Curiosidades sobre Joaquín Sabina

  • Sobre Joaquín Sabina

    Con apenas 14 años Joaquín empezó a escribir poesía y a componer música para su grupo "Merry Youngs".

  • Sobre Joaquín Sabina

    Su padre era comisario de policía y le detuvo cuando tenía 19 años por pertenecer al Partido Comunista.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Sabina estuvo en el exilio por lanzar un cóctel molotov en 1970 contra una sucursal del Banco Bilbao durante una manifestación contra Franco en Granada.

  • Sobre Joaquín Sabina

    En 1975, cuando vivía en Londres, actuó en un restaurante para George Harrison, el componente de los Beatles. Éste le dio una propina de 5 libras.

  • '19 Días Y 500 Noches'

    Joaquín Sabina dijo que 19 días y 500 noches nació cuando acababan de dejarle. "Acababan de dejarme y me dije: ¡tendré que vengarme de ella de alguna manera, tendré que hacerle una canción que la persiga toda la vida! Y así surgió el tema. Ahora, la hija de p... anda diciendo por ahí que le hice una canción muy bonita. ¿No te jode?»

  • Sobre Joaquín Sabina

    La canción de cabecera del programa de TVE 'Con las manos en la masa' fue creada por Joaquín Sabina.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Francisco de Quevedo es el escritor que más ha influido en sus letras.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Joaquín Sabina no usa internet ni tiene teléfono móvil. Por no tener, ni siquiera tiene carnet de conducir.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Tiene la costumbre de leer la prensa dos horas al día.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Sabina sufrió un infarto cerebral en el año 2001. Esto le produjo una depresión que le llevó a estar retirado durante cuatro años.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Sabina se reunió en varias ocasiones con el dictador Fidel Castro. En 1997 tuvo una reunión de 5 horas.

  • Sobre Joaquín Sabina

    Sabina posó desnudo para 'El País Semanal' en 2002, con el objetivo de promocionar su libro 'Ciento volando de catorce'.

  • 'Y Nos Dieron Las Diez'

    La canción 'Y Nos Dieron Las 10' relata la noche que Sabina pasó con una mujer en La Coruña, que empezó en una discoteca llamada Pirámide, siguió en el afterhours Soweto y terminó en una habitación de hotel.

  • 'Princesa'

    La historia de esta canción incluida en el disco Juez y parte la explica el propio Sabina: “Princesa era una chica de Logroño. En realidad, una belleza pintada por Botticelli. Muy hippiosa, extraordinariamente joven y extraordinariamente hermosa. A la que conocía y con la que me acostaba cuando iba a Logroño, y con la que alguna vez me fui a un pueblecito perdido a pasar un fin de semana. Luego se vino a Madrid y fue cayendo en picado. Eso llevó a la heroína y en ese momento hice la canción”.

  • 'Así estoy yo sin ti'

    El cantautor cubano, Frank Delgado, versionó la canción 'Así estoy yo sin ti' modificando su letra para adaptarlas al duro periodo que atravesaba Cuba en dicho momento. Entre otras:

    Extraño como un pato en el Almendrares

    Oscuro como las aguas de la bahía

    Vacío como los cines Luyanó

    Uraño como el portero de un restaurante

    Vencido como el que no viaja al extranjero

    Vibrante como una mulata en el Tropicana

    'Más triste que un obrero,

    frente al hotel Meliá de Varadero

    Así estoy yo, así estoy yo, así estoy yo, sin ti.'

  • 'A Mis Cuarenta Y Diez'

    La canción A mis cuarenta y 10 hace referencia a la edad de Sabina, que en el momento que se publicó el disco '19 días y 500 Noches' tenía 50 años.
  • 'Contigo'

    Esta hermosa y apasionada canción fusiona la poesía con su letra de forma magistral. En ella líricamente Joaquín Sabina expresa su más absoluto rechazo al amor como institución, como algo cotidiano y convertido en rutina, con aire oficial y lleno de convencionalismos, y reivindica el amor más pasional, que “mata” si no muere, y que “si mata nunca muere”, jugando con la asociación tradicional entre el amor y la muerte como metáfora de una pasión tan intensa como para ser capaz de acabar con la vida.

  • 'Nos Sobran Los Motivos'

    Esta sentida canción titulada como "Nos Sobran Los Motivos" fue uno de los temas que Joaquín Sabina le dedicó a Paula, su novia argentina en aquél momento. El tema en sí, líricamente es una canción de despedida de una relación que termina sin rencores, sin odios, con la ausencia del amor como única causa general, con una letra adornada con mucha poesía y caballerosidad.

  • 'Pacto Entre Caballeros'

    Según explica Pancho Varona, no se trata de una historia real, pero algo de cierto sí que hay en ella. Yendo hacia casa un día, Joaquin Sabina vio como unos chicos atracaban a una persona, entonces se quedó parado como pensando que el siguiente iba a ser él, pero los jovenes lo reconocieron y le dijeron 'Tú pasa, Sabina, que te conocemos'. Todo lo demás es inventado por Joaquín, pero algo de cierto sí que ha habido (más bien poco, jeje)

  • 'La canción más hermosa del mundo'

    Esta hermosa y emotiva canción fue publicada por el gran Joaquín Sabina en su álbum del año 2002 "Dímelo en la calle". Y aunque muchos de sus fans en su momento se preguntaron al escuchar su canción el porqué del título, tras escuchar detenidamente su letra muchos terminaron entendiendo la causa del nombre de la canción. Y es que aunque a primera vista puede sonar un tanto pretencioso el título de este tema, “La canción más hermosa del mundo”; la historia que nos cuenta es bastante humilde y contiene una gran carga de sinceridad. Se trata de una de esas canciones que podríamos meter en el saco de las “autobiográficas”. Hace un recorrido, bastante iconográfico, de multitud de elementos que han ido marcando su dilatada carrera.

  • 'Calle Melancolía'

    En la calle Real de Úbeda, barrio donde vivió Joaquín, hay una taberna en el "número 7" llamada 'Calle Melancolía' en honor a Joaquín Sabina.

    taberna calle melancolia

  • 'Amores eternos'

    Esta hermosa canción del legendario e irrepetible Joaquín Sabina, titulada acertadamente como "Amores eternos", nos relata la apasionada historia de un hermoso amor, a priori fugaz pero que en el fondo no lo es tanto. El artista juega bastante con esa ambigüedad a lo largo de la canción, además de realizar una descripción poéticamente exquisita de la protagonista principal.

  • 'Pongamos que hablo de Madrid'

    “Pongamos que hablo de Madrid”, descrita por su autor, Joaquín Sabina, como “una historia de amor y odio a una ciudad invivible pero insustituíble”, vio alterada su última estrofa por obra y gracia de Antonio Flores, de modo que “cuando la muerte venga a visitarme, que me lleven al sur, donde nací. Aquí no queda sitio para nadie, pongamos que hablo de Madrid.” se convirtió de golpe y porrazo en “Cuando la muerte venga a visitarme, no me molestes, déjame dormir. Aquí he nacido, aquí quiero quedarme, pongamos que hablo de Madrid.” Sabina nació en Jaén, pero adoptó la versión de Antonio Flores porque en su momento fue mucho más popular.

  • 'Quién Me Ha Robado El Mes De Abril?'

    Joquín Sabina escribió por encargo esta canción para una película llamada Sinatra. Así lo explicó Pancho Varona, el guitarrista de la banda del músico que también colaboró en la creación de la canción. La película se estrenó en 1988 y estaba dirigida por el director francés Francesc Betriu y protagonizada por el actor Alfredo Landa, y narra la historia de un imitador de Frank Sinatra bastante desdichado al que las cosas no le van demasiado bien. Joaquín Sabina tuvo un pequeño papel en esta película caracterizado como Grouxo Marx.

  • 'Tiempo Después'

    Joaquín Sabina presenta Tiempo después, tema central de la nueva película del mismo nombre del director manchego José Luis Cuerda (Amanece que no es poco, La lengua de las Mariposas)
  • 'Quién Me Ha Robado El Mes De Abril?'

    Pancho Varona colaborador del cantante explicó: "Joaquín y yo éramos bastante inexpertos en aquellos finales de los años 80, esa es razón por la cual la grabación del tema fue un poco "pobretona". La canción fue incluida posteriormente en el disco El hombre del traje gris, nombre con el que algunos llaman al tema, aunque en realidad no es así. El sexto disco del cantautor fue grabado, como detalló Varona en dos partes. "A mí me encargó Joaquín hacer la introducción de las guitarras y grabarlas y a Jaime Asúa, el solo central, todo antes de tocar ese inicio de la canción tan reconocible por todos".