Curiosidades sobre Alvaro Soler

  • 'Sofía'

    Álvaro Soler dijo que Sofía es el contraste entre los momentos más difíciles y más bonitos en la vida. La letra es triste y explica la ruptura inesperada de una relación pero a la vez la musicalidad de la canción transmite buen rollo y alegría. Todo lo malo siempre se puede transformar en algo positivo aunque a veces cueste
  • Sobre Alvaro Soler

    Antes de alcanzar la fama en España, Álvaro Soler triunfó en el mercado italiano con "El mismo sol" que se convirtió en número 1 varios meses antes que en su país natal.

  • Sobre Alvaro Soler

    Álvaro pasó su infancia en Barcelona, su adolescencia en Japón por motivos laborales de su padre y sus primeros años de carrera vivió en la ciudad alemana de Berlín, lugar donde grabó sus primeros éxitos.

  • Sobre Alvaro Soler

    Álvaro Soler cursó estudios de ingeniería industrial aunque los ha tenido que aparcar para poder dedicarse por completo a su carrera artística.

  • Sobre Alvaro Soler

    Su nombre completo es Álvaro Tauchert Soler y nació el 9 de enero de 1991 en Barcelona.

  • Sobre Alvaro Soler

    Además de cantar, Álvaro toca la guitarra, el piano y el xilófono.

    Curiosidad de Alvaro Soler

  • Sobre Alvaro Soler

    Su primera aparición televisiva fue en el programa 'Tú sí que vales' de Telecinco, actuando en el grupo musical 'Urban Light' junto a su hermano Greg y sus amigos Borja y Ramón.

  • Sobre Alvaro Soler

    Su padre es alemán y su madre española. Además de los idiomas paternos, habla catalán, italiano e inglés.

  • Sobre Alvaro Soler

    En 2016 Álvaro formó parte del jurado de la décima edición del concurso musical 'Factor X Italia'.

    Curiosidad de Alvaro Soler

  • Sobre Alvaro Soler

    Álvaro tiene talla de jugador de baloncesto: roza los dos metros de altura.

  • 'El Mismo Sol'

    Jénnifer López se enamoró de su tema "El mismo sol" mientras estaba en una fiesta en el Bronx y esa misma noche se puso en contacto con él para grabar una versión en dueto.

  • 'Loca'

    El videoclip se rodó en Tokio y en él Álvaro revive sus recuerdos de juventud de una de las ciudades más emocionantes y frenéticas del mundo, donde conviven bares de karaoke, restaurantes de robots y skyline de luces de neón.