Walls

Soledad

Walls

LETRA

Alinear a la izquierdaAlinear al centroLetra más grandeLetra más pequeñaVer video

A mi cuerpo,
cuerpo y alma,
tan unidas y tan separadas al mismo tiempo.
Actuamos por miedo al Karma,
lo único capaz de hacernos pagar sin antes negociar el precio.
Cuerpo y alma,
alma y cuerpo,
ambas cosas afectadas por el tacto,
una por el impacto de tus palabras,
y otra por el dolor de asumirlo sin siquiera poder cambiar el gesto.
Aunque vuelo,
aceptamos la realidad, diciendo que nos hará gracia conforme pasen los años.
Yo me dedico a pensar, si es esa tranquilidad valdrá la pena después de la frustración de antaño.
Y es que, esta vida son dos noches,
y yo he pasado una de ellas escribiendo en mi cuarto.
Y es que si nos acostamos diciendo que mañana será otro día,
nos saldrán arrugas sin percatarnos.
“Soledad”, qué bonito nombre tienes,
de no sentirme querido,
a sólo querer sentirte,
mi folio de las 2am.
Está en la capucha y los cascos,
pasando por las líneas del pupitre.
Eres la única musa que logra evadirme,
por eso te echo de menos, te hecho la culpa.
La cuestión es echarte pero si tan sólo si vuelves.
Dado que para poder encontrarme,
tengo que ver que no me buscan.
De vuelta al momento exacto,
y... de vuelta al lugar intacto,
pero cual me vuelvo objetivo pa’ apreciar la coherencia de tu ser abstracto.
Y... de vuelta al entorno exacto,
en el que escribo y canto,
que perdona por haber sido tonto
¡y que gracias por haber sido tanto!...
No sé cuándo estaré muerto,
pero por cierto,
antes a que mi boda
acercate a mi entierro.
No celebren lo que lograré con el paso del tiempo,
mejor recuerdame por lo que hice en mi momento.
Soy de revolvente entre sábanas,
de los de domingo en pijama,
antes de que en viernes en traje.
De los de nieve, trueno, llueve, viento en popa, a toda vela y el primero en gritar al abordaje.
Y de los que van con la maleta llena,
por que los sueños caben aunque sean dos días de viaje.
De los que no preguntan cuánto queda,
sino que hacen una musa del paisaje.
Soy de los que nunca piden mesa para dos,
dado a que su frustración le da de comer aparte.
Quizá por que las ganas de comerse al mundo son convertido en una ambición que ahora sólo le hace pasar hambre.
Y eternamente, sería capaz de ser oyente,
de la sinfonía entre tus labios y tus dientes.
Cortaría el hilo del cual pende
el pie derecho que mañana decide mi suerte.
Y tan sólo en caso urgente,
me partiría el corazón en mil pedazos diferentes
sólo si me aseguran que eso es sufieciente para forjar un sonrisa en uno de mis oyentes.
De vuelta al momento exacto,
de vuelta al lugar intacto,
en el cual me vuelvo objetivo pa’ apreciar la coherencia de tu ser abstracto.
De vuelta al entorno exacto,
en el que escribo y canto,
que perdona por haber sido tonto
y que gracias por haber sido tanto...
... De vuelta al momento exacto,
y... devuelta al lugar intacto,
en el cual me vuelvo objetivo pa’ apreciar la coherencia de tu ser abstracto.
...Y de vuelta al entorno exacto,
en el que escribo y canto,
que perdona por haber sido tonto
y que gracias por haber sido tanto.

fuente: musica.com disquito - musica.com

Compartir la letra 'Soledad'

Buscar canciones
X
Autoplay
Ver video
ir a arriba