La buena poesía de Solitario

La buena poesía

Solitario

Al final de la letra 'La buena poesía' podrás comentar sobre ella y acceder a más canciones de Solitario.

Ver vídeo con letra

LETRA

La buena poesía

Poesía no es solo texto, que pretexto tan sagaz
Para sacar del contexto a los de verso ineficaz
Y excluir a excelsos poetas de la forma más falaz
Pero eludiendo la guerra no se consigue la paz.
Distinguen entre músico y poeta en ocasiones,
Como si el verbo perdiese validez en las canciones,
¿Es que acaso mi poesía estando escrita es asombrosa
Y si en ritmo se recita se convierte en otra cosa?
Algunos van más lejos con ese manejo artero
Y de forma desdeñosa osan llamarme “rapero”
Como si la instrumental de un modo mágico cambiase
Lo que estoy diciendo y me hiciese un poeta de otra clase
Sé de sobra que mucho ignorante no me escucharía,
Tan solo por el embalaje en el que va mi poesía,
Y están adorando a autores de menor categoría
Porque estos no la cantaban, ¡qué tamaña tontería!
A ver con qué abstrusa excusa rehúsas de tu hipocresía,
O con qué erudición sostienes tu absurda pedantería,
Retrógradas regidos por la irracionalidad,
Que alardeando su esnobismo exhiben suma necedad.
La poesía no debe ser definida de cualquier modo,
Pues ninguna rama del arte es baluarte para todo,
Como dijo aquél sujeto ficticio que creí beodo
(Para más información ponga “Distinción” tras mi apodo,
Le aparecerá una obra de sustancial contenido,
Que tal vez le sorprenda entra tanto ruido,
Una mota de racionalidad ante el consentido sinsentido
De hacer uso de un concepto indefinido).
Hablar de la poesía como una herramienta estética,

Tan solo manifiesta una inteligencia patética,
Por parte del asertor falto de saber o de ética
Que no alcanza a ver más que verbo, métrica y fonética.
Debido a esta burda definición es que destaca
Y pasa por aceptable la más execrable matraca,
Donde el autor expone una rima rítmica y opaca,
Carente de ideas, como si agitase una maraca.
La poesía no es solo un ritmo vacío de contenido,
Como tampoco es un arrítmico ruido,
La poesía expresa ideas, y estas han de estructurarse con sentido,
A no ser que pretendamos tomar por poema un ladrido.
Por tanto ha de poder interpretarse objetivamente,
Al margen de la dificultad que tal tarea presente,
Lejos de interpretaciones subjetivas imposibles,
E ininteligibles hermenéuticas de lo sensible
Que tanto favorecen a los poetas desastrosos,
Y en la misma medida devalúan a los virtuosos,
Pues al no haber parámetros que miran lo correcto,
Se convierte en equivalente el genio y el inepto.
Unas veces es directa, y otras más escurridiza,
Pero no es menos legible cuando se metaforiza,
Esta situación solo la garantiza la postiza
Del que no sabe escribirla o del necio que la analiza.
La buena metáfora es racional,
Y se basa en estructurar las palabras de una manera inusual,
Exigiendo una intelección que trasciende a la común,
Pero puede interpretarse, pues no fue escrita al tuntún,
Es un reto para la inteligencia del receptor,
Y no un estímulo pasivo como el televisor,

Pues con la mera emoción sentida ante su exposición
No se puede llegar a ningún tipo de comprensión.
Pero no faltan reduccionistas de la sensación,
Abogando por su estúpida libre interpretación,
Ignorando la intención del autor en la obra mostrada,
Como si esta pudiese comunicarlo todo y nada.
Pues si no hay nada objetivo y no hay contenido real,
Y todo depende de una interpretación personal,
Habrá quien tome por obra magna un bloque de sal,
Y gracias a esta desgracia nace el arte conceptual.
El mal poeta atacará de forma interesada
El hecho de que la poesía pueda ser objetivada,
Debido a que esta estocada dejaría en la estacada
A los que saben que su obra por sí sola no dice nada.
Por eso luego cuando sobre esta se les pregunta,
Han de recurrir a alguna inspiración presunta,
O dan rodeos explicativos cuando se les apunta,
Intentando sacarle a una obra tan roma algo de punta.
No hay canto posible al margen de la poética lírica,
Aunque los malos poetas lo nieguen de forma cínica,
Toda canción es por definición poesía y verso,
Y tan solo existe el malo, el mediano, y el excelso.
Decir que lo que cantas no es poesía no es verdad
Di que la tuya es mala, y no niegues la realidad.
Porque esta es ineludible, como lo es la gravedad,
Aunque trates de salvarte alegando ser salvedad.
Algunos dicen que las letras de su verso horrible
Son buenas y trabajadas, lo cual solo es posible
Si tienes un concepto de trabajo discutible,

O tu capacidad intelectual es irrisible.
Tal prepotencia y falta de inteligencia les lastima,
Una lástima que no lo resarza esa alta autoestima,
Si me ven llegando vayan bajando de la tarima,
Esta obra en rima será el fin de vuestra pantomima.
Análogos a mí pocos he visto,
Porque sé reconocer al genio y al que con ingenio va de listo,
Y de haberlos los reconocería, insisto,
Ni regalo mi homenaje ni tampoco a su abordaje me resisto.
Pues ya sabéis de sobra que mi obra no es maniobra
Encaminada a aumentar lo que su autor cobra,
Que no me importa la aceptación de lo que predico,
Prefiero ser pobre y contestatario que otro mercenario rico.
La característica principal del mal poeta
Es la falta de ilación de cada estrofa que completa,
A veces no se encuentra ni en cada verso que espeta,
Y eso porque no puede no haberla de letra a letra,
Sus obras son un galimatías no lineal,
Y su escritura un exceso de incoherencia garrafal,
Si las lees al revés las vas a interpretar igual,
Porque no tienen principio ni final…
Presta atención, verás que esta situación se repite,
El nivel intelectual del poeta mediocre poco más le permite,
Quien quiera que se irrite y lo tome como un desquite,
Pero dime, ¿Pudiendo hacer lo que yo, quién lo omite?
Dejemos el debate sobre mi ego para luego,
Y ciñámonos con objetividad a lo que entrego,
Pueden decirme que soy prepotente, no lo niego,
Pero no admitir que soy un gran poeta es estar ciego…

No hay mayor majadería que negar a la poesía
Como herramienta válida para hacer filosofía,
Plasmar ideas en un poema no es escribirlo peor,
Sino hacerlo haciendo uso de una habilidad mayor.
¿Qué es más denso, tu prosa o mi verso en el que condenso
En pocas frases lo que tú en un texto mucho más extenso?,
Si puedo trasmitir con menos símbolos lo que pienso,
Con la misma coherencia y en un formato más intenso.
¿Y encima osas tomar a la prosa por superior
En cuanto a expresión de ideas?, piensa un poco por favor,
Si una tecnología es más eficiente, es que es mejor,
Aunque tú seas incapaz de usarla, mediocre escritor.
Acepta que esta nave no la mueve cualquier motor,
Y tu solución a esta frustración es ser un detractor,
Mi escritura en prosa es también hermosa y digna de halago,
Pero tú no puedes hacer en verso lo que yo hago.
Esto es un guantazo para quienes de forma patética
Siguen menospreciando a lo que ellos llaman “poética”,
Tomando el juicio de Platón como verdad profética,
Sin saber que en esos tiempos solo había poesía épica.
La siguiente lección de historia dejará conclusa
Mi aseveración a ignorantes de mente obtusa:
Los griegos creían que el poeta componía a través de musas,
Unas divinidades mitológicas difusas,
Es decir, que el poeta no escribía en realidad,
Tan solo le prestaba su cuerpo a esta divinidad,
Y calcaba sus indicaciones con fidelidad,
Como un mero ejecutor sin la menor voluntad.
Toda la poesía que había entonces era de este tipo,

Y trataba sobre mitos como el de Aquiles o Edipo,
Los cambios que ha habido han sido extremos,
Ni siquiera existía la literatura tal como hoy la conocemos.
Platón condenó a los poetas porque decía
Que la poesía les permitía blasfemar, y hoy día
Ningún defensor de esta postura cree en Zeus, pero
Hay mucho filosofucho anclado en los tiempos de Homero.
Díganles que la Ilíada hace años que fue publicada,
Que hablar de un hecho fuera de contexto es no hablar de nada,
Que despierten y se den una escapada
Por versos como los míos: la cura de humildad está asegurada.
Toda poesía bien lograda ha de ser interpretada
Por gentes inteligentes y formadas,
Ha de ser analizada, comprendida, y más tarde sintetizada,
Para hacerla accesible a una masa no capacitada.
Esto abarca mucho más que lo decible,
Alejando la creación de la tergiversación todo lo posible,
Manteniéndola prístina en su traducción cristalina,
Y mostrando al vulgo algo más que unas sombras tras la cortina,
Y lo mismo habrá de hacerse con aquella que es nefasta,
Exponerla sintácticamente y exclamar ¡basta!
Situarla al lado de la excelsa, comprobar su casta,
Ya que solo se ve el valor de algo cuando se contrasta.
Quien sea librepensador tendrá la convicción
De que la masa es mediocre siempre por definición,
Y siendo lo exitoso de mediocres elección,
Pocas cosas dignas de fama lo son de mi atención.
Todo prestigio es vestigio del juicio de la masa.
Y esta no es precisamente docta, raras veces pasa

Que lo excelso se populariza y traspasa su casa,
Y cuando lo hace es a hombros de una comprensión contraria o rasa.
La buena poesía así mismo necesita virtuosismo,
Deberá estar bien rimada y contener su propio ritmo,

Quien abrace lo contrario hará de su oba un eufemismo
De la ineptitud que le lleva a asir tal liberalismo.
No pido regresar a ese estilo decimonónico,
Y volver a base de limitaciones al icónico
Verso medido que durante años fue canónico,
Y de tanto cohibir al poema lo hizo catatónico.
¡Que la guardia no baje!, no autoriza mi mensaje
A quienes entienden por “verso libre” libertinaje,
Cuando su creación no es más que un mestizaje
Entre vagueza e ineptitud intelectual para estructurar su mensaje.
Si no eres capaz de rimar, dedícate a otra cosa,
Pero no seas caradura de llamar verso a tu prosa,
¿o es que ahora van a replicar con cínico despecho
Que siendo capaces de hacerlo más bello no lo han hecho?
Podría decir que la poesía excelsa, en esencia,
Supone un reto transformador a la inteligencia.
Precisa una escucha activa por parte del oyente,
Al que con solo usar el oído no le será suficiente.
Y si su intelección no se consigue estando atento,
Requerirá de saberes que concedan tal talento,
Exhortando al oyente al conocimiento,
Y haciendo que se supere con tal de comprenderlo en otro momento,
Además, si el poema porta una idea genuina,
Forzará al sujeto a un estado de reflexión supina:
La buena poesía lírica, hasta cantada entre el ruido
Seguiría siendo la música más docta que ha existido.
Aunque estultos se crean cultos por oír cierta melodía,
Y lo aseveren convencidos, sin vergüenza ni ironía,
Hay que tener una mente muy básica
Para asociar el desarrollo intelectual con la música clásica,
Y menos si hay canciones de este nivel filosófico,
Pero es típico del necio regirse por el tópico,
Preferir la apariencia a la esencia, huir de lo lógico,
Buscar la aceptación a costa de lo mitológico.
Hagan tests con oyentes, busquen objetivamente,
¿Qué requiere más saberes y qué activa más la mente?
¿Qué música puede asimilar la gente corriente?
¿Y cuál tan solo es digerible por la inteligente?
¿Cuál precisa más esfuerzo para ser comprendida
Y cuál proporciona más enseñanzas tras ser oída?
¿Cuál despierta una reflexión dormida,
Y cuál es capaz de inocular ideas que te acompañen de por vida?
Que venga a refutarme un encorbatado exquisito
Cuando la música clásica cumpla algún requisito
Para ser la música más intelectual, y lo admito,
De momento les repito: su estatus no es más que un mito.
Y ya no hablemos de la posmodernidad,
De esta difusión tergiversada de la zafiedad,
Donde más de un apologeta de la mediocridad
Por dinero y fama se encama con la banalidad.
Donde el marketing supera a la razón,
Porque impera la cartera en unos casos y en otros la aceptación,
Cuanto más popular sea la idea, mayor comisión
Aunque esto suponga hacer una traición al corazón.
He escuchado absurdeces sin parangón,
Provenientes por parte de todos los medios de comunicación,
Los he visto hasta decir que el reguetón actual
Contribuye a un aumento del coeficiente intelectual….
Viniendo de la industria musical ¿A quién le asombra?,
Potencia económica a la que pocas hacen sombra,
Mucho se habla del “poder”, pero poco se intuye
Qué porcentaje de este la música constituye.
Cuando no haya criterios y todo sea un mar de timos,
Inconscientes aquiescentes se dirán “¡Lo conseguimos!”.
Solo unos pocos hicimos lo correcto,
Pues la sensatez se adquiere con trabajo y la idiotez va por defecto.
Invoco a los intérpretes a que hagan su labor.
No ignores la poesía lírica o le harán flaco favor
A la poesía en general, si es que a esta tienen amor,
Han de juzgar su contenido y no su contenedor.

(Outro)
Los malos poetas y los pseudoartistas son aquellos cuya
Limitada inteligencia les impide la creación de obras materialmente
Complejas, por tanto la única vía que contemplan para sobreponerse
Su incapacidad consiste en auto proclamar sus creaciones como pertenecientes
A una especie de categoría lo más alejada posible de la objetividad.
De manera que estas no puedan ser analizadas y medidas desde unos
Parámetros objetivos y científicos, si no, supuestamente propios incomunicables.
Solo esta artimaña les permitiría parecer equivalentes e incluso superiores
A aquellas creaciones que objetivamente pueden demostrar su valía.
Esta categoría es sustentada por una infinidad de individuos contrarios al
Pensamiento racional que, como consumidores osan afirmar que toda interpretación
Poética o artística es subjetiva y cambia según su receptor, como si allí
En la propia obra no hubiese absolutamente nada. Pues supondría asumir que el
Artista ha creado algo tan falto de contenido que este puede derivar en cualesquiera
Tipos de interpretaciones asi sean diametralmente opuestas y contradictorias.
Esto beneficia enormemente a los malos artistas y perjudica aún más enormemente
A los buenos, todo esto constituye una anulación matemática del concepto
Como ya explique en “defensa del arte”. No hay nada más beneficioso para los artistas
Mediocres que una sociedad carente de criterios formales y contrastables,
sociedad en la que por suerte para ellos vivimos. Y que hace equivalente
La más burda artesanía a la más monumental genialidad inteligible, si se quiere hablar
De poesía con objetividad y no desde la ignorancia se debe tomar en cuenta
La implícita en la música y no despreciar una poesía porque provenga de un formato cantado.
Todo crítico literario o persona dedicada al escudriñamiento de textos poéticos,
Que realice su labor ignorando la poesía de las canciones debido al formato en que
Se exhiben no estará haciendo su trabajo, si no, un perjuicioso amago. De la
misma manera lo hará quien se dedique a explorar las filosofías de autores
Ignorando la implícita en los poemas, esto es una invocación a todos ellos,
Y una incitación a sobreponer el uso de la razón al del prejuicio.

Vídeo con letra

Puntuar 'La buena poesía'

¿Qué te parece esta canción?

5,00
5 votos

* Letra añadida por Flxw!

Ranking de Solitario

  • Solitario está en la posición 247 del ranking de esta semana, su mejor puesto ha sido el 47º en julio de 2023.

    ¿Apoyar a Solitario?

Ranking de Solitario TOP Música

Comentar Letra

Comenta o pregunta lo que desees sobre Solitario o 'La buena poesía'

Comentarios (6)

Compartir esta letra en...