R.i.p de Mala Praxis

R.i.p Letra

Mala Praxis

LETRA

'R.i.p'

Nunca sé como sacar todo lo que guardo
Porque ya estaba partido mucho antes de mi parto
Eo, tengo un infarto cada mañana
Y al vecino del cuarto lanzando la tele por la ventana.
No preguntes nada, vale, finge que no sabes
Que tengo menos respuestas que dudas existenciales.
Si duele la verdad, la suelo meter hasta el fondo
No estoy en una urna pero ya estoy hecho polvo.
Llamad a Morfeo, llevo las ojeras de trofeo,
Demasiado fariseo en la piel de Prometeo.
Ya no creo que me cure, me he partido el pecho.
He cambiado la dieta y ahora solo como techo.
Pude curarme y como promesa,
Aceptar que el olvido es un mecanismo de defensa.
Pocos con neuronas como pa entenderlo,
Que cuando ellos lo pillen yo ya habré dejado de hacerlo.
Sonríen en la foto y la verdad es tan cruda,
Luego su casa está llena de libros de autoayuda.
Yo vine sin veneno y sin ojos de serpiente,
Pero suelo mudar de piel cada mañana a las siete.
Haciendo un butrón a mi cráneo con dinamita,
Convivo con las bombas como un niño vietnamita.
Creen que me rendí, no es eso, pero
No es que no tenga un plan B,
Es que ya he gastado el abecedario entero.

Cuando solo se cierran puertas,
Cuando todo, todo va tan mal
Al abrir los ojos volvemos a recordar
Que no estamos bajo el agua
Pero no podemos respirar
(x2)

La evidencia es un martillo en un palacio de cristal,
No es que se hayan ido, es que nunca han sabido estar.
Cada vez más debil, menos lumbre, más fiambre,
Porque ya no escribo letras, ahora dono sangre.
Yo que ya no sé ni estar cuando todo es gris,
Me fugué a los barrios de Lyon, las calles de París.
Estoy poniendo en orden lo que el tiempo no puso,
Si me ves dar un paso atrás es pa coger impulso.
Roto del cardio, la vida no avisa,
Seguirá girando cuando tú y yo seamos ceniza.
Todo es efectivo o visa, me da la risa,
Porque si los años pasan, la mente me pesa, lo viví deprisa.
No estoy a flote, soy parte del mar,
Siempre me dejé mentir y nunca me dejé engañar.
No preguntes cómo, pregunta quién
Puede rajarte el cielo de nuevo hasta hacerlo llover.
Siguen por inercia, nada sacia.
No pueden distinguir al camello de la esquina y la farmacia.
Y levan anclas, maté la infancia,
Si escuchas cantos de sirena sólo son de la ambulancia.
Y visto de negro como aquel que supo
Que la ciudad es un cementerio, por eso estoy de luto.
Pocos de fiar, asúmelo,
Y pon la mano en el fuego por alguien sólo con un guante ignífugo

Cuando solo se cierran puertas,
Cuando todo, todo va tan mal
Al abrir los ojos volvemos a recordar
Que no estamos bajo el agua
Pero no podemos respirar
(x2)