BENDECIDA

Enrique Bunbury

Si la primera mirada es la que vale
-Esto ya lo enseñan las madres-
Recuperaré la cordura,
Hacia una fosa común
Cosidos a preguntas.
Agrio es el sabor de la noche en abandono,
Hoy será el día que inicie el retorno.

Me estorba la memoria,
Los sentidos me distraen
Y se equivocan.
En las aguas de la certeza,
Nos hicimos la promesa
De los lagos de Pokhara.
"Y el perfume que emane del sexo
Se fundirá en nuevo grito".

Nunca he confiado en los labios muy finos,
De ellos huyo como un fugitivo.
Y amansas el oleaje
Que rompe contra mis venas,
Purificas el aire,
En las aguas de la certeza,
Nos hicimos la promesa
De los lagos de Pokhara.

"Y el perfume que emane del sexo
Se fundirá en nuevo grito".
De las brasas de una constelación
Al mundo perecedero.
Bendecida fue la causa de mi fortuna.
Y de la tierra perdida en la infancia,
Al mundo perecedero.

Bendecida fue la causa de mi fortuna.
Algo que no me han consentido,
Y ahora busco entre tus huesos,
Algo, que desde tan lejos,
Creí que no era, creí que no era mi estilo.
Cuando abandones tu sueño,
Sabrás que has muerto
Y los gusanos siempre están hambrientos.

Oriente no cree en el sarcasmo
Que antaño nos gobernó
Soy el león domado.
En las aguas de la certeza,
Nos hicimos la promesa
De los lagos de Pokhara.
"Y el perfume que emane del sexo
Se fundirá en nuevo grito".

De las brasas de una constelación
Al mundo perecedero.
Bendecida fue la causa de mi fortuna.
Y de la tierra perdida en la infancia,
Al mundo perecedero.
Bendecida fue la causa de mi fortuna.

Algo que no me han consentido,
Y ahora busco entre tus huesos,
Algo, que desde tan lejos,
Creí que no era, creí que no era mi estilo.
fuente: musica.com

Enrique Bunbury

Compartir Letra

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter

Enviar la letra 'Bendecida' por email

Imprimir la letra 'Bendecida' de Enrique Bunbury

ir a arriba