El Maki

Como el perro del hortelano

El Maki

LETRA

Como el perro del hortelano Letra

Te quise tanto
te quise tanto ayer mi amor
que hasta la vida
que hasta la vida se murió
y tus ojos negros
tu piel morena de azahar
me esta matando
y ya no puedo respirar.

Te quise tanto, tanto te quise
te quise tanto cuando tu te fuiste
y me levanto mirando al cielo
observo las estrellas en el firmamento
y grita fuerte "Corazoncito"
y yo le rezo a la virgen del olvio
donde esta mi aire, donde está
donde virgencita que yo ya no puedo más.

Tanto te odio, te odio tanto
soy un pirata con el corazón de cuarzo
y mi reloj ya no marca las horas
marca la distancia donde tu mirada asoma.

Voy por la calle
te echo de menos
y cuando vienes, desaparezco
tengo la manía de quererte a mi manera
pero tu te escondes y eso a mi me desespera.

Soy, como el perro el hortelano
como el buen samaritano
ni te como ni te dejo de comer.

No, no me dejes calavera
que tu corazón se muera
ya no se si nos queremos o al revés.

Mira Darla
tu la mas bonita que ninguna y en la cara un lunar
me muero de pena
si tu amor es mi condena
yo me quiero condenar.

Soy como el perro del hortelano
y es que ni como ni dejo de comer
porque la vida se me escapa de las manos
y es que no aprendo y se me va este tren.

Cuando tu quieras, y tu vuelvas a mi vera
y nuestra sangre ya no corra por las venas
Verás que siempre fuiste mi destino
morire pensando en to´ lo compartido.

Soy, como el perro el hortelano
como el buen samaritano
ni te como ni te dejo de comer.

No, no me dejes calavera
que tu corazón se muera
ya no se si nos queremos o al revés.

Mira Darla
tu la mas bonita que ninguna y en la cara un lunar
me muero de pena
si tu amor es mi condena
yo me quiero condenar.

Y mi cabeza se me pone clandestina
sale de noche y va soñando con la vida
si tu me rayas me convierto en montmeló.

Soy, como el perro el hortelano
como el buen samaritano
ni te como ni te dejo de comer.

No, no me dejes calavera
que tu corazón se muera
ya no se si nos queremos o al revés.

Soy, como el perro el hortelano,
como el buen samaritano,
ni te como ni te dejo de comer.

No, no me dejes calavera
que tu corazón se muera
ya no se si nos queremos o al revés.

Comparte si te ha gustado