BENEFICIOS DE LA MÚSICA PARA CORRER

Según diversos estudios, la música y correr son dos disciplinas cuya combinación resulta claramente beneficiosa.
Veamos algunas de las ventajas más importantes de correr con música:

La música aumenta nuestra motivación

Beneficios de la música para correr
Todos hemos podido contemplar en alguna retransmisión televisiva a algún atleta con los auriculares puestos mientras realiza sus rutinas de calentamiento en los momentos previos a una competición. La elección de una buena lista de música puede resultar clave en nuestro éxito. Como ejemplo podemos citar el caso de uno de los mejores fondistas de la historia, Haile Gebrselassie, que competía siempre con la canción de Scatman, que se adaptaba perfectamente al ritmo de su zancada y que le ayudó de manera decisiva a alcanzar algunos de los mayores éxitos deportivos de su carrera. Incluso en alguna ocasión Gebrselassie llegó a pedir a los responsables de la megafonía de los estadios que pusieran esa canción en mitad de su carrera.
Asimismo, el efecto de relajamiento que nos produce la música adecuada, ayuda a calmar los nervios propios de los momentos previos a la competición.

La música ayuda a evitar la aparición de lesiones

La audición de música suave durante la sesión de estiramientos posterior a un gran esfuerzo nos ayuda a relajarnos, mejorando la capacidad de distensión de nuestros músculos y ayudando así a evitar la aparición de contracturas y sobrecargas.

La música minimiza la sensación de fatiga

Beneficios de la música para correr
El prestigioso psicólogo deportivo C. Karageorghis, que lleva 25 años en el estudio de la relación entre música y deporte, ha llegado a unas conclusiones muy sorprendentes. Según él, la música tiene el poder de incrementar el rendimiento de un deportista hasta un 15 %, algo que se ha llegado a denominar como “doping mental”: nuestra mente se distrae y sufrimos menos con el esfuerzo realizado. La música nos hace percibir el paso del tiempo de manera diferente… nada resulta tan desmotivador como mirar al cronómetro y ver que los segundos pasan muy despacio. Cuando escuchamos música, percibimos el tiempo de forma distinta y su ritmo parece gobernar las agujas de nuestro reloj interno.
Asimismo la música tiene un efecto positivo en nuestro sistema circulatorio: en el Centro Médico de la Universidad de Maryland (EE.UU.) se ha demostrado que el diámetro de los vasos sanguíneos se amplia con la audición de música, posibilitando así una oxigenación mayor al realizar deporte.

La música ayuda a mejorar nuestro ritmo de zancada

La música sincroniza nuestras acciones: un estudio del propio C. Karageorghis del año 2008 descubre que el esfuerzo y el cansancio disminuyen si los ejercicios repetitivos sincronizados se realizan con la música adecuada.
Por otra parte, investigadores de la Universidad de Gante, Bélgica, han demostrado que aunque nuestro sistema auditivo sólo puede distinguir cambios en el tempo de la música que sean superiores al 4%, sin embargo para nuestras piernas este cambio sí resulta perceptible. Por tanto la música tiene la capacidad de modificar, aumentándolo, nuestro ritmo de zancada.

La música nos hace compañía

Salir a entrenar con amigos siempre que se pueda es algo recomendable para poder socializar y no caer en el tedio. Pero eso no siempre es posible y, si entrenas solo, correr con música ayuda a que el ejercicio resulte menos monótono.

Links relacionados

Vídeo de Eye of the Tiger - Rocky III
Vídeo de Scatman

Compartir 'Beneficios de la música para correr'

compartir en facebook
compartir en twitter

Más Artículos