Biografía de Ill Niño

Ill Niño, el grupo de Nueva Jersey con miembros suramericanos y latinos, ha emergido rápidamente como uno de los más dinámicos y explosivos que han entrado en el reino del heavy hoy en día. “La idea está en ser tan bestia como sea posible pero también en ser lo más melódico posible – con un giro latino,” dice el batería Dave Chávarri. Desde el brutal y melódico “God Save Us”, tema que abre el debut del sexteto en Roadrunner, “Revolution... Revolución”, Ill Niño no se disculpa para nada de sus raíces. “La mayoría de nosotros somos suramericanos y eso sale en nuestra música,” dice el cantante Christian Machado. “Para nosotros es intentar mostrar cuánto pueden llegar a hacerte mover las guitarras y los ritmos. No podemos renegar de lo que está en nuestra sangre.”
Las raíces de Ill Niño se remontan dos años atrás en el grupo El Niño de Chavarri. El Niño marcó la base: guitarras crujientes, voces en agonía tanto en inglés como en español y ritmos que mezclaban el metal con la sensibilidad más latina. En poco tiempo, El Niño se ganó un grupo de admiradores sólido y apoyo radiofónico local, además de compartir tarima con Fear Factory y Hatebreed.

El hecho que hizo que renacieran bajo el nombre Ill Niño fue que Soulfly probaran distintos baterías en una de sus giras y que Dave Chávarri se probara como el mejor hombre para ese puesto. Dos meses después, Dave volvió a casa lleno de fuego. Tanto él como sus compañeros Christian Machado y Marc Rizzo sabían lo que realmente querían conseguir musicalmente. El nuevo material del grupo mezclaba cada vez más melodías, lo cual requería una nueva voz. Después de una búsqueda intensa, decidieron que Machado fuera el nuevo cantante. Con una formación nueva completada por el guitarrista principal tanto eléctrico como acústico Marc Rizzo, el guitarrista rítmico Jardel Paisante, el bajista Lázaro Pina y el percusionista Roger Vasquez, el ente latino ya estaba completo.

Apoyados fervientemente por la radio universitaria más grande del mundo, WSOU, los recientemente renombrados Ill Niño entraron con la misma fuerza tanto en escenarios como en ondas radiofónicas como bien refleja su nombre.

Gracias a conciertos en 2000 junto a gente como Kittie, Soulfly, Snapcase y co-liderando el cartel del Metal Down Festival de Nueva Jersey, el impacto de Ill Niño fue inmediato y ferviente: con la combinación metalúrgica de su energía salvaje, su pasión multilingue y multicultural y su brutal pero melodiosa forma de escribir el mensaje era muy claro: Ill Niño habían llegado.

“Enseguida tuvimos una gran reacción del público,” dice Machado. “¡El primer concierto que dimos con nuestra presente formación fue frente a 650 chicos y chicas que se volvieron locos!” Parte de esa energía viene de la forma en la que Machado se siente al reflexionar sobre sus experiencias pasadas, las cuales están reflejadas en sus letras. Escribir sobre lo que vive y siente es su secreto para poder seguir estando conectado a la música. “La locura y el sentimiento de confusión que sientes cuando creces en un entorno en el que no te sientes identificado con nada son temas sobre los que escribo mucho,” dice el cantante, que se fue a vivir a USA desde Brasil con doce años. “Vivir en USA e intentar ser aceptado fue surrealista para mí. Para mí fue un cambió muy radical y creo que para mucha gente fue algo dramático – simplemente por intentar encajar sin importar de dónde vengas.”

Después de encontrar rápidamente representación con Andy Gould Management (Rob Zombie, Static-X, Powerman 5000, Linkin Park), el poder reflejar la energía y la emoción de Ill Niño en una grabación era la hazaña prioritaria. El grupo contactó con el productor veterano Ron St. Germain (Tool, 311, Soundgarden, Creed) para que se uniese a Chávarri en la producción. Después de largas y cansinas semanas en el estudio, los resultados hablan por sí solos. “Revolution... Revolución” pega con un poder y una gravedad sin precedentes. Desde la llamada a las armas espiritual de “Rumba” hasta las connotaciones bilingües de “Nothing’s Clear”, pasando por los giros de la mecánica “I Am Loco” o la fricción melódica de “Unreal”, Ill Niño han creado un disco tan inesperado como pegadizo, además de ser devastador.

Durante la pre-producción del álbum Confession, ILL NINO quedó sin dos de sus miembros, pero estaban benditos al conseguir a Ahrue Luster el guitarrista de Machine Head, quien era amigo de la banda, y a Danny Couto como percusionista. Chavarri admite que los nuevos miembros trajeron un nuevo fuego, nueva energía a la banda en todo aspecto porque encajaron perfectamente con ILL NINO.

Confession fue producido por Bob Marlett (Productor de Saliva y Black Sabbath) y logró todo lo que queriamos, tanto musical como espiritualmente, según admite el baterista Chavarri. El sencillo "How Can I Live", fue también el sencillo líder del Soundtrack de la película Freddy Vs. Jason.

Con "Confession" Ill Niño se abre a otros niveles musicales expresando que la banda no teme a incluir las variedades sonoras y geográficas de la música heavy

Fuente: creed_bullets a través de Musica.com

Imprimir Biografía