Hijos de la clase obrera - Mala Praxis

Hijos de la clase obrera

Mala Praxis

Letra, canción

LETRA

'Hijos de la clase obrera'

El despertador me disparó,
desde entonces lo llamo Tejero porque da golpes a mi estado de ánimo.
Vestido de corrupción y caspa,
si quieres hablar de torturas pregunta a Grande-Marlaska.

Te observan, está claro, y lo tienen sencillo,
con un micro y dos cámaras metidas en el bolsillo.
Yo siempre pidiendo auxilio, no es estar en calma,
si los mayores genocidas nunca han tocado un arma.

En la era del delito legal:
lo llaman ejecución hipotecaria, pero es una ejecución social.
Siguen el cauce, tú deduce
que quien rechaza la violencia es porque no la sufre.

Eh, yo sacó la placa y no paré, de la furgo bajaron diez,
entre la porra y la pared, y en su nariz el Everest.
Otra bandera en el balcón, y ya ni salgo,
En España las fachadas se llaman así por algo.

No disparo balas, pero me vigilan como si:
porque uso el cerebro como si fuera un misil.
Niños jamás sabrán lo que pasó en la Guerra Civil,
pero van a saber qué es vivir con pobreza infantil.

Progres citan a John Lenon, yo la rabia de un heleno,
no salimos del baremo, el extremo del extremo.
No rebajo mi mensaje aunque revivan al Caudillo,
y tú rapeas y pareces Santiago Carrillo.


Si me detienen por robar después me
diagnosticarán cleptomanía y me afiliarán al PP.
¿Dónde tengo la cabeza? Creo que ya ni lo sé,
llevé una doble vida como un espía de la KGB.

Obreras no ven a sus hijos, dice el capital:
que podrán verlos si el trabajo infantil vuelve a ser legal.
Ahora el músico es el terrorista, y es absurdo,
esto no es Turquía pero nos usan como cabezas de turco.

En el surco, apuntando al obispo,
nunca creí en Dios pero siempre estoy hecho un Cristo.
Sal del bar, quizá te dé por pensar,
cuando UGT firme convenios en los que se te pueda latigar.

Directo a tu hipotálamo, resisto como El Álamo,
al nazi que te combata, con un bate combátelo.
Tú vén, asúmelo, y afronta el escenario:
para erradicar la pobreza hay que erradicar al millonario.

Roban a diario mientras no te enteres, otro ERE:
España no tiene habitantes, tiene rehenes.
¿Cuántos en la derecha rezan por que paremos?
Pero somos como un coche al que le han cortado los frenos.

Jugando al desgaste, porque sólo el pueblo:
sólo el pueblo salva al pueblo del desastre.
Que no hay magia negra, pero si la hubiera
haría muñecos vudú con la cara de Álvaro Ojeda.