Canción 'María La Potuguesa' del disco 'De Lo Perdido Y Otras Coplas' interpretada por Carlos Cano

María La Potuguesa Letra

Carlos Cano

Añadir a Favoritas

Guardar en Playlist

MARÍA LA POTUGUESA es una canción de Carlos Cano del año 2001, este tema está incluido dentro del disco De Lo Perdido Y Otras Coplas.

Letra 'María La Potuguesa'

En las noches de luna y clavel
de Ayamonte hasta Villareal
sin rumbo por el rio, entre suspiros
una canción viene y vá
Que la canta María
al querer de un andaluz.
María es la alegría, y es la agonía
que tiene el sur.

Que conoció a ese hombre
en una noche de vino verde y calor
y entre palmas y fandangos
la fue enredando, le trastornó el corazón.
Y en las playas de isla
se perdieron los dos
donde rompen las olas, besó su boca
y se entregó.

Ay, María la portugesa
desde Ayamonte hasta Faro
se oye este fado por las tabernas
donde bebe viño amargo
porque canta con tristeza
porque esos ojos cerrados
por un amor desgraciado,
por eso canta, por eso pena.

¡Fado! fado porque me faltan tus ojos
¡Fado! porque me falta tu boca
¡Fado! porque se fue por el rio
¡Fado! porque se va con la sombra

Dicen que fue el te quiero
de un marinero, razón de su padecer
que en una noche en los barcos
de contrabando, p'al langostino se fue.
Y en las sombras del rio,
un disparo sonó.
Y de aquel sufrimiento, nació el lamento
de esta canción

Agradecemos a webmaster por haber sudido la letra de María La Potuguesa de Carlos Cano.

Añadir Letra de Carlos Cano

Sobre María La Potuguesa

  • El 5 de enero de 1985, Juan Flores, de 35 años, recibía los disparos de un 'guardinha' portugués, un tal Nunes, frente a Castro Marim (Portugal) acusado de pesca ilegal en las aguas de la desembocadura del Guadiana, y nadie sabe exactamente las razones por las que "le dispararon a dos metros", según relataron los testigos en el juicio.
    Cuando el pescador murió, nació en torno a él una leyenda que Carlos Cano convirtió en canción al año siguiente, para crear María 'La Portuguesa', la copla, el fado, que cuenta una historia de amor entre un marinero muerto a tiros y María, una misteriosa mujer portuguesa.
    La identidad de esta mujer se ha mantenido en secreto durante los años, y nadie sabe si realmente Juan Flores conocía en Portugal a María, pero sí hay historias en torno a su muerte que la familia aún no tiene claras.