BIOGRAFÍA DE MANOELLA TORRES

Gloria Torres Calderón nació en Nueva York el 21 de abril de 1954, y es la mayor de seis hermanos (George, Linda, Ricky, Anthony y Romano). Sus padres, Felicia Calderón y Jorge Torres, eran puertorriqueños pero, desde muy jóvenes, se fueron a radicar a la "Gran Manzana", donde su padre mostró serios problemas de alcoholismo. Debido a la difícil situación personal y económica, sus padres enviaron a sus hermanos a un internado. Guadalupe Narváez, la abuela materna, se preocupó únicamente por Gloria y la adoptó, evitando así que también la mandasen a un internado. Sus abuelos la criaron como hija única y creció a su lado desde los tres años. Esta situación provocó los celos de sus hermanos, ya que se sintieron relegados. Hasta la fecha, la relación con sus hermanos es algo distante porque aún guardan un poco de resentimiento por haber sido ella la preferida de la abuela.

Desde pequeña mostró inquietud por la música y a los cuatro años ya formaba parte del coro de la iglesia. Su abuela fomentó esta afición al inscribirla en diversos concursos de canto y festivales de teatro. Aprendió a hablar español leyendo los periódicos con su abuelo y, gracias a su abuela, descubrió que su mayor pasión era el canto. Su abuela solía llevarla al Teatro Latino de Nueva York para que admirase a Cuco Sánchez, Los Panchos y Lucha Villa, quienes eran algunos de los cantantes favoritos de Gloria y que, en ese tiempo, gozaban de una enorme popularidad. En una oportunidad, cuando apenas tenía seis años, su abuela la llevó a México a ver a Los Panchos, a quienes logró conocer personalmente en los camerinos. En 1963, siendo todavía una niña, sus abuelos financiaron la producción de su primer sencillo, "Cielito Lindo", grabado bajo el nombre de "Rayito de Sol". Ese mismo año grabó varios comerciales para importantes compañías como Coca-Cola y Bimbo.

A los doce años de edad, su mamá intentó quitársela a su abuela, pero Guadalupe chantajeó a su hija con suicidarse si le quitaba a Gloria. Así, ella y su abuela se trasladaron a México en 1966. Con ayuda de una amiga, contactaron a Alfredo "El Güero" Gil de Los Panchos, quien tenía una compañía grabadora llamada Campey. Ese mismo año, con el nombre artístico de "Gloria Gil", grabó su primer álbum, del que se destacaron las canciones "Viento De Invierno" y "Tinta Verde". El disco no pudo ser promovido porque Gloria tuvo que regresar a los Estados Unidos para continuar con sus estudios y, por tanto, el contrato con la discográfica tuvo que ser rescindido.

De vuelta en Nueva York, fue contratada por Myrta Silva, cantautora y productora puertorriqueña, quien la apoyó para que en 1969 grabase un disco de baladas y canciones rítmicas. Este segundo álbum, titulado "Dulce De Coco", fue grabado para la compañía Oro Records y de él sobresalieron la canción homónima y "Yo Te Esperaré", versión en español de "Les Parapluies De Cherbourg". Myrta Silva recuerda que, cuando la vio y escuchó, de inmediato la contrató porque le pareció una chica estudiosa, juiciosa y un poquito temperamental, una artista innata.

En otro viaje a México, a los dieciséis años y con un timbre y color de voz bien definidos, fue contratada por Alfredo Marcelo Gil, hijo de "El Güero" Gil, quien se convirtió en su representante y director artístico. Continuó recibiendo clases de canto para perfeccionar su voz hasta que, en 1971, firmó un contrato discográfico con Columbia Records, mismo que se prolongó por diecisiete años. El 4 de febrero de 1972 se llevó a cabo su lanzamiento con el nuevo nombre de "Manoella Torres". Su primer éxito, "El Último Verano", lo recibió del Maestro Armando Manzanero. Cuando el famoso compositor yucateco presenció su interpretación y escuchó su voz, le dijo: "Niñita, tú naciste para cantar". De allí viene el lema con el que es conocida artísticamente: "La Mujer que Nació para Cantar".

En 1972, cuando tenía dieciocho años, contrajo matrimonio civil por primera vez. Los ejecutivos del sello discográfico no querían que nadie se enterase para que no se perjudicase su carrera y, por ende, el asunto se manejó bajo el más estricto secreto de prensa. Al poco tiempo, Manoella comprendió que sus múltiples compromisos profesionales le impedían atender su nuevo hogar, y decidió terminar esa relación que había nacido de un impulso juvenil. Ese mismo año participó con la canción "La Tierra Mía" en el "Festival Internacional da Canção" (F.I.C.), celebrado en Brasil. En 1975 viajó a Puerto Rico para representar a México en el "Festival de la Voz y la Canción", ganando el primer lugar con "El Río", tema compuesto por el Maestro Felipe Gil.

En 1977 grabó un polémico álbum titulado "Acaríciame", para cuya portada se dejó retratar desnuda. El LP tenía una nota que decía "prohibido tocar esta canción en la radio" pero, para poder promocionarla, sólo fue censurada parcialmente ya que su letra era muy fuerte e impudorosa para la época. Fue de las primeras cantantes latinas en interpretar temas fuertes y controvertidos. La canción que da nombre al disco, escrita por Alejandro Jaén, fue grabada por Manoella antes que Lupita D'alessio la versionase en 1986 para la banda sonora de la película "Mentiras".

En 1979, el tema "Que Me Perdone Tu Señora" también estuvo a punto de ser vetado. Sin embargo, sí pudo tocarse en la radio y fue un éxito, haciéndole ganar a la vez un lugar entre "Los Grandes de Siempre en Domingo", al lado de figuras como Angélica María, Rocío Dúrcal y Vikki Carr, entre otras. El 24 de marzo de 1979, en la Undécima Entrega Anual de los "Premios ACE", la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York la nombró "Artista Internacional del Año". Asimismo, fue de las primeras artistas latinas que llenaron el Madison Square Garden y que se presentaron en el programa "The Tonight Show", conducido en ese entonces por Johnny Carson.

El 24 de febrero de 1979 contrajo matrimonio civil y religioso con Guillermo Diestel Pasquel, y el 1 de marzo de 1980 nació su hija, Erika. En 1983 sufrió la pérdida de un niño, nacido prematuramente a los seis meses, a consecuencia de los constantes maltratos de su esposo.

En 1985 grabó un disco titulado "Manoella Torres '85", cuya portada mostraba un completo cambio de imagen: Se cortó el cabello, se puso una camiseta de fútbol americano, y posó de un modo sexy. A raíz de este cambio, le sobrevino una crisis profesional y personal. Decidió romper su relación laboral con Alfredo Marcelo Gil porque él era muy dominante y la mantenía sometida emocionalmente, convirtiéndola en una mujer insegura y sin fuerza de voluntad. Paradójicamente, le agradece el éxito de su carrera a su ex representante y director artístico.

Manoella comenzó a sentir que nunca había sido independiente y que siempre la habían manipulado, y tomó la decisión más importante de su vida al abandonar a su esposo debido al maltrato físico y psicológico de que fue víctima durante los siete años que estuvieron casados. Tuvo que escoger entre su matrimonio y carrera, o su vida. Cansada de las humillaciones y estando en su mejor momento, tanto de fama como de vida artística, decidió huir de México para ocultarse de su marido por temor a ser lastimada nuevamente. De esta manera, inició un autoexilio de tres años. Estuvo radicando en Texas y en Florida, y se mantuvo alejada de los reflectores, dejando inconclusos sus compromisos y presentaciones profesionales.

Durante su exilio, realizó dos duetos con artistas latinos de Estados Unidos. En 1986 grabó con Lissette el tema "Hoy Vine Con Ella", y en 1987 interpretó "No Me Mires Así" con Los Diablos, canción incluida en el álbum "Celebración" de dicho grupo y por el que fueron nominados a...

Fuente: Lucero Cantera a través de Musica.com

Imprimir Biografía

ir a arriba