NUNCA SEREMOS LOS DE ANTES

Pablo Hasél

Cuando la madrugada baratas puertas del más allá, quien va abstenerse a cerrarlas de una p*** vez. Cuando llegue el silencio aunque no paren de hablar ¿Quien les explicará que no soy un adicto a caer?

Romperé el despertador hoy no me levantes. Convenceré a mi dolor de que nunca seremos los de antes.

Mira, yo te mataría mientras te follo, sueño con una vida mejor lejos de esté puto hoyo. Confesaría que te amo, con un revolver en cada mano. Drogandome en vano, gritándote maldita hija de p***. Abriendo otra disputa odiandote con avaricia. Si me diste y desquicia caricias que electrocutan.

Curame le dije al tiempo y destruyó la vacuna. La sustituí por la Luna y me enfermo como ninguna. Asumo que todo es humo en la boca del cosmos, que ya ha pasado este segundo, como todo lo que ahora somos.

Recuerdo sobre dosis, entre sobredosis de recuerdos. Me pierdo en otra ciudad, nos mata el whisky barato, como las ansias infinitas de paz de no pensar un rato. Como a las utopía a las que sin remedio me ato. A tomar por culo p***, no entiendes mucha. Escucha mi rap, me siento como un pacifista en medio de Irak.

Porque también te hice, correrte por los ojos. Follamos fuerte con la muerte sintiendonos flojos. Durmiendo en portales, que C*** importaba el lujo. Entre mujeres fatales el amor se desdibujó. Así cante la canción de las noches perdidas. Y sin mejor opción desabroche a las avenidas.

Pienso en la chica a la que nunca pude amar. Y la nostalgia me crítica por no llevarla a ver el mar. Odio enfrentarme a las paredes que hablan, demasiado, cuando ya nos sobran las palabras. Para habernos condenado a no volver aquello, que aún siendo una p*** mie*** nos pareció bello.

Hoy me obligan a caminar por donde no quiero. Sigo siendo gasolina, sólo me falta un mechero. El astillo nos folla, no quiere que me levante, para que si se que nunca seremos los de antes.

Se cuelan vidas paralelas por ni termina humedecidas. En tu cama hay unas velas con cenizas de mi vida. Tan muerto en mi rincón aprendí a vivir sin sol, y sustituido por luces de neón el calor me olvido.

La juventud me envenena con su traicionero elixir, muchos quieren circos pero yo no, no estoy pa fingir. Puede hacer del miedo un dedo entre sus dientes, mi final será una sorpresa no sé si lo presientes. Ya sólo me interesa lo que me haces sentir, ella es una burguesa y también una pobre infeliz.

Entre fantasías mecánicas hierve una guerra tóxica. Si nunca tuve solución déjame como tu incógnita. En la cuerda floja, ya poco nos importa, invocando que me acoja una vida loca y corta. Aunque tu no lo sepas. He vuelto al límite, he quemado más letras y a mi entierro te invite.

En estos desiertos inmensos, mis versos te hidratan. Mientras sigo propenso hacer del agua cubatas. ¿será que la sed de vacío jamás se sacia? (No) porque suelo tener nostalgia hasta de la p*** nostalgia. Vagando en lunas llenas, descubrí un mundo paralelo. Donde las noches más malas, me aportan algo bueno. Suelo volar a ras de suelo, tal vez porque así quiero. Mira soy gasolina, sólo me falta el mechero.

Odio enfrentarme a las paredes que hablan, demasiado, cuando ya no sobran las palabras. Para haberme condenado a no volver aquello, que aún siendo una pita mie*** siempre me parecía bello. Hoy me obligan a caminar por donde no quiero, sigo siendo gasolina sólo me falta él mechero. El astillo me folla, no quiere que me levante para que si sé ya nunca seremos los de antes.

Es gracioso pero en una habitación con tanto polvo. No hay estantería que soporte los tuyos. Casi me ahorcó con la sábanas de tu cama, pero fuera nos esperaban mejores campos de batallas. Te extraño en el Túnel donde me peleó con la luz, que la sombra me fumen, vomitando bosca Moscú.

Aprendí de Joaquín que los peces de ciudad. No merecen nadar ya no quedan isla pa naufragar. Que la madrugada que yo amo, no amanece jamás. Y que hay mujeres de cuyo nombre ya no me quiero acordar. Soñaba con atracar Banco a sin un fugitivo de primera, pero atraco a los llantos para atracar versos de primera, ya nada es como era, ven a mi verá si te atreves.

Has de los días breves, una larga carretera. Hacia cualquier otra parte donde poder jugar. Pacto con tu amor abstracto y me siento brutal. Mi corazón tiene un cráter donde anidan desengaños querida soledad ¿como va? Venga vamos que yo te acompaño, en este vertedero decir te quiero es una osadía. Ciego descargo en el fuego, olvide lo que valía. Antes que una chica vacía presumiendo de tetones, prefiero sentirme lleno escuchando a ennio morincone.

Raíces podridas quieren impedir que huya, más vamos a despachar de aquí, cualquier día de lluvia.
fuente: musica.com

Pablo Hasél

Ficha de la Canción

Título:
NUNCA SEREMOS LOS DE ANTES

Grupo/Cantante:
PABLO HASÉL

Letra añadida por:
Mrbrey

Valora la calidad de la letra

Compartir Letra

compartir en facebook
compartir en google plus
compartir en twitter

Enviar la letra 'Nunca seremos los de antes' por email

Imprimir la letra 'Nunca seremos los de antes' de Pablo Hasél

ir a arriba