Época - Tino el Pingüino

Época Letra

Tino el Pingüino

LETRA

Época (Letra/Lyrics)

Vato, si vieras cómo joden. Ve en dónde metes los pies. Oye, no pueden comprarme. Soy el “con él no pueden joder”. Joder. Ay mami, eso es de gente torpe. Ya no pienso responder. Joder, no pueden comprar el nivel. Con él no pueden joder… Ay mami, sobres. Ve en dónde metes los pies. Oye, no pueden comprarme. Soy el “con él no pueden joder”, “con él no deben joder”, “con él no quieren joder”.

Wey, me la vivo en la cancha. ¿Cómo me niego a jugar? Tienes la boca bastante ancha. Homie, mi ego es igual. No se ven pocas las cadenas que traen. Que estén de acuerdo en que estoy loco es lo de menos, me la pelan igual. Wey, no creerás, tengo a esta rubia que me jura su bra. Ya está iracunda y no es su culpa que me quiera mesurar. Sigo el rumor que la tormenta dejó. No me lo pienso guardar y desde eso pues sí, me siento mejor. Cuando pretendas más tu vida te recuerdo qué dar. Yo sobre todo las subidas me las pienso quedar. ¿O será que es la guarida más segura que habrá? Siempre hay quien te hurga en las heridas y eso es pura maldad. Tendrías que ver que en mis eventos hay ambiente en verdad, morra. La banda anda contenta y todos se sienten genial. Ahora te vas poner metas que no queden en metáforas. Que tome tiempo es algo que al final no va a importar.

Y sólo para recordarlo quisiera saber exactamente cuánto va a costarnos. Ay mujer, dices que lo sientes siempre. Quisiera ver si lo juras bajo cuántos cargos. Simón, aquí andamos nomás tomando y no es el hecho sino que lo hago con tanto garbo. Sí, yo ya sólo sé que voy derecho y procuro un paso ligero pa’ los tramos largos. Y sólo para recordarlo quisiera saber exactamente cuánto va a costarnos. Ay mujer, dices que lo sientes siempre. Quisiera ver si lo juras bajo cuántos cargos. Ay mami, aquí andamos nomás tomando y no es el hecho sino que lo hago con tanto garbo. Sí, yo ya sólo sé que voy derecho y procuro un paso ligero pa’ los tramos largos.

Soy el mejor peso pluma que ha vuelto a dar la ciudad. También me siento Maluma si me voltean a mirar. Tengo el Hula Hula a la una, sí. Me iría en vivo, aun así. Mis compas me dicen “Tino, tienes los pies en la luna, sí”. Si no era el juego que te dome, mami, nomás di. Por ti llego con batallones hasta Normandie. Por ti que he hecho un chingo de canciones ni siquiera ves que el genio está en el DF, no en Madrid. Me estoy llenando los bolsillos para el porvenir. Aunque se crucen los caminos ya sé a dónde ir. A veces necesitas serlo y no te alcanza ir. Atrévete a tener tantita más confianza en ti.

Es la misma historia, todos me caen en los huevos. Vato, pon mi trayectoria contra el hype de los nuevos. Se intimidan con la porra, llevo un rato en el pedo. Me está buscando tu morra, debo estar en el pedo. Nunca me incliné a su moda. Pinches gallos de a pelo. Mi estrategia son mis rolas. Dime Fabio Capello. Y sí, las traigo vueltas locas. Me lo piden más mellow y me los piden en la boca como el pinche Labello. Ya no sé si fue la coca o si fue el pinche Canelo. El siguiente que esté aquí por su papito va al pinche suelo. Se copian todos el mismo corito. Mis pinches huevos. Así es cabrón, me cuido solito. En mi trip me elevo. Querías que tire paro en tu disco. ¿Pues qué te debo? Recuerda que me importa tantito que sí vendemos, wey. ¿Van cuantos menos, wey? Que tu disque sello rifa pues más o menos, wey. Brillante lírica. Panegírica. El benemérito. Soy lo mejor de América. Denle mérito, tiene el merito flow. Del DF a Mérida. Un efemérides lo que en realidad soy. No es lo que te diré es cuánta calidez doy. Wey, no estoy tan loco para estar enojado pero aquí entre nos no quiero ni enterarme. Sigo en flor de loto, sigo desvelado. Sigue pantanoso. Sígueme al final. Estoy tan pinche loco que me siento un ave, que me siento lava, que me siento a hablar. Sorry el alboroto. Sigo aventurado. Sóbrame el manojo, llevo un centenar. Y si me llena el ojo me la llevo a casa. Y si me tienta el ogro me lo pienso mal. Y como haría Huidobro no me tiento nada. Yo crecí encerrado y sí, me siento mal. Y como siempre he errado igual me siento libre. Tanto había tomado que me hacía llorar. Como siento miedo, como siento lindo. Como si estuviera conociendo más. Y como es suficiente no me falta nadie, como el sol naciente me levanto a dar lo que está en las fuentes y en las pinceladas, lo que es ascendente y te hace sincerarte. Lo que piensa el ártico en las noches largas. Lo que es para siempre como las palabras cuando sí las sientes.

Y sólo para recordarlo quisiera saber exactamente cuánto va a costarnos. Ay mujer, dices que lo sientes siempre. Quisiera ver si lo juras bajo cuántos cargos. Simón, aquí andamos nomás tomando y no es el hecho sino que lo hago con tanto garbo. Sí, yo ya sólo sé que voy derecho y procuro un paso ligero pa’ los tramos largos. Y sólo para recordarlo quisiera saber exactamente cuánto va a costarnos. Ay mujer, dices que lo sientes siempre. Quisiera ver si lo juras bajo cuántos cargos. Ay mami, aquí andamos nomás tomando y no es el hecho sino que lo hago con tanto garbo. Sí, yo ya sólo sé que voy derecho y procuro un paso ligero pa’ los tramos largos.

La encontré empapada entre la arcilla como un mueble viejo de una pesadilla. Como la oigo inmerso, como un hoyo negro. Todo lo que me dijo se escondió por ahí. Son un chingo de ideas que te martillan como un pez sediento de imponerse a millas. Como un pensamiento que se adhiere al pelo. Más que si sea cierto trata de creer que sí. Y trata de hacer con lo que sea que estés sintiendo lo que le hace el viento a las ventanillas, que las toca de algo que se siente a vida. Y sé que te hace mal, honestamente sí. Mie***, no pienso dejar ni un cabo suelto. Sabes que me vuelco al centro y que me vuelvo orilla y que me vuelvo tiempo y te devuelvo al cuerpo. Mejor quédate ahí dentro y a veces piensa en mí. La encontré empapada entre la arcilla como un mueble viejo de una pesadilla. Como la oigo inmerso, como un hoyo negro. Todo lo que me dijo se escondió por ahí. Son un chingo de ideas que te martillan como un pez sediento de imponerse a millas. Como un pensamiento que se adhiere al pelo. Más que si sea cierto trata de creer que sí. Y trata de hacer con lo que sea que estés sintiendo lo que le hace el viento a las ventanillas, que las toca de algo que se siente a vida. Y sé que te hace mal, honestamente sí. Mie***, no pienso dejar ni un cabo suelto. Sabes que me vuelco al centro y que me vuelvo orilla y que me vuelvo tiempo y te devuelvo al cuerpo. Mejor quédate ahí dentro y a veces piensa en mí.

Y sí obvio, a huevo va a ser difícil pero va a estar bien. Obvio va salir, te va a servir de embate. Todo va a estar bien. No sé, creo que eso es. Es parte de todo el viaje. Todo va a estar bien. Será veloz, no seas de los que se disfrazan. ¿Pa’ qué? Todo va a estar bien. Déjate, deja ser, sí déjame mensajes. Digo, todo bien. No pasa nada. Todo va sanar, te sobra el equipaje. Todo va a estar bien. Wow. ¿Qué? Las horas solas caminan. Todo va a estar bien. Wow. ¿Qué? Concédeme estas líneas. Todo va a estar bien. Y sí, sí, sí, sí. La vuelta es rara y amgigua. Todo va a estar bien. Y no, no, no, no, no seas que me encandilas. Todo va a estar bien. Eres tú y tú. El espejo es especulativo. Todo va a estar bien. Y si te nace, no sé, hacerme parte de lo que te hace sentir. Todo va a estar bien. Está cagado, ya sé a mí tampoco wey, nada me hace sentido. Todo va a estar bien.

Datos de Época

ÉPOCA es una canción de Tino el Pingüino que se estrenó el , este tema está incluido dentro del disco Diarquía. Agradecemos a Hawli por haber sudido la letra de Época.