Disquito sustituye a Green A

Confesión de un asesino (Trastornos Mentales)

Green A

LETRA

Alinear a la izquierdaAlinear al centroLetra más grandeLetra más pequeñaVer video

Hey, Magda, ¿recuerdas cómo nos conocimos?
Pareciera fue el destino quien me hizo acabar contigo
Pues nuestro amigo Dago nos hizo amigos
Sin imaginar que su chica luego se iría conmigo
Y es que no pude evitar desear recorrer tu piel
Tal vez porque eras como yo, una adicta a sentir placer
No te importó tener novio, pues me querías poseer
Eso noté en tu mirada desde la primera vez
Por ello fue que conseguí fácil tu cuenta de face
Sólo dijiste te agregara desde una cuenta fake
También me diste una imagen para poner de perfil
Eran tres globos color verde atados entre sí
No supe cuál era el por qué, pero no te pregunté
Tiempo después supe muy bien por qué lo querías hacer
Tu parafilia era extraña, pues te excitaba coger
Hombres vestidos de payaso, ¿quién lo iba a suponer?

Esta es la confesión de un asesino
Que hizo que alguien más pagara por sus delirios
Sí fui yo, yo, yo, yo
Yo, yo, yo, yo

Siempre fuiste intrépida, es un hecho, lo sé
En tu trabajo te nombraron periodista del mes
Por la entrevista que le hiciste a un tipo loco, Ezequiel
Autoproclamado profeta y verdugo a la vez
Él a los 15 mató a un padre, pero esa no fue la razón
De tu entrevista sino el hecho de que luego se convirtió
Del ateísmo a ser creyente y un profeta de Dios
Le preguntaste cómo diablos es que eso sucedió
El dijo que fue la pintura la que lo convenció
Refiriéndose a un cuadro ambiguo de un antiguo pintor
Dijo su cuadro cambió el rostro y luego que este le habló
Diciendo que él lo había creado, que era el rostro de Dios
Entonces eso… Fue lo que lo convirtió
No imaginó sería la burla de toda una nación
Pero es por ello… que aquel demente paró
Pues lo llevaron al psiquiátrico, y con toda razón

Esta es la confesión de un asesino
Que hizo que alguien más pagara por sus delirios
Sí fui yo, yo, yo, yo
Yo, yo, yo, yo

Si pudieras hablar seguro me preguntarías
Por qué te asesiné, la verdad es que no lo sé
Sólo sé tenía que realizarlo y planearlo bien
Al punto en que alguien más llevara la culpa y yo quedara libre
Ja
Sería Dago el inculpado de haberte matado
¿Quién mejor que un ex que aún estaba enamorado?
Y por diversión una carta de amor mandé a tu amado
Pablo para que notara que ya lo habías engañado
Horas después a Dago visité, con el pretexto de una tarde de café
Y cuando los preparé somníferos eché, poco después durmió como todo un bebé
Luego me pasé a recogerte
Te dije había sorpresa esperándote
Y
Vendé tus ojos de camino acá, te puse una nariz de payaso al llegar
Te recosté en el pasto y pensaste en follar, no sospechaste que te iba a decapitar
Y espera a que… despierte Dago, pues
Vaya sorpresa que tendrá al verte muerta a sus pies

Esta es la confesión de un asesino
Que hizo que alguien más pagara por sus delirios
Sí fui yo, yo, yo, yo
Yo, yo, yo, yo

Magda, ignora todo lo que te he dicho, porque no es verdad, te juro no es verdad
Yo no soy un asesino y tú no estás muerta, ¿sabes por qué?
Porque ni siquiera existimos, el único trastornado real de esta serie
Es el creador de la misma, que nos ha inventado tan sólo para sentirse un Dios.
Fuimos simples títeres que condenó para divertirse, pues hemos sido creados
Tan sólo para satisfacer sus delirios de grandeza
Él es omnipotente, omnipresente y omnisciente porque
Ha diseñado nuestro presente, pasado y futuro
Prueba de ello es que el maldito enfermo ya me ha hecho morir
En el futuro haciendo que mi propia hija me dispare
y ¿sabes qué es lo peor de todo? Que no puedo hacer nada para evitarlo
Porque no tenemos libre albedrío, ni siquiera estas palabras son mías
¿Te has percatado de que todos tenemos la misma voz? Es porque
Sólo somos una extensión de él mismo
Y no hay mayor desgracia que ser conscientes de nuestra propia inexistencia

Esta es la confesión de un asesino
Que hizo que alguien más pagara por sus delirios
Sí fui yo, yo, yo, yo
Yo, yo, yo, yo

La apoteosis del hombre es posible mediante el arte
Pues en el momento en que un artista crea un universo alterno en su mente
Adquiere las cualidades de un Dios ante sus creaciones
Y a menos de que estas se conviertan en una disociación real en la mente del artista
No tienen el más mínimo poder para cambiar su destino

fuente: musica.com disquito - musica.com

Compartir la letra 'Confesión de un asesino (Trastornos Mentales)'

Buscar canciones
X
Autoplay
Ver video
ir a arriba