J.s Homero

Best Friend

J.s Homero

LETRA

Alinear a la izquierdaAlinear al centroLetra más grandeLetra más pequeña

BEST FRIEND
J.s Homero ft. Mary Ruiz

Perdido en el arrepentimiento
No puedo encontrar el camino en la tierra
Mis secretos gritan fuerte por un amor perdido
No tengo necesidad de amor por suplicas
Mi corazón ofrece hospitalidad, mas no mendiga
Mis puertas se abren libremente, sin picaporte
Mi amor es sin ningún disfraz
Mi amistad es un llano fraternal

Mis verdades están todas previstas
Esta angustia revelada a sí misma
Estoy desnuda hasta los huesos
De la desnudez me escudo

Lo que uso es el mí mismo:
Conservo sobrio el espíritu


La ira permanecerá
Los actos dirán la verdad
En lenguaje exacto y puro
Detengo la engañadora boca
La furia reduce mi más claro grito
A una agonía tonta
Soy de plata y exacto. Sin prejuicios
Y cuanto veo trago sin tardanza
Tal y como es, intacto de amor u odio

No soy cruel, solamente veraz:
Ojo cuadrangular de un diosecillo
En la pared opuesta pasó el tiempo
Meditando: rosa, moteada
Tanto que la miro
Que es parte de mi corazón
Pero se mueve

Rostros y oscuridad nos separan
Sin cesar, ahora soy un lago
Sobre mí una mujer, busca mi alcance
Vuélvase a esos falaces, las luciérnagas de la luna
Su espalda veo, fielmente la reflejo
Ella me paga con lágrimas y ademanes
Le importa una mierda. Ella va y viene
Su rostro con la noche sustituye las mañanas
Me ahogó niño y destrozado

En ocasiones te encuentras de una forma distinta a tu ser, a tu mente y solamente te detienes un instante para darte cuenta de lo que tu cuerpo está haciendo y todo el concepto se quiebra, de modo me acomodo para volar el humo, siempre lleva el volante, te llamo luego, tengo que colgar
Descansas en tu habitación infinita, voy a envolverte en una sábana blanca, pintarte los labios de sangre pues tu piel es pálida, cortar tu cadena que frena el poderte abrazar, matar los perjuicios que desde la gran explosión la energía oscura se decidió asignar, voy a transitar por la nebulosa y visitar la tumba de la meretriz ¿le digo que la mandaste a saludar?
Ahora me encuentro hipnotizado por el aleteo de una mariposa, yo andaré cuidando siempre sus ojos su aroma y todo lo que provoca en mí, tendré que sonreír si algún planeta se enamora de ti, pues yo no te hago feliz, estimada mariposa hermética


Enseguida me encuentra en una forma distinta a tu ser a tu cuerpo y solamente te detienes un instante para darte cuenta de lo que tu mente está haciendo y todo el concepto, de modo que ya estoy sorda para escuchar el humo, siempre llevas el volante, te llamo luego tengo que fumar, mientras lloras por una maldita mariposa que no te ama

Estoy traspasando el momento a una hoja de papel pero el temblor de la habitación como una lámpara de lava a mis pupilas las comienza a retorcer a desborrar a deformar, la llamada a celular a mi cerebro a un sigue cuerda, eso recuerdo pero me acuerdo que me da igual ,me siento igual libre como liebre en pleno pensamiento y no sé a dónde iré a parar, en todo este mundo está oscuro, aún sigo aquí, tengo frio, unas cuantas estalactitas de hielo viajan en lo que queda de sangre, diminutos aviones de áspero papel y se evaporan en un suspiro repetido por mi tiempo pensando en el escrito que será para ella, el aire que provoca cuando está en mi casa, me come, fuma sin censura por los poros de mi piel, madrugada tras madrugada, solo mi cobertor me tapa, otra noche en mi azotea, por su existir me considero afortunado

En ocasiones te encuentras de una forma distinta a tu ser, perdón es que ya vas a despertar, pero recuerda, esa mariposa no te ama, tengo que colgar




Todos te desean, pero ninguno te ama
Nadie puede quererte, mariposa
Porque no tienes amor
Porque estás seca como la paja seca
Y no das fruto
Tienes el alma como la piel de los viejos
Resígnate. No puedes hacer más
Sino encender las manos de los hombres
Y seducirlos con las promesas de tu cuerpo
Alégrate. En esa profesión del deseo
Nadie como tú para simular inocencia
Y para hechizar con tus ojos inmensos

Fumo mucho. Demasiado
Fumo para frotar el tiempo y a veces oigo la radio
Y oigo pasar la vida como quien pone la radio
Fumo mucho. En el cenicero hay
Ideas y poemas y voces
De amigos que no tengo. Y tengo
La boca llena de sangre
Y sangre que sale de las grietas de mi cráneo
Y toda mi alma sabe a sangre
Sangre fresca no sé si de maldito o de hombre que soy
Toda mi alma acuchillada por mujeres y niños
Que se mueven ingenuos, torpes, en
Esta vida que ya sé
Me palpo el pecho de pronto, nervioso
Y no siento un corazón
No hay, no existe en nadie esa cosa que llaman corazón
Sino quizá en el alcohol, en esa
Sangre que yo bebo y que es la sangre de Cristo
La única sangre en este mundo que no existe
Que es como el mal programado, o
Como fábrica de vida o un sastre
Que ha olvidado quién es y sigue viviendo, o
Quizá el reloj y las horas pasan
Me palpo, nervioso, los ojos y los pies y el dedo gordo
De la mano lo meto en el ojo, y estoy sucio
Y mi vida oliendo
Y sueño que he vivido y que me llamo de algún modo
Y que este cuento es cierto, este
Absurdo que delatan mis ojos
Este delirio en intermitente, y que esta situación, es parecida al Infierno
Que llaman mejores amigos, he oído
A los muertos que el Infierno
Es mejor que esto y se parece más

Me digo que estar borracho es no estarlo
Toda la vida, es estar borracho de vida y no de muerte
Es una sangre distinta de esa otra espesa que se cuela por los tejados y por las paredes y los agujeros de la vida

Y es que no hay otra comunión
Ni otro espasmo que este del vino
Y ningún otro sexo ni mujer
Que el vaso de alcohol besándome los labios
Que este vaso de alcohol que llevo en el
Cerebro, en los pies, en la sangre
Que este vaso de vino oscuro o blanco
De ginebra o de ron o lo que sea
- ginebra y cerveza, por ejemplo -
Que es como la infancia, y no es
Huida, ni evasión, ni sueño
Sino la única vida real y todo lo posible
Y agarro de nuevo la copa como el cuello de la vida y cuento
A algún ser que es probable que esté
Ahí la vida de los dioses
Y unos días soy Caín, y otros
Un jugador de poker que bebe whisky perfectamente y otros
Un cazador de dotes que por otra parte he sido
Pero lo mío es como en 'la amistad entre mujer y hombre es divina'
Un cazador de dotes hermoso y alcohólico, y otros días
Un asesino tímido y psicótico, y otros
Alguien que ha muerto quién sabe hace cuánto
En qué ciudad, entre marineros ebrios
Algunos me recuerdan, dicen con la copa en la mano, hablando mucho, hablando para poder existir de que.no hay nada mejor que decirse, a sí mismo una proposición de Wittgenstein mientras sube la marea del vino en la sangre y el alma

O bien alguien perdido en las galerías del espejo buscando a su mejor amiga
Y otras veces soy Abel que tiene un plan perfecto para rescatar la vida y restaurar a los hombres de este mal, y también a veces lloro por no ser un esclavo negro en el sur, llorando entre las plantaciones de su ser

Es tan bella la ruina, tan profunda sé todos sus colores y es
Como una sinfonía la música del acabamiento
Como música que tocan en el más allá
Y ya no tengo sangre en las venas, sino alcohol
Tengo sangre en los ojos de borracho
Y el alma invadida de sangre como de una vomitona
Y vomito el alma por las mañanas
Después de pasar toda la noche jurando
Frente a una muñeca de goma que existe su amor

Escribir por el desamor no es llorar, es beber
Es beber la rabia del que no se resigna a morir en las esquinas, es beber y maldecir, blasfemar contra tu mejor amiga porque no te ama, contra ese amor sin ser un amor correspondido, pero con preferencias, es beber en la iglesia con música de órgano es caerse borracho en los recitales y manchas de vino tinto y sangre, caerse húmedo babeante y tonto y derrumbarse como un árbol ante los farolillos de esta verbena cultural

Amar a tu mejor amiga es estar hasta el borde en la sangre, este alcohol de locura que ya no justifica nada ni nadie, ninguna sombra de las que allí había al principio

Y decir al morir, cuando tenga
Ya en la boca y cabeza la baba del suicidio
Gritarle a las sombras, a las tantas que hay y fantasmas
En este paraíso para espectros
Y también a los ciervos que he visto en el bosque
Y a los pájaros y a los lobos en la calle y
Acechando en las esquinas
Que ese amor que profesan es el mas peligroso de la tierra

Si no hay amor mutuo, no se llama amor
Si tú la amas, ella te quiere
Tú das la vida por ella, mientras tu corazón muere lentamente

Tu mejor amigo

Esa palabra que jamás asoma a tu idioma cantado de preguntas
Esa, desfalleciente, que se hiela en el aire de tu voz
Sí, como una respiración de flautas
Contra un aire de vidrio evaporada
¡mírala, ay, tócala!
¡mírala ahora!
En esta exangüe bruma de magnolias
En esta nimia floración de vaho
Que —ensombrecido en luz el ojo agónico y a funestos pestillos anclado el tenue ruido de las alas—
Guarda un ángel de sueño en la ventana
¡Qué muros de cristal, amor, qué muros!
Ay ¿para qué silencios de agua?

Esa palabra, sí, esa palabra
Que se coagula en la garganta
Como un grito de ámbar
¡Mírala, ay, tócala!
¡mírala ahora!
Mira que, noche a noche, decantada
En el filtro de un áspero silencio
Se quedó a tanto enmudecer desnuda
Hiriente e inequívoca
—así en la entraña de un reloj la muerte
Así la claridad en una cifra—
Para gestar este lenguaje nuestro, inaudible
Que se abre al tacto insomne
En la arena, en el pájaro, en la nube
Cuando negro de oráculos retruena
El panorama de la profecía

¿Quién, si ella no pudo fraguar este universo insigne que nace como un héroe en tu boca?
¡Mírala, ay, tócala
Mírala ahora
Incendiada en un eco de nenúfares!

¿No, aquí su angustia asume la inocencia de una hueca retórica de lianas?
Aquí, entre líquenes de orfebrería
Que arrancan de minúsculos canales

Qué, en lugar de esa fe que la consume hasta la transparencia del destino
¿No aquí —escapada al dardo tenaz de la estatura— se remonta insensata una palmera para estallar en su ficción de cielo, maestra en fuegos más puros y deleites de artificio?

Esa palabra, sí, esa palabra
Esa, desfalleciente
Que se ahoga en el humo de una sombra
Esa que gira —como un soplo— cauta
Sobre bisagras de secreta lama
Esa en que el aura de la voz se astilla
Desalentada
Como si rebotara
En una bella úlcera de plata
Esa que baña sus vocales ácidas
En la espuma de las palomas sacrificadas
Esa que se congela hasta la fiebre
Cuando no, ensimismada, se calcina
En la brusca intemperie de una lágrima
¡mírala, ay, tócala!
¡mírala ahora!
¡mírala, ausente toda de palabra
Sin voz, sin eco, sin idioma, exacta
Mírala cómo traza
En muros de cristal amores de agua!

Esa palabra de dos sílabas
Te amo
Sí, yo te amo mi mariposa

¿Me amas?

fuente: musica.com disquito - musica.com

Compartir la letra 'Best Friend'

Buscar canciones
X
ir a arriba