J.s Homero

La muerte de una musa y la aparición de venus

J.s Homero

LETRA

Alinear a la izquierdaAlinear al centroLetra más grandeLetra más pequeña

“Homer que carajos te pasa”. Nadie lo creía hasta que lo hice, trabajaba mientras todos dudaban, soñaba con rimar todo lo que vea a mi alrededor, pero termine rimando todo lo que tenía en mi interior, Ipolito me dijo que no buscara fama, pero ella está llegando a mí, estoy tratando de forjarla más fuerte, para llegar lejos con mis liricas, no por el dinero, sino por hacer llegar mi mensaje, sin embargo, sé que vendrá eso algún día, ya tengo clase, por trabajar con escritores de mayor categoría, como la mía, comenzaron muy viejos, así que mi carrera apenas toma la cuesta para arriba, y si lo sé, tengo talento para llegar lejos, la clase lo estoy empezando a sentir desde ahora, pero siempre me la he pasado soñando que debo estar triunfado, viendo como lo que hacía no era suficiente, tuve que renacer como un demonio demente para que la vida recién empiece, salí de la estancia cuando una dama murió en mi mente, era como si en realidad estoy maldito, era como si comenzara a construir a la estrella de la muerte, comenzaba a llorar, tomando todo la noche, de bar en bar, ser un escritor dicen que es como la lotería, muchos la raspan, pero ninguno puede ganársela, pero cuando te toca el oro, y empiezas a recibir reconocimiento y clase, te aprecian todos, tengo rimas para hablar de todo, solo necesito desvelarme en mi concentración, y si escalando poco a poco para llegar arriba, pero no miro hacia abajo, porque me puedo asustar por la altura a la que he llegado. - Pero Homer porque estas triste? Porque diablos estas llorando? Muchos quisieran estar en tus zapatos, Homer porque estas triste? Todo va bien, nada está mal, estas escalando la cima, dime una razón por la cual estas molesto, dejar de llorar como una puta, porque pierdes la clase que te otorgaron como escritor, maldición deja de llorar, toma el lápiz y empieza a rimar.- Tranquilo mi demonio que ya lo voy hacer.
Y ha pasado más de dos años, que estaba siendo mirado por una lupa, para ver si tropiezo, pero jamás nadie entenderá el trabajo que se necesita para lograr no caer, resistir el dolor y morir hasta vencer, porque cada fin de semana bebo por lo que he logrado, mi vida ha cambiado, mis lectores extrañan el Homer de las poesías. Entonces estaba meditando una noche, cuando mi vida tomo otro enrosque, iba a dejarlos, me iba a ir por un buen tiempo, aun no sé a ciencia cierta, cual sea mi destino, pero aquella noche en el bar estresado, fumando cigarrillos, y yo que no si quiera fumo, y creo que me estoy haciendo daño, estoy tomando demasiado, pero esa noche donde maldecía a un musa, sentí la necesidad de pedir auxilio a otra chica. En esa noche era duro conmigo mismo, creo que me iba a volver loco, porque la mente de un perfeccionista es tan dura, que primero debe ser feliz, pero estaba llorando porque fracase en el intento, no tengo armas para defenderme contra el amor, estos únicos días mi hogar han sido las madrugadas y una botella, mis payasos están tristes dentro de mí, y la musa en la que pienso ahora está muy lejos, pero yo quiero irme lejos para tener un lugar donde quedarme, lo último que recuerdo de esa noche fue que a mi mente vino Venus, la llame para que me consuele, para luego recordé que el amor duele, entonces ya borracho en la madrugada, decidí que debía hacer algo con mi vida, y al siguiente día, todo se tornó diferente.
Me sucumbía a la idea de que la poesía, nunca más volvería, pero Venus se apareció en las riendas de mis recuerdos, no puede persuadir, lo que iba a acontecerse, por simple y vana intuición, mi corazón se detuvo al mirarla, entendí que la belleza de un sueño puede ser real, pero más que eso vi una estrella que ahora alumbra mi camino, la que siempre estuvo conmigo, pero por estupideces no preste atención o quizás porque aquella ocasión en la que me defraudo, si lo admito, intentaba estar cerca de esa estrella, empezaba a quererla pero paso, cayó en la perdición del pecado por deseo, continúe, con mi demonio en mi mente, hasta que nuevamente paso, otra vez cayo en la perdición del pecado por deseo, pero esta vez, fue más dura, como intentar abrir los ojos y alejarme para siempre, muy distante e indiferente continúe, si, aun con aquella estrella que estaba lejos ya para mí. Esa noche se paseó nuevamente por mi cabeza, pero esta vez se quedó allí, y si la siguiente mañana gris sentí, que algo en mi cambió, desde entonces hasta ahora no la he podido olvidar, y contemplo sus ojos viéndome cada tarde, su sonrisa, ah, su bella sonrisa, esa que le da cuerda a mi corazón, ella ahora es dueña de mi voz, y la fuerza me hace seguir en pie. Luego de más de dos años sentí algo que pensé haberlo olvidado, entonces me decidí, rompí el pacto Sit Renasci, ahora si el poeta muere, morirá para siempre, y el demonio encarnara no solo la mente sino el cuerpo del escritor, si es que el poeta muere, me estoy arriesgando a tomar la batuta de hace dos años, porque luego de tanto tiempo estoy comenzado a escribir poesías de nuevo, porque me enamore nuevamente, pero esta vez, el juego del amor, sus trampas y engaños, no serán ocultados del demonio que tengo atado, esta vez las voces en mi cabeza, me dicen que ame, porque puedo morir en el intento y así entonces el demonio tomara para siempre mi cuerpo.
Todo lo sabrá el destino…
Todo lo sabe mi demonio…
Todo está puesto y listo para ...??...??
El destino del escritor es incierto, pero una cosa sí, es seguro y lo que no dudo es que clase ya tengo.
Continuará…

fuente: musica.com disquito - musica.com

Compartir la letra 'La muerte de una musa y la aparición de venus'

Buscar canciones
X
ir a arriba