Eighteen de Stefano Mac

Eighteen Letra

Stefano Mac

LETRA

'Eighteen'

Parece que el mundo conspira para que me sienta mal,
pero existen problemas mayores y no me quiero quejar.
Es que mi ángel y mi demonio no me dejan de hablar
y si no lo escribo pareciera que fuera a explotar.

Quisiera volver a ser un niño y salir a jugar,
pero no soy Peter Pan y tengo que madurar.
Cuántos niños hoy en día no viven sin su celular,
y cuántos sobreviven sin tener lo que cenar.

Cuando era solo un polluelo quise aprender a volar,
luego me di un golpe en el suelo por no saber aterrizar.
Tengo varios moretones que hoy en dia están doliendo,
es que la vida enseña a golpes y aún no ha parado de enseñar.

Ahora tengo 18 y en realidad no cambie nada,
sigo siendo aquel idiota que aún cree en cuentos de hadas.
¿Por qué me siento tan cansado? Si apenas he comenzado.
Vida deja de golpearme tanto que no estoy preparado.

Me aburrí de escribir pensando, para escribir sintiendo.
No hay mejor forma de perder el tiempo que perderlo viviendo.
Mala suerte me acompaña desde aquella sala de parto,
ya estoy harto que no me deje solo ni siquiera en mi cuarto.

Maldito corazón, se enamora sin pisar el freno.
Ella vació mi corazón y dejó mi cuaderno lleno.
Estúpido Cupido que me siga al acecho
lanzo una flecha en mi cuerpo más letal que el veneno.

Antes cuando me quejaba me sentía como un bobo,
pues no tengo de que quejarme, pues mis padres me lo dieron todo...
Todo... Todo.. Por eso agradezco
que me den una bofetada cada vez que me la merezco..

Y admito que muchas veces me he pasado,
cuando me porte mal y conmigo bien se han portado.
Pero no me vengan a decir que ustedes son un encanto,
si ni siquiera el más santo está libre de pecado.

Buscando felicidad, tristeza fue lo que encontré,
como se veía tan sola en mi vida la acepté.
Sigo buscando felicidad y todavía no pararé,
porque todo sufrimiento algún día llega a su límite.

Soy un tipo con varios sueños y ninguno he cumplido,
pero aún es temprano y no me he dado por vencido.
18 años de vida y recién he comprendido
que para cumplir un sueño no hay que vivir dormido.

Ya no me siento bien ni siquiera con lo que escribo,
siento que pude hacerlo mejor y en el momento no lo percibo.
Ignoro a los ignorantes, no me molesto con enemigos,
si la vida siempre fue uno y ante ella no he sucumbido.

Tanta tristeza hay hoy en día, por eso sonrío a todo el mundo
y aunque el paso no sea firme todavía no me hundo.
Como mi mente nunca está quieta, varias veces me confundo,
aunque para anhelar el cielo ha que conocer el inframundo.

Solía hacerme amigo hasta de mi propio espejismo,
para ahuyentar la soledad y potenciar el compañerismo,
pero cuántos de esos amigos, estarán conmigo
cuando necesite una mano para no caer en el abismo.

Como todo ser humano muchas veces me equivoco,
y se acumulan los problemas y en problemas me sofoco...
Por eso debo escribir, para mi mente pulir.
Necesitaba escribir ésto para no volverme loco.