EL RICO MAS POBRE letra SEDIEM

El rico mas pobre Letra y Canción

Sediem

Añadir a Favoritas

Guardar en Playlist

EL RICO MAS POBRE es una canción de Sediem.

LETRA

'El rico mas pobre'

El era un hombre de negocios, nunca le hizo falta nada
Desde que nació en su habitación lleno de plata nadaba
Era cuidado por gente que papa había contratado
Y ahora siento mayor toda su fortuna había heredado

Grandes empresas manejaba, no se preocupaba por el dinero
Sabía que estaría con el incluso en los momentos más serios
No había problema por eso, ya daba igual si más tenía
Ya que con sus ahorros podría vivir al menos por tres vidas

Sabía que después del trabajo en su gran mansión estaría
Una cena servida, tibia, pero ninguna compañía
Salvo por el personal que no acotaba por miedo al despido
Y no veía todavía que el dinero se le había subido

Lo tenía todo, o eso pensaba, su materialismo era absoluto
Nunca en su vida hacia él se había dirigido un insulto
Todo último modelo, yates, autos, tecnología
Mansiones, piscinas… pero nadie que lo quería

Creía tener amor con prostitutas caras del centro
O con empleadas que se acostaban con el por un aumento
Y cuando hizo el intento nadie se le quería acercar
Ya que al mas mínimo error podría mandar a matar

Su vida era el dinero y apodero de su mente y su corazón
Vivía en su burbuja, que le mostraba una perfección
Que no existía, tenía todo sin tener nada
En su cuento no había nunca-jamás ni mucho menos hadas

Hasta que un día vio el espejo que el reflejo le mentía
Canas en su cabello y sintió que su vida transcurría
Con el tiempo y sabia que el dinero no iba a hacer que lo perdone
Vio su pasado en un pelo y recupero sus emociones

Empezó a pensar y no existía nada en su pasado
Su familia nunca había estado, nunca se había enamorado
Nunca tuvo amigos por tener una mente tan podrida
Su vida nunca tubo sentido porque siempre estuvo servida

Se arrepintió de cosas que no hizo y ya era tarde
Pensó que su vida de hombre y solo fue un cobarde
Así fue que noto que solamente fue un empleado
Y que nunca tuvo algo de valor como él lo había pensado

El rico más pobre, pensó tener lo que necesitaba
No tenía en su vida ninguna persona que lo amaba
Su familia se alejaba y el dinero lo acompañaba
Un alma presa de un sistema que sus lágrimas derramaba

El rico más pobre, pensó tener lo que necesitaba
No tenía en su vida ninguna persona que lo amaba
Su familia se alejaba y el dinero lo acompañaba
Un alma presa de un sistema que sus lágrimas derramaba

[...]

El era un hombre tranquilo, vivía sin saber del mañana
Pensaba hasta tarde sin pegar una pestaña
Con un cuaderno y lapicera dibujaba lo que sentía
Y a veces se asombraba por lo que el mismo escribía

Se levantaba temprano para caminar hasta el trabajo
Un frio atroz, una sonrisa y su desteñido saco
Y bajo la cruel temperatura su felicidad en la altura
Solo sabía que su vida era claramente pura

Y así llegaba, el cansancio estremecía
No aguantaba largas pero sin importar seguía
Rodeado de risas entre los colegas del laburo
Se esforzaban todos, aunque era un tanto duro

Largas horas por día y la tarde ya se acababa
Se preguntaba en su trayecto por su hija como estaba
Y no llegaba el momento de apoyarse en un asiento
Para plasmar en un cuaderno nuevos acontecimientos

En su hogar con su mujer que lo esperaba con la cena
Su hija sonriendo, le quitaba todas las penas
El dinero era escaso y lo básico permanecía
En un pequeño hogar donde su hija con un cuento se adormecía

Veía una rutina que comía todo su tiempo
Enseñaba a su hija y veía como iba creciendo
Le transmitía los valores, decía “tu solo se feliz”
“Eso es lo que importa, mas cuando bien te sentís”

Decía que lo mejor era cambiar el sistema y no ir contra el
Intentar mejorar el mundo y a uno mismo serse fiel
El hombre le enseñaba a su hija la verdad más importante
Ser feliz, disfrutar la vida y llevar los sueños adelante

El pobre más rico, tenía lo que quería para ser feliz
Vivía como podía con ninguna cicatriz
La felicidad como meta, valores claros como el cristal
Y sabía que daría lo mejor de él hasta el final

El pobre más rico, tenía lo que quería para ser feliz
Vivía como podía con ninguna cicatriz
La felicidad como meta, valores claros como el cristal
Y sabía que daría lo mejor de él hasta el final