El Nefelibata - Los Altocúmulos

Los Altocúmulos Letra

Menuda Coincidencia

LETRA

Los Altocúmulos (Letra/Lyrics)

I
La función social de este canto
es una moneda echada al aire
que luego cae de canto.
En esta nebulosa me planto.
Me permite tomar algo de aire
y preguntarme si, en mi torpeza, algo planto.

Reivindico la sima.
La cosa es que no sabes cuál.
Yo tampoco. Por eso ahora me siento en la cima.
La indeterminación esta que prima
nos hace tal para cual:
tú el hacedor y yo la materia prima.

No quiero ser para ti una marca.
Quiero ser algo así como
un aforismo peregrino que en la inmensidad zarca deja su marca.
Escamoteándole vida a la Parca
y, sin saber ni cómo,
encontrando un manjar donde la mayoría ve una comida parca.

«Clavelitos de mi corazón», cantaba la tuna;
y hoy, este suspiro,
«Me he de comer esa tuna».
Lugar común sería decir que no doy una,
por eso mejor de esta estrofa el último suspiro
a la de tres, a la de dos y a la de una.

Coro
(Mi barrio es el espacio entre un «no» y un «sí».
Mi clicka los instantes que hacen cuestionarte a ti
si estás en el lugar en el que ni yo te creí.
¿Estás de más? Tú di. ¿Estás de más? Tú di.

Mi calle es el todo rap en inglés que no entendí;
las múltiples palabras que pasean aquí.
Cifra víctima del redondeo que conforma π:
Tendrás que hablar por ti.)

II
Pavonearme de recorrer el velo
sería el inicio de mi término;
más si creo recorrerlo con sólo decir: «Vélo.»
En ello se puede hallar consuelo
—en el sentido cursi del término—;
una hermosa imagen de la unión de cielo con suelo.

Así, ponerme «político»
no es hacer remembranza de la madre
de algún desafortunado político;
ni tampoco, «crítico»,
por patéticamente pasar revista a partidas de madre
que tiene a sectores en estado crítico.

¿Ves cómo los «noes» se venden solos?
Hay para cualquier gusto.
Con ellos se pueden armar magníficos solos.
Para hacer vibrar los polos.
Para que yo esté bien a gusto
creyendo que de la opinión soy uno de los más influyentes polos.

Si menciono al argumento,
únicamente recreo mi pupila de topo
porque, ciertamente, no argumento.
El juego de espejos alimento:
nueva contradicción que topo:
presumir de chef cuando soy yo el alimento.

Coro
(Mi barrio es el espacio entre un «no» y un «sí».
Mi clicka los instantes que hacen cuestionarte a ti
si estás en el lugar en el que ni yo te creí.
¿Estás de más? Tú di. ¿Estás de más? Tú di.

Mi calle es el todo rap en inglés que no entendí;
las múltiples palabras que pasean aquí.
Cifra víctima del redondeo que conforma π:
Tendrás que hablar por ti.)

III
Puedo pensar que la tengo hecha
si me uno al popular reclamo:
«¡Que se joda la derecha!»
Echarle a lo que todo mundo le echa;
hacer del de otros, mi reclamo;
y después ir por ahí muy pagado de mi moral ‘derecha’.

Eso no es entrar: es caer en el juego.
Por sí solas algunas causas
son tan sólidas que no tienen nada de juego.
Hay urgencias desde luego;
cadenas de efectos y causas
que son evitables: de allí la estupidez de dejarlas para luego.

No hay riesgo en reivindicar la pobreza,
la cerveza, el sexo o la mota.
De hecho, es ahí donde hallo pobreza
y, en específico, de ideas en la cabeza
y de la voluntad real de remover la mota
que a nuestras lentes sigue teniendo de cabeza.

Defender lo indefenso reconocerás tiene lo suyo;
más cuando muchas veces
lo oculta un «Allá cada quien lo suyo».
Ante esto no sólo quizá tú, yo también me tullo;
por eso ojalá este canto haga las veces
de puente entre mi mundo y el tuyo.

(Mi barrio es el espacio entre un «no» y un «sí».
Mi clicka los instantes que hacen cuestionarte a ti
si estás en el lugar en el que ni yo te creí.
¿Estás de más? Tú di. ¿Estás de más? Tú di.

Mi calle es el todo rap en inglés que no entendí;
las múltiples palabras que pasean por aquí.
Cifra víctima del redondeo que conforma π:
Tendrás que hablar por ti.)

Datos de esta canción

LOS ALTOCÚMULOS es una canción de Menuda Coincidencia del año 2011, este tema está incluido dentro del disco El Nefelibata. Agradecemos a zyck por haber sudido la letra de Los Altocúmulos.