SAL DE MÍ

Kinky

Letra de la canción

Que el tiempo se detenga cuando esté junto a tu cuerpo, que tus labios me otorguen el remedio. Que los sueños se cumplan, y no solo sean sueños. Que me quieran a su lado, nunca quitarme del medio.

A veces me odio y muy pocas veces me quiero. La amistad y el amor están antes que el dinero, que los negocios, que el ocio, que cualquier pero. Días que me siento vivo, y cuando cae la noche muero.

Respiro y espero a que vengan a salvarme, pero es inútil pues no saben escucharme. Ni yo lo hago, ni me entiendo, soy un fraude. No recordarán que estuve, cuando pude, para apoyarles.

Se rompieron las cuerdas que ataban mis pensamientos, se volvieron locos, rebotaban por mi cuarto. Yo no soy nadie, tan solo soy otro extraño que espera al final del cuento, pero escribe mientras tanto.

No es por dar pena, esto es pa' mí, pa' desahogarme. Pa' no pudrirme aunque creo que pa' eso es tarde. Podéis morderme, pero no veréis mi sangre, cuando necesité un hombro, nunca lo encontré en mis padres.

El puñal en la mano de mi hermano, y me hice el tonto. Cuesta enfrentarse a la verdad, no sabéis cuanto.Yo también lloro, me decepciono, otras sonrío, pero eso no pasa tanto.

Perder amigos es como perder tu alma, las fuerzas, las ganas, quizá vuelvas mañana, dejar la puerta abierta pa' que entren cuando lo hagan, ando internamente en guerra, pero aparentando calma.

Aquí hay que tratar a palos, eso nos convierte en malos porque aquí no ven lo bueno ni lo que has sacrificado. Yo confío en los de siempre, voy con los ojos vendados, y aunque me ha hecho caer, los mismos me levantaron.

Tú ten cuidado, amigo, tú ten cuidado. No todo es de colores, la droga nunca ha ayudado. El sol se ha escondido, la lluvia te ha encontrado, empápate de tus sueños, esos que habías olvidado.

Voy al revés del mundo, yo busco mi rumbo. Vengo del norte, son 20 años dando tumbos. Quizá más débil o más fuerte, no lo sé ni yo, pero sé quién soy, ¿quién puede decir lo mismo?

Contagiado de entusiasmo, hace que el mundo vibre, hay que pagar un alto precio pa' ser libre. Están de caza y hoy nos toca hacer la liebre. La fiebre me mata, no recuerdo ni mi nombre.

Queréis la fama, yo la desprecio. Regalo sentimientos, no puedo ponerle precio. Sería zafio, sería un necio, porque mi vida nunca va a ser un negocio.

Avanzo despacio por si hay que frenar a tiempo, me cortaré las manos si algún día cuento un cuento, porque ese día habré pisado mis principios, me habré fallado a mí mismo, y esa carga no la aguanto. Lo pienso y entro, entro y salgo. Cuando resulte inútil me matarán, como a un galgo.

Cuento, con el corazón a mis hermanos, con los dedos puñaladas, y con rabia lo que sufrí en vano. Tardo o temprano todo llega, lo aprendí de ti, ahora mi vida no luce un color tan gris.
El amor está en ti mismo, no en las calles de París. Por mi parte he terminado, pero esto no acaba aquí.
fuente: musica.com

Letra añadida por: Mildevar (#9.990)

Kinky
Valora la calidad de la letra

Compartir 'Sal de mí'

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter
Enviar letra a un mail
Imprimir letra
ir a arriba