En verso

Día Sexto

Letra de la canción

Hoy estás vestida de princesa,
preciosa.
Tu silueta una delicia,
una caricia.
Sobretodo cuando posas desnuda para mi prosa.
Convertimos notas en novelas,
como Vargas Josa.
Se piadosa,
el público es el aire,
tú una mariposa,
tan ingeniosa,
como sexys tus pezones rosas.
Yo cuidaré de ti,
tú serás mi Semidiosa.
Así hasta el fin,
te parto hasta la fosa,
en cada nube,
en cada baldosa.
Avariciosa.
No me gusta desnudarte,
dejo que el vestido se descosa.
Esa boca esponjosa,
esa alma gloriosa,
esas tetas generosas,
tan prestigiosas,
esa sonrisa juguetona,
tan deliciosa,
mira qué mona,
bajo ese aspecto de niña curiosa.
Sigue el compás,
no mires atrás,
si quieres chillar,
chilla.
Escandalosa.

Lo siento cariño,
si no hablo de ti,
esto es por la música,
la única que estuvo ahí.
Desde que el médico dio la palmada,
yo empecé a llorar,
yo ya lloraba con la nota en mí.
Grabé de fábrica en mi vida,
junto a ella,
y ahora es ella la que mora junto a mí.
Sí sí sí,
seré el vehículo,
el versículo,
que estipulo,
que sin su voz no puedo sonreír.

Hoy estás preciosa,
vestida de princesa.
Tus labios no son de fresa,
son más bien de celulosa.
Y me gusta imaginarte,
mujer,
forjar tu genio,
generosa es un aspecto de ti,
y ese es mi premio.
Pertenezco al gremio de los creadores.
Transmisor de sensaciones.
Mírate las manos y dime qué pone.
Fue un secreto Persa,
la música está inversa.
Ahora piensa en mí y sonríe.
Telepatía inversa.
Mira cada poro de tu piel,
cada célula de aquel tejido de universo que equilibra este nivel.
Regresiones en papel.
Mis ideas son el fuel,
que le dan fuerza a mis manos,
las convierten en pincel.
Cada nota es un corcel,
el silencio una cárcel.
Llegaré hasta ti volando en los estigmas de un clavel.
Sigue el compás,
no mires atrás,
si quieres chillar,
chilla.
Escandalosa.

Lo siento cariño,
si no hablo de ti,
esto es por la música,
la única que estuvo ahí.
Desde que el médico dio la palmada,
yo empecé a llorar,
yo ya lloraba con la nota en mí.
Grabé de fábrica en mi vida,
junto a ella,
y ahora es ella la que mora junto a mí.
Sí sí sí,
seré el vehículo,
el versículo,
que estipulo,
que sin su voz no puedo sonreír.
Va.
fuente: musica.com

Letra añadida por: JavierBer97

Día Sexto
Valora la calidad de la letra

Compartir 'En verso'

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter
Enviar letra a un mail
Imprimir letra
ir a arriba