Disquito de musica.com

LETRA

El hombre se pone viejo
cuando se arrugan sus sueños.
Agotado en mil empeños,
por terreno desparejo.
El amanecer complejo,
Cada día en la estacada.
Sobrevive a esta celada,
y la corta de raíz,
quien se atreve a ser feliz
con un poco más que, nada.

Y no escuchen la campana,
que al futuro da el caudal.
Disfrutando el tiempo actual
será más lindo el mañana.
Tampoco aquél que se ufana
de algún pasado esplendor.
Hay que ser buen perdedor,
si es que algo hubieran perdido,
porque del tiempo vivido,
siempre hay que ser ganador.

De esto se trata vivir,
al menos la vida mía,
entre música y poesía,
y no pienso transigir.
En el todo descubrir,
eso que realmente importa,
pues señores, nada aporta,
el bramar de la tribuna,
recuerden: la vida es una,
y para peor es muy corta.

En el tren de la alegría,
hacia el futuro perfecto,
no alcancé a sacar boleto,
porque nocturno no había.
Así, junté unas poesías,
y me largué a caminar.
Con la esperanza de hallar,
quien mis sueños comprendiera,
un poco, aunque más no fuera,
y se atreviera a soñar.

El anzuelo está tirado,
espero algo bueno pique,
y que luego no se achique,
una vez que se haya aireado.
Los sueños son al contado,
y cotizan de verdad.
Y poco importa la edad,
ni el tiempo de realizarlos.
¡Lo que interesa es soñarlos,
no que se hagan realidad!