Disquito de musica.com

LETRA

Noche de cavilaciones
que se llena mi entender,
mientras veo amanecer,
me olvido de otras cuestiones.
Cosa inmensa las canciones,
que inundan mi palpitar.
El aplauso hace pesar,
la responsabilidad,
que la entrega de verdad,
hace al pueblo vibrar.

Maravilloso resulta,
compartir vida y folclor,
también un poco de amor,
aunque haya que pagar multa.
Prolífica la consulta,
sobre métrica y poesía.
Absoluta vida mía,
este y todos los momentos,
reforzando filamentos,
que me atan a esta porfía.

Soy de la gente inferior,
los músicos y poetas.
Soy lana entre los profetas,
de la mente superior.
Yo no le temo al amor,
ni respondo a su rutina.
La cornisa más se afina,
y tengo confianza plena,
que escribir es mi condena,
mi bienestar y mi ruina.

Tengo requete asumido,
mi rol en la sociedad,
reniego la vaguedad,
de un halago mal habido.
No doy por sobre entendido,
ni el más frío y duro verso.
Con las ánimas converso,
al diablo no le doy bola,
y por si mete la cola,
con el Barba me refuerzo.