SIEMPRE INVIERNO letra MÉTRICO

Siempre Invierno Letra y Canción

Métrico

Añadir a Favoritas

Guardar en Playlist

SIEMPRE INVIERNO es una canción de Métrico.

LETRA

'Siempre Invierno'

Qué pasa si nadie responde a la pregunta.
Qué hacer si de lágrimas la almohada se inunda.
Yo me hundo, sabiendo que el amor es el motor del mundo.
La vida es algo grande sí, pero viéndolo de donde, depende.
Ahora ahí lo dejo y tejo, con hilos de esperanza una manta para soportar el crudo invierno.
Que quizás no soporte el porte, del dolor interno.
La noche interna infinita que incita al cuaderno.
Señor qué me quieres enseñar, que debo aprender.
De tantas piedras en el camino no puedo ni ver.
Está imposible de estar.
Por situaciones el clima se torna pesado y asfixia, no se puede respirar.
Tengo mucho para brindarte y poco por lo que brindar.
Y si quiero impresionarte a la verdad no te la puedo contar.
Desde mis raíces tengo más penas que historias felices.
Qué pasa si con ser buena persona no alcanza.
Toma tus ilusiones del suelo y vete a casa.
No se entiende porque tantas fallas.
Explicación hallas escribes y escribes entre rayas.
Me quiebro cuando circunstancias parecen declararle la guerra a mi cerebro.
Porque estuve bajón al borde de la locura.
Emocionalmente herido de muerte sin cura.
Pero hecha un vistazo a mi vida a esta altura.
Algunos luchan contra un cáncer.
Otros por poder ver por volver a caminar.
Yo lucho por olvidar.
Compárate con otras vidas no tengo nada de que quejar.
Y tú de lo que no debes dudar es de mi palabra.
Mucho menos de mis obras.
Preguntas sobran.
No pongas en duda, a lo que digo no lo invento.
Aunque si cuando escribo nunca paro como el viento.
Y siento que cada línea para mi vale oro.
Para otros ni cobre.
Es poca la gente que su mente abre y acepta a la incertidumbre.
Que llega sin tocar timbre.
Yo siempre la dejo pasar.
Es hermoso a la vez que lujurioso inventar.
Sin miedo al oído curioso que quiera escuchar.
Mi párrafo es denso y adrede lo hago.
Y lo que no he logrado es por vago.
En la cama sentado ofuscado con los ojos cerrados.
El silencio y el enfado.
Lejos de pereza odio y tristeza.
Que con el tiempo demuestra destreza.
Mis versos tienen nombre y apellido.
Algunos los doy a conocer y otros quedan indefinidos.
Tengo pensamientos no compartidos.
Musas que afloran con un paseo por la ciudad.
Amo mi habilidad.
No quiero pensar que es por la edad.
Mis oraciones, estas y las de atrás.
No tienen huecos y ya que estas.
A mí me apasionan las letras y a ti también.
Bien, quisieras leer poesía a mi lado my friend.
En mi persona hay una simpatía latente.
Tengo mis pro y mis contras como toda la gente.
Yo tengo más contras que pro pero soy más inteligente.
Tengo un daño intermitente solo en mi mente.
Obviamente es un pensamiento subyacente.
Señorita ¿Me entiende?
Ahora estoy más pensativo.
Quiero estar más activo.
Mantenerme positivo.
Soy más aburrido que hiperactivo.
Pero soy demasiado dulce como para estar amargo.
Y sin embargo yo se lidiar con un difícil encargo.
Si me importas demasiado cuando hablemos mi mente se laguea.
Me invade el nervio y bloquea.
Aprieta mi tráquea y estropea mi habla.
Tengo una emoción por segundo y una ilusión por minuto.
Suena a broma, pero es algo muy serio.
Sería como en serie, seré un asesino serial.
En tu sistema nervioso central.
En si una incidencia verbal.
Vergüenza o desconfianza, no importa.
Tengo una rota esperanza.
A este nivel yo siempre las pienso y les soy fiel a ellas.
Siempre tan preciosas, seducidas por él.
Rimo mis metáforas.