguanta la tormenta cuando tú les abandonas,
tú,
que siempre cuestionas todas sus decisiones,
mi reino no es el cielo,
yo vivo en sus corazones.

[Santa RM]
Yo les di un lugar donde vivir
y una libertad,
fuiste tú entre las tinieblas
quien les trajo maldad
Yo no juzgo religión, ni raza, ni sexualidad,
no es difícil distinguir
entre hacer el bien y el mal.

[Isusko]
Estoy arto de tus leyes yo sé que eres un farsante,
La verdad habla por sí sola cuando
la tienes delante,
tú convences a ignorantes
y castigas sin piedad
Y no hay mayor mentiroso
que quien dice tener la verdad.

[Santa RM]
Yo no impuse leyes,
les di mi verdad y aclaro,
cada quien será juzgado por lo que aprendió
y lo que hayan aceptado,
yo perdono al que de verdad se arrepiente
y así como te creé
puedo acabarte en un instante.

[Estribillo]
Y que el día se transforme en noche o la oscuridad en luz,
un nuevo nacimiento por cada nuevo ataúd,
eterna pugna manteniendo la armonía ,
un alma tuya por una de las mías.
El ying contra el yang como viejos adversarios,
el bien es obligación, el mal necesario,
la oscuridad contra la luz, odio contra amor,
hasta que uno de los dos se proclame vencedor.
fuente: musica.com

Letra añadida por: DEYVERS (#1.109)

Isusko
Valora la calidad de la letra

Compartir 'Juicio Final'

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter
Enviar letra a un mail
Imprimir letra
ir a arriba