Disquito sustituye a Nuestra Raza

En el cielo del arte

Nuestra Raza

LETRA

alineación izquierdaalineación centrofuente mayorfuente menor

Busco melodías nuevas con sonidos en las cuerdas.
Una extraña canción en mi cabeza,
que envenena mi sangre por las venas,
calmando el dolor.

Puedo tocar las estrellas.
En mis ojos se reflejan.
La luna llena en esta noche eterna,
mientras espero al sol de primavera en el jardín de un Dios.

Flor capullo que se abre,
con sus pétalos que caen.
Siento y respiro fragancia que perfuma,
cincelo esa rosa en una roca, con mis manos y un martillo.

Hoy veo esa luz, que desde el cielo brilló.
Es el ángel que fue renacentista
y me sube en el sueño de un artista.
Intenso resplandor.

Un rayo de luz que entró cuando amaneció.
Son las musas que inspiran la mente y la creación,
con la imaginación de lo abstracto y lo realista.

Voy a cortar esos troncos para construir guitarras.
Dame una gubia para tallar madera,
de árboles de fresno sin corteza.
Llanto de savia en su tristeza.

Sos el hombre más sincero, cuando apuntas a ese ciervo.
Acuarelas, pinceles y paleta.
Pinto ese cuadro cazando a tu presa,
obra ilustre, humilde, con noble inocencia.

Flor semilla que se abre, los panaderos del aire.
Todo pasa con estas bellas artes:
libros que vuelan con los pensamientos.
Música y literatura.

Hoy veo esa luz, que en el cielo iluminó.
Es el ángel que fue renacentista
y protege mi sueño como artista.
Inmenso resplandor.

Un rayo de luz que entró cuando amaneció.
Son las musas que inspiran la mente y la creación,
con la imaginación de lo abstracto y lo realista.

La, laralala...

fuente: musica.com disquito - musica.com

Compartir la letra 'En el cielo del arte'

ir a arriba