Disquito de musica.com

LETRA 'DOY'

Mira como cambia todo, tanto que da miedo
de soñar con un futuro, a vivir un presente incierto.
Y es que apuesto a que tu vida no es tal cual tú la soñabas,
hay más muros y murallas, y ya no sirve tu espada.
Y llega el frío, pero arropas la emoción.
El corazón se eleva al cielo para buscar su color,
ya que el dolor vive en el suelo.
Mi consuelo es que, pese a que el tiempo no espere,
sé que siendo quien soy hoy podré con todo lo que llegue.
Y es mi ayer la dulce miel de la nostalgia,
sintiendo que aprendo y eso hace que sienta calma.
Porque la balanza cambia para darme un punto exacto:
el equilibrio entre lo absurdo y la inteligencia de un sabio.

Y no son labios los que busco, mucho menos fama,
sino afán por descifrar lo que es la vida y como amarla,
como dar sin recibir, sin prescindir de lo que importa,
es no quedarme vacía y pese a todo hallar la forma
de valorar de más cada caricia y experiencia,
porque forjarse uno mismo es el contraste de fe y ciencia,
es la esencia de mi vida, una de cal y tres de arena.
Pensar que sufrí sonriendo y fui feliz sintiendo pena,
porque apenas he empezado a andar. Le temí al fracaso
y mi fracaso fue dudar y cuestionar lo que yo valgo.
Porque yo vivo mi historia y no será otro quien la escriba,
porque, pese a equivocarme, quiero ser yo quien decida
que mi hogar lo llevo a cuestas vaya a donde vaya,
y ya no hay vallas que separen mis dudas de las palabras.
Y en mi cama la nostalgia se rinde, ya no hay queja,
porque de cada momento intento sacar moraleja.
Mi alma aleja todo el odio y brilla más fuerte que nunca.
Hoy me fusiono con la vida, mi energía no se enturbia.
Y ahora que venga el futuro que lo miraré de frente,
porque soy la consecuencia de mis actos, soy más fuerte.
Que perderme fue la clave, perderme fue la respuesta,
porque me he echado de menos y ahora sí que soy quien era.
Es la prueba de tu fuerza las dificultades que hallas,
las rayadas que te estancan son lo que te harán cambiar.

Doy la gracias por sonreír, doy las gracias por llorar,
doy gracias porque sigo viva y porque me siento especial,
doy gracias por lo que he vivido, doy gracias por lo que soy,
doy gracias por lo que he perdido y lo que sigue aquí por hoy,
doy gracias por cada respiro, por poder abrir mis ojos,
por dudar sobre el sentido y del camino y de algún modo
doy las gracias por mi vida, por querer lo que ahora tengo,
por saber mirar la luna y por conversar con el viento.