Día Sexto

Vientos de octubre

Día Sexto

LETRA

Fue un soplo de viento de octubre, una brisa muy tenue del mar
Unas gotas de alcohol en las nubes, llovieron corsarios con alma de paz
Hundimos el barco pirata o tal vez lo hizo la tempestad
Solo sé que tus miedos me matan y la pesadilla es horrible y real
Sembramos semillas y puentes, subimos al tren otra vez
Yo contaba borracho tus dientes, con las carcajadas de nuestra embriaguez
Alamedas de angustias perennes, ríos de lava y de piel
Emigre de las sombras y muertes a un nuevo país en el que envejecer.
Cortamos las rosas, cabezas, hicimos cerezas con sangre de dioses
Preguntamos a voces si allí los relojes mordían feroces
Y no sé, las manecillas temblaron, verbos paganos, vientos del norte
Y en la confusión nos besamos, caímos al vacío que tanto conoces
Bailando en el caos producido te vi, rompiéndome yo me acerqué
Suerte de haber conocido mi fin, a pesar de seguir me encantan los traspiés
Dulces errores, sabores prohibidos, balada de culpa y café
Promesas de héroes fingidos, al final solo ruido en un mundo al revés
Que no soy humano, padezco sus males, cuentos de amor invernales
Principios, precipicios tibios finales, cientos de manchas solares
Conciertos y bares, aciertos y llaves, no es cierto que odiarme ya sabes
Que de tanto sufrir desenlaces el amor se enquisto en tus lunares
Y todos corriendo, ahora todos llorando esperando un milagro en el fondo del vaso
Entre besos y abrazos tan falsos, entre huesos y eternos fracasos
Rodeados de ocasos traviesos, pintura y yeso dolores de exceso
Caramelo cubriendo tu pelo, pinceladas de mar en el cielo.

Fue un soplo de viento de octubre o tal vez un levante otoñal
La verdad ya no sé que me ocurre preguntole al cielo observando el marjal
Comprendí lo que pude, eso no me incluye, peligro no tocar
Como un violinista que huye de su propia música y no puede escapar
Las hojas ya cubren el suelo de la inspiración que encontré
Al menos me queda el consuelo de verte y saber que estarás, estaré
Montado en el bus del consuelo yo voy donde quiera que estés,
Cubriendo de algún terciopelo el destino incorrecto que elijan tus pies

Yo quiero salir de este cuerpo, llega al infierno, cagarme en los muertos de cristo
Y gritar que todo está abierto, que no hay un final y que el mar fue un desierto
Yo odio mi acierto, me encanta fallar, soñarte despierto, follarte al soñar
Hacer de este incierto momento un cristal, colgarlo en mi cuello y el tuyo besar.

Fue un viento rebelde una brisa, entre ramas de olivos y piedras
Una tenue tensión de sonrisa, lo que mantuvo su miente inquiera
Otros vientos llegaron sin prisa, del sur de insumisa y despierta
Un huracán destrozo su camisa formado por miles de brisas pequeñas
Alzaron mil muros enormes para refugiarse del viento
La fuerza era tal que su choque movía almendreros montañas y pueblos
Cortaron el viento de golpe, cesaron suspiros, silbidos y estruendos
Ganaron la guerra los hombres más sin aire se iban muriendo
Rogaron a dioses su vuelta, juraron cuidar su poder
Rezaron al cielo y la tierra silencio creyeron obtener, pues
La repuesta fluía tan tierna, que nunca alcanzaron a ver
Cayeron imperios en montes y sierras, sobrevivió la mujer

Llevas 5 minutos ausente, en otra región espacial
E mundo transcurre a su suerte, en esta burbuja la magia es real
No hace falta ser fuerte, puedes quitare el disfraz y dejarlo ahí detrás
No eres tan diferente, ni tan inocente ni tan especial
La misma materia te cubre, la misma miseria te arropa
Los mismos vientos que en octubre cedieron al son de apason de tu ropa
Todo el odio que absorbes y escupes desgasta y consume tus gotas
Y todas las luces no siempre te enfocan, pinceladas de mar en tu boca

Yo quiero salir de este cuerpo, llega al infierno, cagarme en los muertos de cristo
Y gritar que todo está abierto, que no hay un final y que el mar fue un desierto
Yo odio mi acierto, me encanta fallar, soñarte despierto, follarte al soñar
Hacer de este incierto momento un cristal, colgarlo en mi cuello y el tuyo besar.

Que yo quiero forjar un imperio de dos individuos matando a dioses antiguos contigo y gritar que no todo es frio, que hay ríos que vuelven al mar
Yo odio encerrarme, me encanta volar inmolarme en tu forma de hablar y volver a contarte que soy un desastre total, pero hago canciones que te hacen vibrar.

Apoyar a Día Sexto

  • Día Sexto no está entre los 500 artistas más apoyados y visitados de esta semana, su mejor puesto ha sido el 384º en diciembre de 2012.

    ¿Apoyar a Día Sexto?

    Ranking SemanalMedallero