El Nefelibata - Los Cumulonimbos

Los Cumulonimbos Letra

Menuda Coincidencia

LETRA

Los Cumulonimbos (Letra/Lyrics)

(Ver el mundo a la luz de los desechos,
y a la sombra de vientres satisfechos.
Algo me obliga al placer, y eso no me deja ver;
salvar los trechos hacia lo que puedo ser.

Ver el mundo a la luz de los despechos
y a la sombra de todos los derechos.
Estos implican deber, y eso adultera mi ser;
red de cohechos que condiciona mi hacer.)

I
Nunca fui problemático. Tampoco muy atlético.
Digamos, medio apático. Con mal gusto en lo estético.
Algo melodramático. A veces muy hermético.
Sí, quise ser simpático... y resulté patético.

En el caso hipotético de un raro jeroglífico
—o sea, un dilema ético, para ser específico—,
mi don polifacético se portaría magnífico:
como un peripatético ante un hecho científico.

¡Y así voy tan pacífico! Por nada, melancólico.
Lo opuesto a lo prolífico. Felizmente ex católico.
Ni por cuadro honorífico ni por trofeo simbólico
al duelo terrorífico voy con aliento alcohólico.

Me enfrento a mi cólico con un versito púdico,
mi b-boy stance bucólico y un «hey you don't stop» búdico.
Quizá suene hiperbólico, pero hallo en un flow lúdico
el sentido parabólico para hilvanar lo impúdico.

Coro
(Ver el mundo a la luz de los desechos,
y a la sombra de vientres satisfechos.
Algo me obliga al placer, y eso no me deja ver;
salvar los trechos hacia lo que puedo ser.

Ver el mundo a la luz de los despechos
y a la sombra de todos los derechos.
Estos implican deber, y eso adultera mi ser;
red de cohechos que condiciona mi hacer.)
II
¿Hasta dónde las palabras me permiten conocerme?
Fácil se me van las cabras —si es que antes no se me duerme.
Si no tengo abracadabras desde donde pueda verme,
en circunstancias macabras estaría bastante inerme.

Por ejemplo, si venderme es algo que necesito,
lo primero es qué, ¿ofrecerme?: ¿«¡Pase, pásele señito!»?
No. Primero está quererme: mi capital infinito.
¡Que el amor propio no merme! Así a nadie nada quito.

Y en cambio posibilito sentir que de mí dispongo.
Libremente. Sin ni un grito. Sin agarrarnos del chongo.
De este modo sí, lo admito, hay glamour en lo fodongo:
al decirte, segurito: «Aquí tienes tu jorongo».

Con esto rompo el diptongo que, desidioso, mantuve.
La atmósfera descompongo. Abran paso a este querube.
¿Listos pues para el bailongo? La temperatura sube.
Yo, flojito, no me opongo. Ahora dejo de ser nube.

Coro
(Ver el mundo a la luz de los desechos,
y a la sombra de vientres satisfechos.
Algo me obliga al placer, y eso no me deja ver;
salvar los trechos hacia lo que puedo ser.

Ver el mundo a la luz de los despechos
y a la sombra de todos los derechos.
Estos implican deber, y eso adultera mi ser;
red de cohechos que condiciona mi hacer.)

III
A ver, cuéntame, ¿cómo estás? ¿Muy muy muy mal? ¿Muy muy muy bien?
¿Eres de los que quieren más? ...o ves al mundo con desdén?
¿Si te dan cuánto, sí las das? ¿Qué vale un balazo en tu sien?
¿Por cuánto tiempo esperarás? Oye... ¿y si ya se te fue el tren?

¿Algo te enfada a ti también? ¿Harto o harta y te quieres ir?
¿Casi te sientes un rehén de algo o alguien que obliga a seguir?
¿Qué crees que sea? O, ¿quién, quién, quién? Ándale, ¿lo puedes decir?
¿Tus acciones dicen «amén»? ¿Tú corazón qué hace? ¿Latir?

¿Te desagrada debatir? ¿No hay nada nuevo bajo el sol?
¿Nuestra vida es un souvenir? ...sexo, drogas y rocanrol?
¿Pinta muy negro el porvenir? ¿Concibes vida sin futbol?
¿Te seduce la idea de huir? ¿Nada como cantar un gol?

¿Cómo perdemos el control como si nada y al tuntún?
En tu día a día cuál es tu rol... ¿afirmas, niegas, o según?
¿Eres en potencia esquirol o puedes ser solidario aún?
Aunque tu cara sea un crisol... ¿crees que te sales del común?

Coro
(Ver el mundo a la luz de los desechos,
y a la sombra de vientres satisfechos.
Algo me obliga al placer, y eso no me deja ver;
salvar los trechos hacia lo que puedo ser.

Ver el mundo a la luz de los despechos
y a la sombra de todos los derechos.
Estos implican deber, y eso adultera mi ser;
red de cohechos que condiciona mi hacer.)

Datos de esta canción

LOS CUMULONIMBOS es una canción de Menuda Coincidencia del año 2011, este tema está incluido dentro del disco El Nefelibata. Agradecemos a zyck por haber sudido la letra de Los Cumulonimbos.